¿En qué activos, sectores y áreas invertir el próximo año? Perspectivas 2018

Como cada año, las gestoras de fondos y otras entidades publican en estas fechas las perspectivas sobre los distintos activos de cara a 2018, señalando en cuáles ven un mayor potencial de revalorización. A continuación, presentamos un resumen con la opinión de varias casas.

Comenzamos señalando que Deutsche Bank prevé que la economía mundial crezca un 3,8% en 2018. Las principales conclusiones que saca son las siguientes:

  • La entidad se muestra optimista sobre el crecimiento en EEUU (2,3%), Zona Euro (2,0%), Japón (1,5%) y las economías emergentes (5,2%) para el próximo año.
  • Prevé que la economía española crezca un 2,5% y continúe siendo una de las de mayor desarrollo en la Zona Euro.
  • El banco considera que la Reserva Federal subirá los tipos en EEUU tres veces hasta diciembre de 2018 y el Banco Central Europeo finalizará su programa de compra de deuda en la segunda mitad del año.
  • En este contexto, Deutsche Bank presagia un buen rendimiento de la renta variable europea y emergente, mientras que los índices americanos tendrían un recorrido más limitado.
  • Prevé que la fortaleza inicial del dólar se moderará hacia el cierre del año y el precio del petróleo se mantendrá por debajo de los niveles actuales en un rango de $50-$55.
Gestora Puntos clave
Allianz GI
  • La protección del poder adquisitivo seguirá siendo una prioridad
  • Los cambios demográficos también están remodelando las industrias y los mercados.
  • Ideas de inversión para 2018: petróleo, renta variable europea, algo de deuda de mercados emergentes, sectores de banca en Estados Unidos, tecnología e infraestructuras en Asia.
BlackRock
  • Renta variable estadoundiense: factores de valor y momentum, financieras, tecnológicas y con crecimiento de beneficios.
  • Europa: crecimiento sostenible y beneficios sólidos que apoyan a las empresas cíclicas.
  • Emergentes: las zonas preferibles son Asia (como India) y Brasil. Cautelosos con México.
Capital Group
  • Las perspectivas para el sector tecnológico para 2018 son buenas. Las valoraciones de las empresas están en línea con los fundamentales.
  • Hemos integrado la tecnología en nuestra vida diaria, lo que ha favorecido que las empresas puedan ofrecer unos resultados más uniformes.
Credit Suisse
  • Los millennials se perfilarán como una fuerza decisiva en los planos económico, social y político.
  • Prioridad a la renta variable frente a la deuda corporativa.
  • Dentro de los desarrollados, mercado de Japón y Suiza los que tienen mayor potencial.
  • Apuestan por el sector salud, telecomunicaciones, industrial y financiero.
  • Deuda emergente en divisa local.
ETF Securities
  • El precio del oro será generalmente plano en 2018.
  • El repunte del paladio flaqueará, pero el platino y la plata tendrán un gran rendimiento.
  • Aumenta la demanda de litio, cobalto y otros elementos terrestres poco frecuentes.
  • El petróleo se debilita a medida que el enfrentamiento entre EE. UU. y la OPEP continúa.
Fidelity

Renta variable estadounidense (Ángel Agudo)

  • Lejos de estar barata.
  • Los bancos nunca han estado mejor capitalizados.
  • Las empresas energéticas han descubierto una nueva discriplina financiera.
  • El gestor busca inversiones que posean rasgos anticíclicos.

Renta fija (Charles Mckenzie)

  • La deuda corporativa está cara… los bonos investment grade son los mejor colocados
Flossbach von Storch
  • Renta variable: permanece como la clase de activo con mejor relación de oportunidad y riesgo.
  • Renta fija: debería permanecer estable. A sujuicio,
    no existen motivos para un cambio substancial en los tipos de interés.
Janus Henderson
  • Oportunidades en la posición corta en áreas de productos de primera necesidad de Estados Unidos.
  • Empresas y franquicias que registran un buen crecimiento bruto.
  • Minimizando el riesgo de duración.
  • Priorizando la deuda pública australiana frente a la del resto del mundo.
Julius Baer
  • Renta fija: favorecen las estrategias sin restricciones. Atractivo de los pagarés de alto rendimiento protegidos con capital. Para posiciones largas, oportunidades en los mercados emergentes de divisa fuerte, bonos bancarios convertibles contingentes y vinculadores de inflación.
  • Renta variable: acciones europeas, financieras y tecnológicas. Añaden acciones de energía y de Japón. Evitan los proxies de bonos, como los productos básicos de consumo. En los mercados emergentes, Asia y la tecnología son clave.
Lazard
  • Las bolsas emergentes siguen ofreciendo oportunidades de inversión atractivas.
  • La deuda de los mercados emergentes se encuentra en las primeras etapas de un mercado alcista, respaldado por mejoras en los fundamentales y las condiciones económicas globales.
Legg Mason Global AM
  • Renta fija y renta variable emergente, bolsa china, infraestructuras en la India y valores estadounidenses.
  • Firmas estadounidenses de los sectores energético, de salud y financiero (excluyendo los bancos), así como ciertos valores del sector del consumo básico.
  • Acciones internacionales del universo desarrollado superarán a las estadounidenses.
  • Small caps estadounidenses: sector industrial estadounidense, sectores de defensa y de construcción.
M&G
  • Los segmentos del mercado que se han visto claramente beneficiados por un entorno de tipos bajos podrían mostrarse vulnerables ante los cambios en las percepciones de riesgo de los inversores.
Unigestion
  • El ajuste de los bancos centrales debería ser menos preocupante si se reduce la exposición a los activos sensibles a la duración.
  • Mantener o aumentar la exposición a renta variable y materias primas podría beneficiarse de una aceleración de la inflación.
  • Las estrategias de valor relativo tienen la capacidad de generar retornos no direccionales.

Allianz GI: Para 2018 petróleo, renta variable europea, banca estadounidense…

La reversión gradual de las políticas monetarias expansivas, a diferentes ritmos en el mundo, requerirá que algunos inversores ajusten sus enfoques. La protección del poder adquisitivo seguirá siendo una prioridad ya que la inflación oficial subestima los costes del mundo real.

  • Los ajustes a la política monetaria serán lentos y esperan que los tipos de interés se mantengan bajos, por lo que la represión financiera debería continuar. Los inversores deben permanecer cautos sobre el impacto de la inflación.
  • Esperan que la volatilidad en general permanezca relativamente débil, pero las políticas cambiantes y cualquier déficit asociado de liquidez podrían desencadenar picos de volatilidad que podrían presentar oportunidades.
  • Los políticos populistas con puntos de vista antiglobalización podrían crear serios contratiempos a largo plazo para las economías y los mercados.
  • La disrupción será un tema importante en 2018, pero es más que una tendencia tecnológica: los cambios demográficos también están remodelando las industrias y los mercados.
  • En un entorno de baja volatilidad marcado por la disrupción y los riesgos geopolíticos, la gestión activa, incluido el análisis fundamental y un enfoque centrado en factores medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG por sus siglas en ingles), será crucial para encontrar el potencial de retorno y gestionar el riesgo.
  • Ideas de inversión para 2018: petróleo, renta variable europea, algo de deuda de mercados emergentes, sectores de banca en Estados Unidos, tecnología e infraestructuras en Asia.

BlackRock:  la actual expansión económica puede durar más de lo que muchos creen

Consideran que la actual expansión económica puede durar más de lo que muchos creen, aunque ven menos margen para que se produzcan sorpresas al alza en el crecimiento que impulsen los activos de riesgo en 2018.

Dentro de la renta variable estadounidense, señalan que los beneficios son fuertes y la rebaja de los impuestos a las empresas podría ayudar a que esto siga siendo así. Le gustan los factores de valor y momentum, financieras, tecnológicas y con crecimiento de beneficios.

En Europa, ven un crecimiento sostenible y unos beneficios sólidos que apoyan a las empresas cíclicas. La fortaleza del euro juega un papel importante en los beneficios empresariales, pero creen que no debería perjudicar esta buena tendencia.

Están positivos en Japón, beneficiado por la política del Banco Central y la demanda doméstica, aunque la fortaleza del yen podría suponer un riesgo.

Por la parte de los mercados emergentes, las acciones se ven beneficiadas por las reformas económicas, mejora de los fundamentales corporativos y valoraciones razonables. El crecimiento de los mercados desarrollados también les beneficia. Dentro de los riesgos, destacan una subida del dólar, elecciones y tensiones en acuerdos comerciales. Las zonas que prefieren son Asia, por ejemplo India, y Brasil. Se mantiene cautelosos con México.

Dentro de la renta fija, infraponderan los bonos gubernamentales estadounidenses y europeos y el crédito europeo. Se mantienen netrales en crédito estadounidense, deuda emergente y renta fija asiática.

Fidelity: Los bancos estadounidenses nunca han estado mejor capitalizados

Ángel Agudo, gestor de fondos de renta variable estadounidense en Fidelity señala que el mercado estadounidense lleva casi diez años inmerso en una espiral alcista y las valoraciones están lejos de ser baratas. Los márgenes totales de beneficios en los distintos sectores se encuentran cerca de sus máximos históricos. Además, las empresas han aprovechado los tipos de interés cercanos a cero para acumular deuda.

Para las empresas que generaban rentabilidades considerables y contaban con modelos de negocio más seguros, endeudarse era lo correcto.

Por consiguiente, ahora encontramos un amplio conjunto de empresas que o bien están caras por valoración o bien tienen valoraciones razonables y modelos de negocio sólidos, pero balances menos saneados.

También hay sectores donde las empresas han sido más prudentes, a tenor de los errores pasados; por ejemplo, los bancos nunca han estado mejor capitalizados y las empresas energéticas han descubierto una nueva disciplina financiera.

En general, busca inversiones que posean rasgos anti cíclicos, generen flujos de caja estables y se caractericen por unos balances despejados.

Charles Mckenzie, CIO de inversiones del área de Renta Fija, comenta que la deuda corporativa está cara… los bonos investment grade son los mejor colocados, pero hay que escoger juiciosamente. La compresión de los diferenciales a ambos lados del Atlántico y en Asia supone que hay menos oportunidades regionales para aprovechar que en años anteriores. Sin embargo, la deuda de los mercados emergentes ofrece un recorrido alcista aceptable por el hecho de estar más próxima a la calidad investment grade y contar con un abanico más amplio de características de riesgo y catalizadores de mercado. Las clases de activos como los híbridos también ofrecen oportunidades y presentan rendimientos comparables a los mercados de bonos high yield tradicionales, pero con el riesgo de crédito subyacente de los bonos investment grade.

Flossbach von Storch: la renta variable, la clase de activo con mejor relación de oportunidad y riesgo

Por la parte de renta variable, a su juicio, permanece como la clase de activo con mejor relación de oportunidad y riesgo. Esto no significa que excluyan una corrección en los próximos meses, si bien no han identificado por ahora ningún detonante que pueda provocarla. Un factor de riesgo potencial podría ser China, donde el nivel de endeudamiento se incrementa a pasos agigantados. A pesar de ello, confían en que el gobierno central de China tiene músculo para contrarrestar los efectos en el caso de una recesión o crisis.

En los últimos meses, la volatilidad ha continuado disminuyendo en las bolsas. Esto ha sido el detonante que ha servido para atraer la atención de inversores de rápida reacción (sistemas automatizados de operativa en mercado) que definen riesgo en base a volatilidad. Si el mercado corrigiera con claridad provocaría una reacción en cadena de los sistemas automatizados de inversión, los cuales abandonarían rápidamente las bolsas e impulsarían así una tendencia bajista.
Hay que prestar atención y, llegado el caso, identificar las oportunidades de compra.

Por la parte de renta fija, el potencial de rentabilidad en el mercado de renta fija debería permanecer estable. A su juicio, no existen motivos para un cambio substancial en los tipos de interés. Para los inversores en esta clase de activo, la situación invita a un enfoque oportunista y a esperar con paciencia las oportunidades de inversión que aparezcan; motivadas, entre otros factores, por las discusiones que preconizan un cambio de tipos y que pueden provocar altibajos en los mercados de capitales.

Capital Group: claves para el sector tecnológico en 2018

Desde Capital Group señalan que las valoraciones de las empresas tecnológicas están en línea con los fundamentales. Si nos fijamos en los beneficios y la capitalización de mercado del sector de la tecnología de la información como porcentaje del índice S&P 500, las valoraciones se sitúan actualmente en línea con los beneficios registrados por las empresas tecnológicas. El nivel de volatilidad se sitúa cerca de sus mínimos históricos. Hemos integrado la tecnología en nuestra vida diaria, lo que ha favorecido que las empresas puedan ofrecer unos resultados más uniformes. El efecto disruptivo de la tecnología está aún en sus primeras fases. El efecto disruptivo de la tecnología en el sector de ventas al por menor, del que Amazon constituye el principal exponente, ha sido un tema de inversión principal en los últimos años. Por otro lado, las empresas de la economía del conocimiento se han convertido en líderes mundiales.

Sector tecnológico: 5 claves para invertir en 2018

Credit Suisse: los millennials se perfilarán como una fuerza decisiva en los planos económico, social y político

Incluso después de un año en el que los activos de riesgo han registrado unas rentabilidades excepcionalmente positivas, los responsables de estrategia de inversión de Credit Suisse consideran que los mercados bursátiles mundiales cuentan con un mayor potencial alcista de cara a 2018, a medida que el sólido crecimiento económico impulse los beneficios e incremente la confianza. Esto debería propiciar unos mayores flujos de entrada en los mercados de renta variable. La retirada de liquidez por parte de los bancos centrales constituye el principal desafío, especialmente en los últimos meses de 2018.

Credit Suisse pone especial atención a los millennials, así como sus prioridades. Dado que el 50% de la población mundial tiene menos de 30 años, esta generación se está convirtiendo en una fuerza muy influyente en el mundo.

  • Credit Suisse suele priorizar la renta variable frente a la deuda corporativa. Se espera que en 2018 los mercados bursátiles emergentes generen unas rentabilidades totales de doble dígito moderadas, y las perspectivas son
    especialmente alentadoras para los valores de pequeña capitalización. En los mercados desarrollados, los mercados de renta variable de Japón y Suiza son los que tienen mayor potencial. A escala sectorial, las mejores perspectivas se concentran en los sectores de salud, de telecomunicaciones, industrial y financiero. Las acciones del sector inmobiliario de la zona del euro también brindan oportunidades interesantes para los inversores, dado que siguen presentando unas rentabilidades elevadas.
  • En lo referente a la renta fija, Credit Suisse espera que los rendimientos de los bonos en la mayoría de mercados desarrollados aumenten de forma moderada, mientras que deberían mostrar una evolución plana en Estados Unidos (alrededor del 2,7%). En los mercados emergentes, apreciamos una especial preferencia por la deuda denominada en divisa local, en vista del elevado carry que sigue presentando, así como de su potencial de mayores recortes de los tipos de interés en los diferentes mercados.
  • En cuanto a las divisas, las medidas de normalización monetaria de la Reserva Federal podrían estabilizar la tendencia del dólar, pero el probable ajuste al alza de los rendimientos en Europa apunta a que el euro podría seguir apreciándose.
  • En materias primas, el sólido crecimiento económico debería seguir apuntalando la demanda de esta clase de activos y sus precios, y el petróleo se negociará en una horquilla limitada.

Janus Henderson: minimización del riesgo de duración y tendencias de largo plazo

Por parte de Henderson, vemos las perspectivas de Luke Newman, gestor del fondo Henderson Gartmore UK Absolute Return y Nick Maroutsos, co-gestor de la estrategia Absolute Return Income.

Según Luke Newman 2018 será un caso de “más de lo mismo” si se compara con 2017, pero con una gran excepción. El desglose en la correlación que hemos visto entre precios de acciones y mercados de bonos dará a los selectores de valores una gran oportunidad, especialmente en la parte corta de la cartera.

Destacaría tres temas para la estrategia a medida que entremos en 2018:

  • Identifican grandes oportunidades en la posición corta en áreas como en los productos de primera necesidad en Estados Unidos.
  • Encuentran empresas y franquicias que registran un buen crecimiento bruto (superando las expectativas de sus mercados finales y de las economías), por lo que respaldan estos negocios de forma significativa en el libro principal.
  • Y finalmente en el ámbito del suministro de las industrias y sectores, lo que está demostrando ser muy productivo para nosotros.

Según Nick Maroutsos: una temática que estamos observando de cerca es el potencial de una mayor volatilidad. Por tanto, esperan que el posicionamiento en la duración sea un factor importante a la hora de gestionar carteras de renta fija en 2018. Creen que un sesgo hacia la minimización del riesgo de duración (tipo de interés) seguramente sea la opción más prudente.

Creen que el BCE continuará lidiando con la efectividad de su programa de relajación cuantitativa. Esperan que el crecimiento y la inflación europeos permanezcan débiles en términos históricos en un contexto marcado por las rigideces estructurales en los mercados de trabajo y de productos, especialmente en las regiones periféricas.

A pesar del escaso crecimiento, los reducidos niveles de inflación y la política monetaria laxa, consideran que las oportunidades en materia de renta fija se encuentran limitadas.

Esperan seguir evitando Europa, dada la incertidumbre en torno a la campaña del brexit, las escasas rentabilidades y los limitados beneficios empresariales. Están especialmente preocupados por el sector bancario europeo, que históricamente no ha tenido mucho éxito en la recaudación de capital nuevo o en la liquidación de préstamos tóxicos. Continúan priorizando la deuda pública australiana frente a la del resto del mundo, especialmente debido a que los bonos australianos registraron una rentabilidad inferior a los de Estados Unidos en el tercer trimestre.

También les gustan los emisores asiáticos con importancia sistémica y una elevada calificación, como por ejemplo las entidades vinculadas al Estado de los sectores energético, de telecomunicaciones y bancario, y los bancos estadounidenses «demasiado grandes para caer», cuya deuda debería verse apuntalada por un marco regulatorio cada vez más sólido centrado en una menor asunción de riesgo y mayores requisitos de capital.”

ETF Securities: el precio del oro será generalmente plano en 2018

James Butterfill, Director de Análisis y Estrategias de Inversión en ETF Securities comenta que el sector de las materias primas tiende a seguir los cambios estructurales en tecnología y crecimiento: la agricultura constituyó la mayor parte del mercado de materias primas en el siglo XVIII, el acero y el carbón lo hicieron durante la posterior revolución industrial, y el petróleo imperó durante el último siglo. Ahora nos encontramos en un punto de inflexión para una nueva generación de materias primas impulsado por tecnologías relacionadas con los temas de eficiencia energética, automatización y cambio climático, que probablemente serán centrales para la demanda.

Los productos afectados incluyen el litio y el cobalto, ambos esenciales para la producción de baterías. El cobalto y el litio ya experimentaron alzas de precios en 2017.

Otras conclusiones de perspectivas de ETF Securities:

  • El precio del oro será generalmente plano en 2018.
  • El repunte del paladio flaqueará, pero el platino y la plata tendrán un gran rendimiento.
  • Aumenta la demanda de litio, cobalto y otros elementos terrestres poco frecuentes.
  • El petróleo se debilita a medida que el enfrentamiento entre EE. UU. y la OPEP continúa.

Julius Baer: en renta variable, se limitan a las acciones europeas, financieras y tecnológicas

Según Julius Baer, la economía global seguirá avanzando durante 2018, aunque con cierta dificultad, con la próxima recesión acechando hacia finales de 2019 o en 2020. La inflación se mantendrá controlada, impulsada por los salarios. Gracias a la continuación de políticas monetarias favorables, la renta variable sigue siendo la clase de activos de preferencia, mientras que los precios de la renta fija son «demasiado buenos para ser verdad». El hecho de que la actividad regulatoria haya alcanzado ya cotas máximas, con el gobierno de Estados Unidos no favorable a añadir nueva normativa, supone un comodín positivo en el crecimiento económico y la percepción de los inversores.

  • Mercado de divisas: El dólar estadounidense puede haber alcanzado un pico cíclico, pero aún le queda algún beneficio a corto plazo. Por el contrario, algunas monedas europeas, como el euro y la libra esterlina, podrían suavizarse.
  • Renta fija: Dado los niveles de rentabilidad todavía muy bajos, favorecen las estrategias sin restricciones, y destacan el atractivo de los pagarés de alto rendimiento protegidos con capital. Para las posiciones largas simples, existen oportunidades en los mercados emergentes de divisas fuertes, bonos bancarios convertibles contingentes y vinculadores de inflación.
  • Renta variable: Se limitan a las acciones europeas, financieras y tecnológicas. Añaden acciones de energía y de Japón, pero evitan los proxies de bonos, como los productos básicos de consumo. En los mercados emergentes, Asia y la tecnología son clave.
  • Materias primas: Si bien no compran en de forma generalizada, creen que es hora de comprar oro a bajo precio, a medida que aumentan las incertidumbres más allá de 2018.
  • Análisis técnico: Las acciones individuales ofrecerán amplias oportunidades, además de comprar acciones japonesas en general y buscar un repunte del dólar estadounidense.
  • Next Generation: Se están centrando en la disrupción digital y la movilidad eléctrica, pero evitan las criptomonedas.

Lazard: perspectivas para la renta fija y renta variable emergentes

James Donald, gestor de renta variable emergente de Lazard Asset Management señala que las bolsas de los mercados emergentes han experimentado un fuerte repunte en los últimos dos años, pero creen que aún continúan ofreciendo oportunidades de inversión atractivas, especialmente en comparación con los mercados desarrollados. Apoyadas en un mayor crecimiento mundial, precios de materias primas más estables y menor inflación, las empresas de mercados emergentes están acelerando el aumento de sus beneficios, sus flujos de efectivo y sus rendimientos sobre el capital (ROE).

Denise Simon, gestora de renta fija de Lazard Asset Management comenta que la deuda de los mercados emergentes también se ha recuperado en los últimos dos años, registrando un sólido desempeño en términos absolutos y en relación con otras clases de activos de renta fija. Creen que esto ha marcado un punto de inflexión para la deuda emergente, que sale de un mercado bajista caracterizado por la ampliación de los diferenciales de crédito y las importantes depreciaciones de las divisas. Consideran que la deuda de los mercados emergentes se encuentra en las primeras etapas de un mercado alcista, respaldado por mejoras en los fundamentales y las condiciones económicas globales.

Es importante destacar que la mejora de los fundamentos también ha sido respaldada por valoraciones atractivas. Consideran que las valoraciones de deuda de los mercados emergentes son generalmente atractivas, especialmente en términos de moneda local. El reciente aumento del rendimiento de las monedas locales ha sido el resultado de la
debilidad del dólar estadounidense, en lugar de un aumento de las valoraciones. Los tipos de cambio efectivos reales permanecen por debajo de sus promedios a largo plazo y son más atractivos como resultado de la convergencia de las tasas de inflación en los mercados emergentes y desarrollados.

Legg Mason Global AM: renta fija y renta variable emergente, bolsa china, infraestructuras en la India y valores estadounidenses

Según Legg Mason Global Asset Management y sus filiales, la renta fija y la renta variable emergente, la bolsa china, las infraestructuras en la India y los valores estadounidenses son las temáticas en las que los inversores podrían centrarse en 2018. 

Si bien muchos de estos activos —en concreto, la renta variable estadounidense —han arrojado unas ganancias considerables en 2017 y muchos otros mercados se sitúan en máximos históricos, las filiales de Legg Mason consideran que estos sectores siguen albergando oportunidades, dado que, en su opinión, el contexto de tipos de interés bajos y rentabilidades anémicas en los activos líquidos se mantendrá durante el próximo año.

Los mercados de renta fija han atravesado un 2017 mucho más complicado. Los rendimientos de los bonos refugio, como los bonos del Tesoro estadounidense y la deuda pública británica, han protagonizado subidas —generando pérdidas para los inversores —a medida que continúa el dilatado proceso de normalización en Estados Unidos y da comienzo en el Reino Unido.

No obstante, incluso en estos segmentos existen oportunidades, especialmente en los sectores spread de alto rendimiento. A continuación, presentamos las ideas de inversión de algunas de las filiales de Legg Mason para el 2018.

  • Ken Leech, gestor del fondo LM Western Asset Macro Opportunities Bond y director de inversiones de Western Asset: “En concreto, creemos que la mayor oportunidad para la renta fija se encuentra en los mercados emergentes.
  • Francis Scotland, responsable global de estrategia macroeconómica, Brandywine Global: “nuestra visión optimista de los mercados emergentes no tendría razón de ser sin las correspondientes perspectivas positivas de China. El gigante asiático sigue siendo un catalizador clave de la sostenibilidad del crecimiento global y esperamos que protagonice una expansión continuada y constante en 2018.”
  • Peter Bourbeau, gestor del fondo Legg Mason ClearBridge US Large Cap Growth: “nos interesan aquellas empresas que muestran más controversia y creemos que en 2018 deberíamos encontrar oportunidades en las firmas estadounidenses de los sectores energético, de salud y financiero (excluyendo los bancos), así como ciertos valores del sector del consumo básico.”
  • Kim Catechis, gestor del fondo Legg Mason Martin Currie Global Emerging Markets y responsable de mercados emergentes en Martin Currie: “Firmas como Naspers, Alibaba y Tencent están creando robustos ecosistemas digitales, que representan ventajas competitivas con el fin de garantizar que pueden seguir aprovechando el
    incremento de la demanda interna y, cada vez más, del extranjero.”
  • James Norman, presidente de QS Investors: ” A corto plazo, creemos que la renta variable resulta interesante, y nuestro modelo de asignación táctica de activos anticipa que las acciones internacionales del universo desarrollado superarán a las estadounidenses.”
  • Bill Hench, gestor del fondo Legg Mason Royce US Small Cap Opportunity: “Los valores estadounidenses de pequeña capitalización se verán beneficiados por las posibles rebajas fiscales y la inversión extranjera. Los inversores en empresas de pequeña capitalización deberían contemplar exponerse a las firmas del sector industrial estadounidense. Además, identificamos una serie de oportunidades de inversión en los sectores de defensa y de construcción.”
  • Nick Langley, cofundador y CEO de RARE Infrastructure y gestor del fondo Legg Mason Rare Infrastructure Value: “El próximo año abundarán las oportunidades en infraestructuras en Europa y la India.”

M&G: Ralentización de la actividad de China

Perspectivas del equipo de multi-activos de M&G para el 2018.

Sobre China: recientemente ha mostrado indicios que apuntan a una ralentización de su actividad que han llevado a muchos a sugerir que la economía china seguirá ralentizándose en 2018. Una economía ralentizada y un endurecimiento de la política monetaria podrían propiciar un resurgimiento de los miedos a un `hard landing’.

Principales consideraciones

  • La brecha en las valoraciones entre los valores de renta variable mundial y los títulos de deuda pública desarrollada se redujo ligeramente en 2017, pero sigue siendo considerable y todavía representa un elemento fundamental para los inversores multiactivo a largo plazo.
  • Los últimos dos años parecen haber marcado un punto de inflexión a partir del cual podríamos empezar a ver cómo esta diferencia empieza a reducirse. La capitulación en las expectativas de crecimiento mundial y la creencia de que los tipos serían “más bajos durante más tiempo” han dado pie a unas perspectivas (ligeramente) más optimistas ya que varias de las economías principales inicien la normalización de sus políticas monetarias.
  • No obstante, no se trata de una cuestión que dependa únicamente de los responsables políticos. Tras dos años en los que el coste de oportunidad de la búsqueda de seguridad ha hecho su entrada en escena y los inversores han tomado mayor conciencia de los riesgos que entraña la subida de tipos, los segmentos del mercado que se han visto claramente beneficiados por un entorno de tipos bajos podrían mostrarse vulnerables ante los cambios en las percepciones de riesgo de los inversores. Estos cambios, ya sea la confianza en el aumento del crecimiento o la aversión por los activos sensibles al riesgo, pueden producirse sin un catalizador claro.

 

Unigestion: ¿Qué ocurre cuando se para la música?

Guilhem Savry, responsable de Macro y Asignación dinámica de activos del equipo de Cross-Asset Solutions de la gestora, destaca las siguientes temáticas de cara a 2018:

Es poco probable que el efecto económico de ‘Goldilocks Economy’, o crecimiento económico moderado marcado por baja inflación y políticas monetarias de estímulo, persista en 2018.

El crecimiento económico mundial debería mantenerse bien respaldado, pero se espera que la inflación tenga un efecto impulsor hacia arriba, apoyada por el crecimiento salarial, entre otros factores.

Es probable que las condiciones monetarias y financieras se endurezcan en 2018 a medida que los bancos centrales de todo el mundo comiencen a disipar su postura de política monetaria de estímulos

Desde una perspectiva de asignación de activos, su posicionamiento táctico seguirá tres temas clave:

  • El ajuste de los bancos centrales debería ser menos preocupante si se reduce la exposición a los activos sensibles a la duración.
  • Mantener o aumentar la exposición a renta variable y materias primas podría beneficiarse de una aceleración de la inflación.
  • Las estrategias de valor relativo tienen la capacidad de generar retornos no direccionales.
Aneliya Vasileva

Sobre el autor

Aneliya Vasileva

Directora en RankiaPro. Especialista en el análisis, la selección y construcción de carteras de fondos de inversión.

Más artículos