Andbank España redefine la inversión ESG con un nuevo fondo que busca un impacto medible

  • 30-01-2019

  • 3 minutos

Andbank España, entidad especializada en banca privada, ha lanzado el nuevo fondo SIGMA Global Sustainable Impact (GSI), un vehículo de inversión multiactivos que aplica criterios ESG (medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo, por sus siglas en inglés).

El objetivo del fondo, domiciliado en Luxemburgo bajo la estructura SIGMA, es obtener rentabilidades consistentes y, al mismo tiempo, generar un impacto positivo directo a través de sus inversiones. Además, el producto generará un impacto directo al destinar parte de los beneficios y de la comisión de gestión a financiar proyectos de investigación contra el cáncer.

El SIGMA GSI busca redefinir la manera en que la industria de gestión de activos es capaz de generar impacto, priorizando en todo momento la generación de retornos que respondan a las necesidades de inversión de los partícipes. El lanzamiento de este producto es un nuevo paso en el camino iniciado hace tres años por Andbank España con la adhesión a los PRI (Principios para la Inversión Responsable de la ONU). Desde entonces, el equipo gestor de la entidad ha realizado un intenso trabajo para integrar estos criterios de inversión responsable en la toma de decisiones y en la construcción de carteras.

La estrategia del nuevo fondo se basa en el hecho de que las inversiones con enfoque ESG permiten, por un lado, gestionar mejor el riesgo de la cartera, y, por el otro, generar rentabilidades sostenibles en el largo plazo. Los numerosos análisis que se desarrollan dentro de la industria de gestión de activos sobre productos con y sin criterios de sostenibilidad reflejan que la aplicación de criterios ESG no perjudica la rentabilidad, porque se tienen en cuenta impactos negativos que, de otra forma, se pasarían por alto.

“Se trata de una inversión que tiene sentido tanto desde el punto de vista financiero como desde el enfoque social

Fernando Hernández, director de gestión en Andbank Wealth Management.

“Estamos convencidos de que la inversión sostenible no va ligada a una megatendencia del mercado, ni se trata tampoco de una moda pasajera. De hecho, en el Foro de Davos del año pasado ya se insistió en que la revolución sostenible es la mayor oportunidad de inversión de las últimas décadas, y por lo tanto tiene todo el sentido incluir los criterios ESG en los análisis tradicionales. Las compañías ganadoras serán aquéllas que se preocupen por crear un futuro más sostenible. Se trata de añadir una capa más, tan importante como las demás, a la labor de análisis que ya realizamos al seleccionar las compañías en las que invertir”

Fernando Hernández, director de gestión en Andbank Wealth Management.

Doble enfoque: Best in Class e inversiones de impacto

El fondo GSI está compuesto por una cartera multiactivos que permite asignar los pesos finales de la cartera a renta variable, renta fija, liquidez, otros fondos y ETFs con un enfoque global.

Sin embargo, el matiz diferenciador radica en la manera de aplicar los criterios ESG, ya que la filosofía del fondo se basa en dos motivaciones complementarias: la estrategia Best in Class, que selecciona las compañías líderes en su sector, o que pretenden serlo, en materia de prácticas sostenibles o buen gobierno corporativo; y, por otro lado, la estrategia de inversión de impacto, que busca inversiones en compañías que, a través de su actividad, generan directamente un impacto medioambiental o social positivo. Este doble enfoque se consigue invirtiendo en fondos temáticos que impactan en los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU, como el sector educativo, la alimentación sostenible, el tratamiento de agua o, incluso, en emisiones de crédito para el desarrollo de los países emergentes.

Adicionalmente, y para generar un impacto directo, el fondo Global Sustainable Impact destina el 100% de la comisión anual de éxito, que corresponde al 10% de la rentabilidad de la estrategia, y un 9% de la comisión de gestión, fijada en el 1,6% del patrimonio invertido, a financiar proyectos de investigación contra el cáncer. Este año, la fundación elegida ha sido CRIS contra el cáncer.

“De este modo, de cada 100 euros invertidos por el cliente, 0,15 euros irán directamente a la financiación de la investigación contra el cáncer, y por cada 10 euros generados en rentabilidad por el fondo, 1 euro se destinará al mismo fin”.

Fernando Hernández, director de gestión en Andbank Wealth Management.

A juicio de Andbank España, el liderazgo del inversor institucional en las inversiones ESG a nivel global ha marcado el camino de esta tendencia creciente, como refleja el hecho de que ocho de cada diez de inversores institucionales consideren que los factores ESG son determinantes a la hora de construir sus carteras.

Sin embargo, son los inversores individuales quienes demandan cada vez más la inclusión de criterios de sostenibilidad y de un enfoque de impacto en sus inversiones. Gracias al conocimiento y a la experiencia de Andbank en esta materia, la entidad responde a esta demanda con el lanzamiento de este nuevo vehículo, que refuerza su compromiso a largo plazo con las inversiones sostenibles, al mismo tiempo que contribuye directamente a un fin tan relevante para la sociedad como es la lucha contra el cáncer.