Asesor del mes – Iván Merillas de IMath Sherpa

  • 10-07-2019

  • 4 minutos

Os presentamos a Iván Merillas, CEO y fundador de IMath Sherpa. Con más de diez años de experiencia en la gestión de activos, su carrera profesional ha estado principalmente vinculada al análisis y la toma de decisiones. Durante su etapa en BMN como Director de Análisis de Inversiones desarrolló su compromiso con la Inversión Socialmente Responsable (ISR), liderando en los procesos de toma de decisión la implementación de criterios medioambientales, sociales y de buena gobernanza (ASG). Recientemente Merillas se ha embarcado en un nuevo proyecto profesional: IMath Sherpa, donde se dará cabida a novedosos proyectos de asesoramiento sobre Sostenibilidad, ISR e Inversión de Impacto; y de esta manera poder «ayudar a construir una sociedad mejor», tal y como recalca el experto.

Iván Merillas es licenciado en Matemática Aplicada y Computación por la Universidad de Valladolid, Doctor en Matemática Aplicada por la Universidad Politécnica de Cataluña y cuenta con un Executive Master in Business Administration por la EAE Business School.

Entrevista a Iván Merillas, IMath Sherpa

¿Por qué optaste por dedicarte al mundo del asesoramiento financiero?

Desde pequeño siempre he tenido muy claro que mi mayor deseo era ayudar a los demás y siempre me visualizaba en profesiones en las que pudiera desarrollar esta acción: médico, profesor, etc. Mis capacidades analíticas hicieron que apostara por estudiar Matemáticas y la vida me llevo a descubrir que una buena manera de ayudar a los demás es dándole sentido y beneficio a las inversiones de las personas.

¿Qué características piensas que debe tener un buen asesor?

Al final, como en cualquier profesión, la diferencia entre un buen y un excelente asesor reside en los valores de dicho profesional. En el mundo financiero, creo que los valores más importantes son: sinceridad, empatía, paciencia, resiliencia, honestidad y capacidad de trabajo.

¿En qué aporta más valor un asesor?

Lo más relevante que pude hacer un asesor es guiar a sus clientes para que expliciten de la forma más objetiva posible sus necesidades, prioridades y preferencias. En este proceso se debe evitar que el “filtro de realidad” que lleva cualquier asesor se cuele al acompañar al cliente. Y en este camino, es importante que los clientes encuentren el sentido a sus inversiones, es decir, que adicionalmente a obtener beneficios puedan impactar positivamente en la sociedad.

El año pasado te embarcaste en una nueva aventura: IMath Sherpa. ¿Qué retos tenéis para los próximos meses?

Después de varios años en la industria de la gestión de activos encontré la necesidad de darle un sentido más profundo al trabajo que estaba realizando. Deseaba que mi misión, no sólo fuera ganar el mayor dinero posible para mis clientes, si no que a través de sus inversiones pudieran impactar positivamente en nuestra sociedad para crear un mundo mejor: humanizar las inversiones. Así que, siguiendo esa línea, los nuevos retos a los que nos enfrentamos son:

  • Ayudar a entidades o agentes con menos recursos a integrar criterios socialmente responsables en la toma de decisión de sus inversiones.
  • Divulgar las bondades de la Inversión de Impacto o Socialmente Responsable.
  • Comercializar un software para el asesoramiento socialmente responsable.

¿Qué podemos esperar de los mercados para esta segunda parte del año? ¿Qué activo o activos piensas qué podrán hacerlo mejor?

Los mercados se han comportado de una manera muy positiva en este primer semestre de 2019 y parece que queda muy lejos los momentos difíciles vividos a finales del año pasado. Por eso, es importante aprovechar estos momentos para recordar a los inversores que hay que gestionar pensando en el largo plazo y no correr detrás del mercado.

Los activos que creo que tienen más probabilidades de hacerlo mejor en esta segunda parte del año, son los comprometidos con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y el Impacto Social o Medioambiental, ya sea en inversión directa (acciones, bonos,…) o a través de fondos de impacto o socialmente responsables.

¿Cómo se asesora en el contexto actual al inversor conservador?

Sin duda alguna, el inversor conservador es el más complicado de asesorar en los tiempos que corren debido a las políticas monetarias implantadas desde la crisis vivida en 2008. La piedra angular para gestionar al inversor con este perfil de riesgo es realizar una diversificación correcta de los activos en los que invierte. Por lo tanto, es importante analizar la correlación de los activos subyacentes tanto desde una perspectiva histórica como predictiva teniendo en cuenta el nuevo entorno financiero.

¿Por qué crees que la Inversión Socialmente Responsable no es una moda pasajera?

La Inversión Socialmente Responsable (ISR) no es un activo nicho, ni una inversión temática. Es una metodología de inversión que abarca más dimensiones para el análisis de los activos de las utilizadas en décadas anteriores, incluyendo variables financieras y extra-financieras. En realidad, la ISR es la Inversión 3.0, la evolución de la teoría moderna de carteras creada por Harry Markowitz. Poco a poco, los inversores irán integrando esta aproximación a sus inversiones y se olvidará el apellido de Socialmente Responsable.

¿Ha cambiado la percepción de los clientes con respecto a la labor de los asesores financieros?

Creo que poco a poco se está dando más valor al asesor financiero aunque aún queda camino que recorrer. Hay que cambiar la mentalidad de la sociedad y educarla en que el servicio de asesoramiento no es gratuito. De hecho, la mejor inversión que se puede realizar es la de encontrar un buen asesor.

¿Ha mejorado la formación financiera en España? ¿Crees que debe fomentarse desde el colegio y la universidad?

La formación financiera sigue siendo una de las cuentas pendientes para la sociedad española. Soy de los que considero que la formación financiera debería ser una competencia básica troncal y debería ser abordada transversalmente en asignaturas de lengua o matemáticas. Introducir conceptos matemáticos a través de “problemas financieros reales” o aprender conceptos financieros en materias lingüísticas es una manera fácil y motivadora para que los alumnos puedan aprender.

¿Cuál sería el mejor consejo que darías a los inversores?

Define bien tu objetivo de inversión, se honesto con tu perfil de riesgo y busca optimizar el trinomio Rentabilidad – Riesgo – Impacto ASG.