¿A dónde vamos…?

  • 28-06-2018

  • 2 minutos

Ya han pasado prácticamente diez años desde la crisis de 2008, diez años de crecimiento relativamente sostenido, con algún pequeño bache allá por el 2012 y la desaceleración China en 2015. Pero sin duda, estos últimos compases, han sido excepcionales, hasta llegar al momento actual, momento en el que se están empezando a plantear ciertas dudas sobre la capacidad de seguir creciendo de la economía mundial antes de retomar un nuevo ciclo bajista.

Expansiones económicas más largas de la historia (EEUU)

Fuente: Economic Cycle Research Institute (actualmente aún en expansión)

Con el objetivo de ver mejor los cambios que están teniendo lugar en la economía y los mercados a nivel global, vamos a apoyarnos en algunos gráficos que analizaremos a continuación. En primer lugar, si echamos la vista atrás, nos encontramos desde 2009 un índice MSCI World que no ha dejado de crecer.

MSCI World Index

Fuente: MSCI

Si nos centramos en los últimos años, vemos que desde 2015, no sólo es que no ha dejado de crecer, si no que lo hecho de forma constante y continua, sin sobresaltos. Esta situación, entrado 2018 parece haber llegado a su fin, se puede observar en el propio gráfico y no sólo eso, hay otro gráfico mucho más ilustrativo respecto a la volatilidad que ha vuelto a los mercados, poniendo fin a estos años de extrema complacencia.

Días con movimientos superiores al 1% en el S&P 500

Fuente: Time-Data Trek

Realmente, la volatilidad per se no representa un gran problema, siempre y cuando se tenga consciencia de la misma. El problema actualmente, reside más bien en el regreso de la volatilidad, en un escenario altamente sobrevalorado, como es el actual. Encontramos en el mercado ratios anormalmente desorbitados que nunca antes se habían encontrado en estos niveles. Éstas valoraciones tan altas, junto con el sentimiento alcista que acarreamos tras una época de bonanza tan sostenida, son los ingredientes perfectos para un cóctel explosivo. Según el premio nobel Robert Shiller, actualmente el mercado cotiza a más de 30 veces beneficio, cuando históricamente, lo había hecho a unas 16 de media.

Price/Earnings Ratio del mercado

Fuente: Time – Robert Shiller

Todo indica que el mercado está sobrevalorado, tenemos actualmente al señor Trump, instigando a China a enfrentarse en una guerra comercial, y una curva de tipos cada vez más plana en EEUU. No es que se trate de un indicador que condicione con exactitud la entrada a un ciclo bajista, pero históricamente, lo ha hecho.

La situación es la que es, pero parece que los mercados se resisten a cambiar de rumbo a pesar de que hay fuertes indicios de ello. Pero como decía Keynes, «Los mercados pueden mantener su irracionalidad más tiempo del que tú puedes mantener tu solvencia». Podría parecer que este artículo pretende ser un tanto catastrofista, nada más lejos de la realidad, el objetivo último más bien es el de recordarnos algo, que tras un ciclo tan largo se nos puede olvidar, y es que si invertimos mirando el retrovisor, nos podemos dar de frente con un muro.