¡Atención! No todos los dividendos de las empresas son sostenibles

  • 22-10-2019

  • 2 minutos

En este momento de madurez del ciclo en el que nos encontramos el dividendo se convierte a veces en un recurso al que acuden los inversores que buscan unos ingresos seguros y estables. Pero, ¿todos los dividendos son sostenibles en el tiempo? Joyce Gordon, gestora de Capital Group, lo tiene claro. No todas las compañías van a ser capaces de mantener la retribución a sus accionistas en el futuro y hay que elegir, también en este caso, muy bien a las compañías que introducimos en nuestra cartera para que nos proporcionen dividendos. A continuación, os dejamos con el comentario de la experta de Capital Group.

No todos los pagos de dividendos son sostenibles

Una lección importante que aprendí durante la crisis financiera mundial en 2008 y 2009 es que a estas alturas del ciclo es conveniente evitar las empresas con una gran deuda. Las compañías que tienen que hacer frente a altos pagos para financiar su deuda se enfrentan a múltiples desafíos. Por ejemplo, algunas sociedades hoy emiten deuda para recomprar acciones y pagar sus dividendos, en lugar de utilizar el flujo de caja disponible.

Joyce Gordon, gestora de Capital Group

Para las compañías es tentador hacer esto porque los tipos de interés son muy bajos; no obstante, puede tratarse también de una señal de advertencia. Si los tipos aumentan y una compañía tiene problemas para financiar su deuda, probablemente tenga que considerar reducir su dividendo o reducir la recompra de acciones. Analizo con detenimiento las compañías con calificaciones crediticias BBB en el extremo inferior del espectro de grado de inversión. Si las condiciones empeoran, algunas de estas compañías pueden situarse entre las primeras en reducir sus dividendos para mantener sus calificaciones.

También he visto algunas compañías que normalmente aumentan sus dividendos cada año y que, sin embargo, aún no lo han hecho en relación con el año pasado. En muchos casos, se trata de compañías con un alto nivel de apalancamiento preocupadas por amortizar la deuda. Es el caso de algunas compañías de alimentación. Indica que el aumento de las ventas es más difícil en este entorno de ciclo tardío.

En este momento, estoy muy centrada en las compañías de mayor calidad con balances muy sólidos que presentan menos probabilidades de sufrir problemas de financiación y son capaces de mantener los pagos de dividendos si entramos en recesión.