Barómetro de las Pensiones Privadas Españolas: las gestoras huyen de la renta fija y disparan su asignación a liquidez

  • 25-02-2019

  • 3 minutos

Desde Fondos Directo trimestralmente realizamos el informe del Barómetro de las Pensiones Privadas Españolas, con la colaboración de Amundi y AXA IM, y en la última edición vemos como las gestoras de pensiones españolas huyen de la renta fija y disparan su asignación a liquidez.

Efectivamente, la asignación agregada media de las gestoras españolas a renta fija se desplomó, pasando del 51,7% el pasado otoño a un mínimo histórico de la encuesta (que cumple siete años) del 45,1%.

La asignación a renta variable aumentó sólo ligeramente, según podía esperarse de las intenciones declaradas por los gestores en el trimestre anterior. Entonces, ¿a dónde se destinaron las fuertes salidas de dinero en renta fija?

La respuesta es clara y los gestores se decantaron por el famoso “Cash is King” con la asignación media a liquidez disparándose a cerca de un 10% (9,6% exactamente), otro nuevo máximo histórico que supera ampliamente tanto los niveles que se alcanzaron durante la última crisis de la zona euro en 2012 como durante las turbulencias asociadas al Brexit y la desaceleración económica en la primera parte del 2016.

Los alternativos, de momento, fallaron a la hora de beneficiarse de las ventas de bonos y los gestores mantienen la asignación media en un discreto 5,4%, totalmente en línea con su nivel histórico. No obstante, en la pregunta 6 se observa que a futuro cercano es la clase de activo donde más gestores piensan aumentar su exposición.

Dentro de la renta fija les destacamos que previsiblemente las salidas se moderen o no continúen más allá por el momento. El porcentaje de gestores que planean disminuir su exposición a las dos grandes categorías de bonos en las carteras de pensiones españolas (española y zona euro) disminuye y lo hace hasta niveles muy reducidos como puede observarse en los resultados a la pregunta 10.

Por el contrario, la deuda corporativa previsiblemente va a seguir sufriendo, con un aumento hasta el 35% de gestoras que piensan reducir su exposición en los próximos meses. En dicha línea, las valoraciones de los diferenciales de crédito siguen siendo claramente negativas en los mercados desarrollados (europeo y USA en menor medida) con una mayoría del panel de la opinión que están sobrevalorados.

Por el contrario, si bien no se observan valoraciones particularmente positivas para las deudas emergentes, sí parece alcanzarse un punto negativo extremo en el sentido de que ninguna gestora piensa que los bonos asiáticos y latinoamericanos se encuentren sobrevalorados.

En lo que respecta a la renta variable les destacamos como la de mercados emergentes y de la zona euro se sitúan como las más sobrevendidas para una mayoría del panel.

Más allá de indicadores de sentimiento, se registra un aumento en el número de gestoras que piensan que sería deseable aumentar su exposición a bolsa estadounidense en los próximos tres meses mientras que se registra una disminución en el caso de la bolsa europea.

En términos generales (ver pregunta 11) se reduce algo la confianza en el desempeño de la renta variable este año, al aparecer algunas gestoras versus trimestres anteriores que piensan que los retornos este año serán menores a los de la renta fija o sólo similares.

Brevemente, la visión sobre divisas no varía mucho respecto a lo que ha sido la tónica en el pasado 2018, aunque se intensifica ligeramente la opinión mayoritaria de que el dólar se encuentra sobrevalorado y el euro infravalorado. Al calor del desconcierto sobre el resultado final del Brexit la opinión sobre la libra esterlina se encuentra muy dispersada.

Terminamos con las dos preguntas del trimestre. En la primera, a pesar de que dentro de la renta fija cotizada las rentabilidades reales del high yield americano con divisa euro cubierta se encuentran entre las únicas positivas, son minoritarios (un 25% del panel) los gestores que consideran esta inversión para los próximos trimestres.

Por el contrario, los activos reales (como préstamos e inmobiliario), en vista de la dificultad para extraer rentabilidades positivas en los activos conservadores tradicionales, merecen un aumento de la inversión para un 44% de los panelistas. Idéntico porcentaje favorable de gestoras son de la opinión que la prima de iliquidez que ofrecen justifica su sobre ponderación en las carteras.

Los comentarios individuales registrados de los gestores sobre este punto ponen de relieve que los diferentes tipos de préstamos (directos, sénior, etc.) van a ser el activo real estrella en los próximos meses.