Banco Santander convertirá en prioridad estratégica ser líder en digitalización

  • 02-04-2019

  • 2 minutos

Mañana miércoles 3 de abril el Banco Santander presentará en Londres la actualización de su plan estratégico. En este sentido, esperamos que la entidad preste mucha atención en su nuevo plan estratégico a la digitalización y a la preparación del banco para los próximos retos. El modelo de negocio actual funciona, proporciona beneficios y capital, pero la cuestión clave es si soportará la transformación para adaptarse a la forma en la que las personas harán banca en los próximos 10 años.

El negocio de banca comercial está cambiando y, como banco global, Santander tiene la ventaja de ver lo que funciona y lo que no en los diferentes países y de adoptar las mejores prácticas y tecnología. Creo que convertirá en una prioridad estratégica el ser un líder en servicios financieros digitales.

Creemos que su modelo de negocio tiene un historial muy sólido y ha demostrado su capacidad de resistencia a una gran variedad de shocks, habiendo resistido la crisis financiera mundial, el colapso del mercado inmobiliario español, la crisis soberana de la eurozona y una reciente recesión en uno de sus mercados clave, Brasil, todo ello sin dañar el capital del banco.

Además, la buena demanda de crédito en los mercados emergentes está compensando las perspectivas de crecimiento del volumen más modestas en Europa. Esto permite al grupo redistribuir de forma rentable, cuando sea necesario, el capital de las operaciones europeas generadoras de efectivo a las filiales de rápido crecimiento de los mercados emergentes.

Desafíos de la entidad

Entre los desafíos clave a corto plazo está la incertidumbre relacionada con las perspectivas macroeconómicas en Reino Unido, como resultado del proceso de brexit. A más largo plazo, también vemos la exposición a la deuda soberana española como un riesgo potencial, especialmente si la volatilidad resurgiera sobre la deuda periférica europea.

Consideramos que Banco Santander es uno de los bancos más fuertes de Europa. Situamos su rating en AA-, una de las calificaciones más altas de nuestro universo.