Así es ‘Next Generation’, la nueva propuesta de inversión en tendencias del futuro de Banca March

  • 25-02-2019

  • 2 minutos

Banca March ha presentado «Next Generation«, una propuesta de gestión discrecional a largo plazo basada en tres «megatendencias» globales que están transformando la sociedad y la economía: Revolución 4.0; sostenibilidad y medio ambiente; y demografía y estilo de vida, dentro de las cuales se han identificado más de 20 fondos de inversión de renta variable.

Estas megatendencias nacen de la necesidad de identificar las mejores compañías de cada sector con capacidad de seguir creciendo, incluso en un mundo en desaceleración, ya que, «aunque la economía mundial no entrará en recesión este año, sí lo hará en 2020», según ha adelantado el director del área de Productos y miembro del comité ejecutivo de Banca March, Juan Antonio Roche en la presentación del proyecto.

El grupo financiero español ha explicado que, al invertir en megatendencias, se invierte en un cambio que tiene un impacto «muy alto» en la economía y continuado en el tiempo, unos diez años aproximadamente.

Dentro de la tendencia de la Revolución 4.0 se encuentran todos los aspectos relacionados con la automatización y robótica, la digitalización, la tecnología Fintech y la inteligencia artificial. La tendencia de sostenibilidad y medio ambiente engloba la gestión del agua, la agricultura, el cambio climático, las energías renovables o la sostenibildad.

En cuanto a la tendencia de demografía y estilo de vida, en ella se encuadra la calidad de la alimentación, los nuevos hábitos de consumo, la salud, el envejecimiento de la población o las cuestiones demográficas.

«Hemos identificado tendencias y subtendencias para posteriormente seleccionar más de 20 fondos que constituyen esta cartera que desde mediados de diciembre del año pasado ya está funcionando».

Carlos Andrés Poyo, director de Gestión y Asesoramiento de Inversiones en el área de Producto de Banca March

Para acceder a la cartera de «New Generation», los clientes deberán realizar una aportación mínima de 50.000 euros, con un 1% de comisión por la gestión explícita, y, posteriormente, efectuar aportaciones mensuales «más elevadas».

A pesar de ser una cartera de compañías «de crecimiento», por lo que está expuesta a largos ciclos económicos, mantiene una rentabilidad por dividendo del 1,6%. Entre las empresas identificadas dentro de estas tendencias se encuentran Amazon, Robeco, Danaher, Nordea o Invesco, entre otras.