Arcano lanza su primer fondo UCITs y propone una clase con comisión exclusivamente variable

  • 17-01-2018

  • 2 minutos

Arcano Asset Management, el área de gestión de activos de Arcano Group, ha anunciado hoy el lanzamiento del Arcano Low Volatility European Income Fund (ALoVEI), su sexto fondo de crédito y primero en formato UCITs. El fondo, que invierte en préstamos líquidos, bonos a tipo flotante y credit default swaps, nace con un patrimonio de 25 millones de euros y un objetivo de alcanzar los 100 millones en un año. Su objetivo de rentabilidad neta es de entre el 4%-7% anual con un ratio sharpe del 1 en el largo plazo.

De esta manera, Arcano refuerza su posición de liderazgo en España y Europa en gestión de fondos de crédito flotante y duración corta, donde gestiona en la actualidad 800 millones de euros y cuenta con una experiencia y sólido track record desde 2010, periodo en el que ya ha invertido más de 1.000 millones de euros sin ningún impago en su cartera.

ALoVEI tiene liquidez diaria y nace de la creciente demanda, por parte de inversores UCITs, de oportunidades de inversión en fondos de crédito basados en activos flotante y con bajo riesgo de tipos de interés. El fondo está disponible en diferentes clases: retail (comisión de gestión de 1,3%, disponible a partir de 1 euro); clean (comisión de gestión de 0,7%, disponible a partir de 1 euro)) y, por primera vez en España, Arcano propone a sus inversores una nueva clase innovadora con comisión exclusivamente variable alineándose de esta manera tan directa el interés del inversor con los gestores. En la estructura de esta clase, no existe comisión de gestión fija sino que el gestor gana un 0,18% sobre el retorno generado por encima del 0%. El fondo está previsto esté dado de alta en AllFunds Bank y Fondcenter hacia finales de enero.

Filosofía y estrategia

La estrategia de ALoVEI tiene como objetivo aislar el “income”, la parte de retorno recurrente presente en todo activo de renta fija, que representa el primer factor de retorno en el largo plazo. Para cumplir con su objetivo, el gestor limita la volatilidad a través de una gestión conservadora tanto del riesgo de duración como del riesgo de crédito. Por un lado, sobre-ponderando activos flotantes con mínima sensibilidad a los movimientos de tipo de interés; y por otro, tomando un riesgo de crédito limitado gracias a una exposición a activos con garantía de primer rango que ocupan una posición privilegiada en la estructura de capital.