El 80% de los niños españoles quiere ahorrar dinero y casi un tercio usan las nuevas tecnologías para vigilar su capital

  • 09-05-2019

  • 4 minutos

El 80% de los niños españoles quiere ahorrar dinero y casi un tercio usan las nuevas tecnologías para vigilar su capital

El 80% de los niños españoles cree que ahorrar no sólo es algo bueno sino que es lo correcto y un 66% cuentan con una cuenta de ahorro en un banco, según se desprende de la segunda edición del informe VOICES, de AXA IM, que ha analizado el comportamiento en ahorro e inversión de una muestra de 120 niños españoles.

Más de la mitad de los niños con dinero (59%) recibe una paga regular. De media un niño recibe semanalmente 11,40€ de paga. Las huchas siguen siendo el vehículo de ahorro favorito de los niños para depositar su efectivo: un 58% de los encuestados utilizan este sistema de ahorro y el mismo porcentaje (58%) lo deposita en su cuenta de ahorro.

Un poco más de un quinto de los niños encuestados que tienen dinero (21%) dice que consigue su dinero como recompensa por realizar tareas, y sorprendentemente, un 8% gana su dinero vendiendo cosas. Además el 45% asegura que prefiere recibir cash que un regalo.

Los niños que ahorran muestran el deseo de comprometerse con su dinero. El 83% de los niños, con edades entre los 8 y los 15 años, comprueba cuanto dinero tiene. Un 43% cuenta su dinero en efectivo por sí mismos, mientras que un 18% de los ases de la tecnología usa la banca online para comprobar sus ahorros regularmente, y un 12% usa la banca móvil. Otro 12% comprueba su saldo en el cajero. Un gran numero de ellos (43%) confía en sus padres para que les digan cuanto dinero tienen.

«Los datos son optimistas, reflejan que los niños españoles ya están comprometidos financieramente. Casi la mitad prefiere recibir efectivo que un regalo sorpresa, lo que puede significar que destinen ese dinero al ahorro. Además muchos comprueban el estado de su finanzas utilizando variedad de recursos. La educación será fundamental para conseguir que la próxima generación se comprometa, pero sin lugar a duda quedan cosas por hacer en las escuelas. Existe la oportunidad real de enseñar a niños y jóvenes el valor y los beneficios de pensar en ahorrar e invertir a largo plazo».

Beatriz Barros de Lis, Directora General de AXA IM en España

Beatriz Barros de Lis, Directora General de AXA IM en España.

¿Estamos criando una nación de ahorradores y potenciales inversores?

Los niños españoles comprenden que puedes obtener un rendimiento mayor si estás dispuesto a esperar. Cuando se les preguntó si preferían tener dos euros dentro de tres semanas a un euro hoy, el 62 % contestó que preferiría lo primero.

“Los niños en España parecen estar desarrollando una conciencia de entender la importancia del largo plazo que bien canalizada podría convertirles en potenciales inversores en el futuro. Sin duda para canalizar esta inquietud, como país tenemos que invertir en la Educación Financiera”.

Beatriz Barros de Lis, Directora General de AXA IM en España

Sin embargo, cuando se les preguntó qué harían con una suma de dinero, casi la mitad (48%) dijo que la pondría en un lugar seguro más que gastar el dinero o dárselo a un amigo con la esperanza de tener más dinero dentro de unos meses, lo que simularía el concepto de inversión. Cuando los resultados se extrapolaron por género, las chicas son más cautas, y un 52% dice que la pondría en un lugar seguro, comparado con un 44% de los chicos.

“Esto demuestra que la idea de no asumir riesgos con el dinero está presente desde temprana edad. Los niños parecen reflejar los hábitos de sus padres, por ejemplo, en su tolerancia al riesgo. Si podemos inculcar una mejor comprensión del manejo del dinero a una edad temprana, aquello les permitirá́ más tarde tratar el dinero con menor ansiedad y mayor confianza”.

Beatriz Barros de Lis, Directora General de AXA IM en España

Necesidad de educación financiera: aprenden de finanzas de sus padres

Hay una clara conexión entre la actitud de un niño hacia el riesgo y la de sus padres, que además tienen una elevada aversión al riesgo, ya que, tal y como reflejó la primera parte del estudio, un 79% conserva su dinero en efectivo.

Los padres son la fuente principal a la hora de aprender a manejar sus finanzas y a ganar conciencia sobre la importancia del ahorro. Las dos principales razones por la que los padres tratan de incentivar que sus hijos ahorre son: enseñarles a habilidades de gestión de dinero, para un 59% de los padres encuestados, y ayudarles a ahorrar de cara a su futuro, para un 46%. Según los niños, las dos principales razones por las que ellos creen que ahorran, son para aprender acerca del dinero (60%) y en segundo lugar, para pagarse pequeños caprichos (50%.)

“Es muy positivo que los padres españoles estén enseñando a sus hijos la importancia del ahorro, se trata de desarrollar la conciencia de sacar el máximo partido a nuestros recursos para tener una red de seguridad económica para imprevistos. Sin duda uno de los retos como sociedad es llevar esta educación financiera también a las escuelas. Hacer que las generaciones más jóvenes piensen en el dinero y en su valor a temprana edad puede demostrar ser muy valioso más tarde en la vida. Por ejemplo de cara a prepararnos para nuestra jubilación”.

Beatriz Barros de Lis, Directora General de AXA IM en España

Por otra parte, el ahorro de los más pequeños puede hasta contribuir a la seguridad financiera del hogar. Casi la mitad de los padres (46%) confiesa que ha tomado prestado el dinero de sus hijos en alguna ocasión.

El futuro de la inversión es responsable

El reciclaje y la protección del medioambiente son el camino hacia un futuro mejor, según los niños españoles. Para hacer del mundo un lugar mejor, el 36% de los niños dijo que ellos creían que la mejor opción era reciclar plástico y vidrio, para mantener el mundo limpio. Ser amables con los demás, quedó en segundo lugar con un 34%, mientras que un 20% creía que cuidar de los animales para garantizar su seguridad era un asunto prioritario.

Cuando se les preguntó en qué invertirían si pudieran, el 35% de los niños entrevistados dijo que ellos pondrían su dinero en algo que curara las enfermedades. Eso sí, con una mentalidad de generar retornos, como refleja el hecho de que un 16% aseguraba que quería invertir en algo que ayudara a aumentar su dinero.

“Sin duda esta conciencia de responsabilidad de los niños españoles apunta que el día de mañana, de convertirse en inversores, podrían decantarse por la inversión responsable. A travésde la inversión podemos conseguir generar cambios positivos para la sociedad: la inversión ayuda al crecimiento, estimula la innovación y ayuda a desarrollar infraestructuras. Será necesario también incluir estos aspectos en el temario de la educación financiera de los ciudadanos. Desde AXA IM tenemos los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno en nuestro ADN y los aplicamos en todo lo que hacemos. De hecho, nuestra vocación como gestora en España es ofrecer a los inversores, también a los del futuro, las soluciones que necesitan hoy para construir juntos un futuro mejor”.

Beatriz Barros de Lis, Directora General de AXA IM en España