Balance semanal: pendientes de la guerra comercial, Italia, PIB estadounidense y Brexit

  • 07-09-2018

  • 3 minutos

Termina una semana para los mercados marcada, de nuevo, por la guerra comercial, caídas en la renta variable y una mayor preocupación por el posible recrudecimiento de las tensiones, tal y como señalan desde la gestora independiente francesa La Financiere de l’Echiquier. No obstante, la semana había comenzado con buen pie.

El acuerdo comercial entre Estados Unidos y México, establecido la semana pasada, abrió la puerta a un nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aun cuando el desmantelamiento del pacto tripartito con sus vecino directos representaba uno de los caballos de batalla del presidente Donald Trump. Esta hipótesis se vio fortalecida por las contundentes declaraciones de los representantes canadienses y estadounidenses acerca de la inclusión de Canadá en este nueva versión del tratado de 1994.

Guerra comercial

El panorama parecía ser alentador para que el mercado pensara en una posible relajación de las tensiones comerciales dado que gobierno americano retrasó su decisión de gravar las importaciones de automóviles, sobre todo procedentes de Europa, y la reunión entre China y Estados Unidos celebrada en Washington no provocó comentarios negativos por parte de Trump.

Así sería si no fuera porque el presidente estadounidense reiteró sus amenazas de abandonar la Organización Mundial de Comercio si la institución no trataba mejor a Estados Unidos. Declaraciones que hizo Trump en una entrevista en Bloomberg, donde también aprovechó para arremeter contra la Unión Europea calificándola de “casi tan mala como China, solo que más pequeña”, lo que dejaba entrever que el Viejo Continente podría ser el próximo objetivo pese a que a finales de julio la reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, finalizó con alianzas y una cooperación reforzada.

Además, según publica Bloomberg, Trump estaría barajando la posibilidad de imponer nuevos aranceles a productos chinos adicionales por valor de 200.000 millones de dólares.

La Financiere de l’Echiquier señala que, aunque el horizonte parecía estar despejándose, los nubarrones de la guerra comercial volvieron a oscurecer el cielo de los mercados. Lo que repercutió en los activos de riesgo en su conjunto y, en concreto, en los activos emergentes, que se vieron penalizados además por el deterioro de la lira turca y la situación catastrófica de Argentina, cuyo banco central subió el tipo oficial del 45% al 60% tras un nuevo descenso del peso.

Para la gestora francesa las semanas se suceden una tras otra pero la música de fondos continúa siendo la misma. Creen que es bastante probable que esta melodía suene hasta las elecciones de mitad de mandato. Algunos observadores esperan que, tras los comicios, Donald Trump deje de echar leña a un fuego que él mismo encendió. Quizá sea esto lo que las autoridades chinas esperan también, lo que explicaría la moderación de sus respuestas. Ahora bien, si el presidente estadounidense sigue en esta misma línea después de las midterm, las reacciones chinas serán, a buen seguro, más beligerantes.

Italia

Los dirigentes italianos deben presentar el próximo mes los presupuestos para 2019 a la Comisión Europea pero el enfrentamiento podría venir antes si tenemos en cuenta las declaraciones de los gobernantes de la coalición. El líder de La Liga Norte y Ministro del Interior, Matteo Salvini, ha afirmado que “la regla del 3% no es la Biblia”, mientras que su homólogo del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, Ministro de Desarrollo Económico, ha señalado que este año el déficit italiano podría rebasar la barrera del 3%. Todo ello, reactiva los temores y lleva los tipos italiano a 10 años por encima del 3,2%, nivel difícilmente sostenible a largo plazo.

PIB de Estados Unidos

En su segunda estimación, el crecimiento del PIB estadounidense en el segundo trimestre se ha revisado al alza, fijándose en un 4,2% de ritmo anualizado frente al 4,1% inicialmente previsto y el 4% esperado por en consenso. Es, sobre todo, la inversión fija (excluyendo el sector inmobiliario) la que más ha crecido en comparación con las previsiones: un 8,5% frente al 7,3%, mientras que el consumo ha sido algo menos dinámico: un 3,8% frente al 4,0%.

Brexit

Parece que las negociaciones sobre el Brexit no pasan por su mejor momento. Theresa May, cada vez más aislada, parece amenazada, la salvación podría venir por parte de la Unión Europea. Mientras que Michel Barnier se ha declarado dispuesto a proponer al Reino Unido “una asociación como nunca ha habido con ningún país tercero”.