Balance positivo para el patrimonio de las IIC en la primera mitad del año

  • 16-07-2018

  • 2 minutos

Superada la primera mitad del año, echamos la vista atrás para ver cual ha sido la evolución del patrimonio de los Fondos de Inversión. En estos seis meses, las IIC han experimentado un crecimiento de 8.981 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,4% con respecto a diciembre de 2017. En estos seis primeros meses, la totalidad de la variación patrimonial viene explicada por las suscripciones netas en Fondos de Inversión, compensando así los ajustes de valoración que se han producido en las carteras.

Descomposición del crecimiento de patrimonio

Fuente: Inverco

En un contexto de incertidumbre general en los mercados a nivel mundial, los partícipes han continuado ajustando sus carteras hacia posiciones más dinámicas, con suscripciones netas generalizadas en categorías con mayor exposición a renta variable.

Los Fondos Globales, con un crecimiento de 821 millones de euros volvieron a liderar el ranking de incrementos patrimoniales en junio (un 2,0% más con respecto a mayo). Estos Fondos acumulan un crecimiento del 20% en 2018, casi 7.078 millones de euros más.

En cualquier caso, son los Fondos de Renta Variable Nacional los que han registrado el mayor crecimiento porcentual durante la primera mitad del año (20,6% acumulado), que en términos absolutos se traduce en un incremento en activos de 1.263 millones de euros.

Por contra, los de Renta Fija fueron los Fondos con mayor disminución de patrimonio durante el mes (632 millones de euros), debido a los reembolsos experimentados por la categoría. En el conjunto del año, son los de Fondos de Gestión Pasiva los que acumulan una mayor caída patrimonial, cercana a los 2.590 millones de euros.

Por lo que respecta a la rentabilidad, en junio destacaron los Fondos de Renta Variable Nacional, con una revalorización del 1,1%, siendo los que mejor comportamiento han tenido en el mes. Esta categoría acumula un rendimiento positivo en 2018 superior al 1,2%.

La subida en precios de la deuda pública de largo plazo, tuvo su reflejo en los rendimientos de las carteras de los Fondos con mayor exposición a renta fija de larga duración, aunque acumulan rentabilidades negativas en el primer semestre.

En sentido contrario, cabe destacar el comportamiento negativo de la Renta Variable Internacional Emergentes, que experimentaron una corrección en el mes del 4,2%, siendo también la que mayor caída acumula en la primera mitad del año (-5,0%).