Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

BMO Responsible Global Equity Strategy publica la actualización de su activismo accionarial

  • 19-08-2020

  • 4 minutos

BMO Global Asset Management (BMO GAM) ha publicado su Perfil ASG e Informe de impacto anual para la Estrategia BMO Responsible Global Equity  («la estrategia»).

BMO Responsible Global Equity Strategy publica la actualización de su activismo accionarial

La estrategia, ahora en su tercera década, moviliza el capital a nivel global para asegurar un futuro más sostenible, trazando un mapa de los avances en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS). La estrategia invierte en línea con el marco de «evitar, invertir, mejorar» de BMO GAM que se centra en las exclusiones, la inversión en empresas con soluciones sostenibles y el compromiso de impulsar un cambio positivo.

Lo más destacado del activismo de 2019

El equipo interactuó con el 76% de las empresas de la cartera de la estrategia en 2019. El informe revela que el ODS 8, centrada en el trabajo decente y el crecimiento económico ha sido la principal exposición de la cartera en los últimos 12 meses, que se ha alineado con el 29% de las empresas de la estrategia. Esto es seguido de cerca por el ODS 3, enfocado en la salud y el bienestar, que se alineó con el 19% de las posiciones de la cartera.

La actividad de votación en 2019 dio lugar a que BMO GAM se opusiera al equipo directivo en casi el 20% de las resoluciones, siendo la remuneración y las elecciones de directores los temas más frecuentes. Cuando persistían las preocupaciones sobre un tema de ASG y una empresa no respondía suficientemente al compromiso, la estrategia podía decidir vender la posición.

Aspectos destacados del impacto en 2019

  • Registró 15 hitos – instancias de cambio positivo – tras el activismo accionarial: registró hitos significativos en los tres pilares ASG. El cambio climático fue un área clave de progreso en la que varias empresas asumieron nuevos e importantes compromisos como resultado del activismo directo de BMO GAM.
  • Aumento de la representación media de las mujeres en los consejos de administración: en todas las empresas en cartera la representación media de las mujeres en los consejos de administración ha aumentado un 5% con respecto al año pasado, hasta el 25,2%.
  • Reducción del uso de agua: el uso medio de agua de las carteras está un 35% por debajo del índice de referencia MSCI World.
  • Reducción de la intensidad del carbono: la intensidad del carbono en la cartera está un 40% por debajo del índice de referencia MSCI World.

«Estamos juntos al comienzo de una década vital. Con la creación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) hace cinco años, el mundo se fijó unos objetivos ambiciosos para alcanzarlos en 2030.»

«También vamos a tener que aprender a vivir con la elevada tensión geopolítica creada por las rivalidades chino-estadounidenses, estamos luchando con ambiciosos objetivos de cambio climático y somos conscientes de las múltiples desigualdades sociales que las últimas décadas han exacerbado. Además, la pandemia mundial COVID-19 se ha convertido en el desafío de salud pública mundial más grave que se recuerda y ha arrojado una luz completamente nueva sobre la gama de desafíos a los que nos enfrentamos juntos.»

«No obstante, en BMO Global Asset Management somos optimistas sobre el futuro, y creemos en la capacidad de la sociedad, las empresas y los individuos para encontrar productos y soluciones sostenibles para responder a estos retos y crear oportunidades a partir de la adversidad.”

Jamie Jenkins, gestor principal del fondo de la Estrategia Responsible Global Equity de BMO

Inversión responsable en medio de una pandemia mundial

Mientras que la estrategia invierte para apoyar a los factores ASG en general, casi la mitad (48%) de las posiciones se relacionan con el trabajo decente y el crecimiento económico, y la buena salud y el bienestar. Con soluciones de salud y la protección de los empleados en medio de los despidos y de las dificultades corporativas bajo enfoque en el post-pandémico, esta suma del 48% posiciona a la estrategia para responder a los retos relacionados con COVID-19 en los próximos meses. Las empresas directamente involucradas en la búsqueda de tratamientos y soluciones a esta crisis incluyen:

  • Becton Dickinson, QIAGEN y Thermo Fisher Scientific han producido productos de diagnóstico COVID-19 para permitir pruebas rápidas, con resultados generados en tan sólo una a cuatro horas.
  • CSL recoge muestras de plasma de sangre de pacientes recuperados de COVID-19 que contienen anticuerpos que pueden ser usados como tratamiento. Está compartiendo su experiencia con otros especialistas en plasma a través de la Alianza de Plasma CoVIg-19
  • Fresenius SE ha estado incrementando la producción de medicamentos usados en el tratamiento de pacientes con COVID-19, incluyendo sedantes y medicina para el control del dolor, y ha establecido un proceso para purificar máscaras protectoras reutilizables en sus hospitales.

«Nuestro propósito corporativo es hacer crecer audazmente lo bueno en los negocios y en la vida. A través de nuestro compromiso con la inversión responsable, creemos que estamos poniendo este propósito en acción, y desempeñando nuestro papel en el movimiento de inversores para hacer de las finanzas una fuerza para el bien.

«A lo largo de los años, el activismo accionarial se ha transformado. De un enfoque de nicho que hace 20 años se limitaba en gran medida a los inversores orientados a una misión; el activismo es ahora una actividad principal de los inversores, cuya administración demuestra su valor como instrumento financiero valioso y legítimo.»

«En BMO, vemos el activismo accionarial no sólo como una herramienta para identificar y gestionar los riesgos, sino también como una ruta para crear un impacto positivo para el medio ambiente y la sociedad. Con la crisis climática y el avance hacia la fecha límite de 2030 para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tenemos una década clave por delante».

Kristi Mitchem, Consejera Delegada de BMO Global Asset Management