Brexit: ¿Qué pasará con Reino Unido tras la derrota de Theresa May?

  • 13-03-2019

  • 3 minutos

La primera ministra británica, Theresa May, tiene un panorama cada vez más complicado después de que ayer el parlamento británico volviera a rechazar el acuerdo del Brexit, a pesar de las garantías que había conseguido de la Unión Europea en los últimos días y a tan solo 17 días de la fecha marcada para la salida de la Unión Europea -el próximo 29 de marzo-.

¿Qué pasará con Reino Unido tras la derrota de May?

Stephanie Kelly, economista política de Aberdeen Standard Investments

Esta votación estaba muerta en el agua incluso antes de que tuviera lugar ya que tanto el Partido Laborista como el DUP (Partido Unionista Democrático) y European Research Group ya había dejado claro hoy que no la apoyarían. Es probable que la libra esterlina muestre volatilidad en los próximos días a medida que los inversores conozcan si el parlamento rechazará el No Deal y si  se prorrogará el artículo 50.

Yo esperaría que el parlamento rechace “No Deal” por una amplia mayoría. Esto prepara realmente el terreno para la aprobación de una prórroga del artículo 50 hacia el final de la semana. La libra esterlina debería comportarse bien en este escenario, ya que el riesgo técnico del “No Deal” disminuye.

La pregunta interesante es cuánto tiempo dura la prórroga y qué condiciones, si las hubiere, impone la Unión Europea, ya que requiere la aprobación unánime de la Comisión en Bruselas. Esto condicionará la respuesta del mercado.

Es probable que la volatilidad de la libra esterlina siga aumentando durante el período de prórroga, ya que la política británica se enfrenta a un reajuste potencialmente significativo en ese período de prórroga y a la posibilidad de que los votantes vuelvan a acudir a las urnas. En particular, unas elecciones generales supondrían un reto para los inversores: mientras que un gobierno laborista probablemente perseguiría un Brexit más blando, la agenda de la política de nacionalización preocupa a muchos inversores.

David A. Meier, economista de Julius Baer

Las enmiendas al acuerdo de retirada presentadas el lunes, no fueron suficientes para convencer a los críticos: la Cámara de los Comunes hundió el acuerdo ayer por la tarde con 149 votos (242 a favor, 391 en contra). Este es un margen menor que en la primera derrota en enero, pero las enmiendas al respaldo de Irlanda y la declaración política para negociar un acuerdo de libre comercio (durante el período de transición) fueron demasiado livianas y no fueron lo suficientemente vinculantes para que más miembros de Parlamento para cambiar de opinión. Hoy se votará un Brexit sin acuerdo, se puede asumir con seguridad como rechazado. El jueves, seguirá una votación sobre un retraso, que probablemente será aceptado. La primera ministra, Theresa May, pedirá a Bruselas una extensión del período de negociación para extender la fecha del Brexit más allá del 29 de marzo. Ahora que la UE parece estar dispuesta a aceptar, la cumbre de la UE definirá la duración el 21 de marzo. Este retraso no resuelve el Brexit, mientras que los problemas de liderazgo con respecto al debilitado gobierno de mayo pueden regresar. Las demandas para resolver el bloqueo político con elecciones anticipadas o un segundo referéndum Brexit se han vuelto más fuertes.

Después de la derrota del acuerdo de retirada, es probable que se produzca un voto que apoye la demora del Brexit, que tendrá lugar el jueves. Sigue habiendo incertidumbre política, con problemas de liderazgo que vuelven a estallar mientras que el Brexit aún no se ha resuelto. Por lo tanto, mantenemos una perspectiva de GBP a corto plazo neutral. Nuestra perspectiva a largo plazo sigue siendo optimista, ya que preferimos más bien un impulso a un Brexit suave, o un segundo referéndum durante la demora, que un Brexit sin acuerdo.

Diego Fernández Elices, Director General de Inversiones de A&G Banca Privada

Tras el esperado rechazo del parlamento británico al acuerdo de May se da un nuevo paso hacia la prórroga de la salida. Lo más probable es que hoy se vote en contra de la salida desordenada para mañana votar la extensión y así, se habrán dado tres pasos muy relevantes hacia un nuevo referéndum, que cada vez es más probable y parece la única solución de largo plazo y sostenible en el tiempo.

Renta 4 Banco

La votación ayer en el Parlamento británico del acuerdo renegociado entre Theresa May y la Unión Europea, que contenía garantías legales con el objetivo de evitar que Reino Unido quede atrapado en una unión aduanera sine die, se saldó con un rechazo (391 votos en contra vs 242 a favor), tal y como se esperaba.

Hoy miércoles se votará sobre un “Brexit sin acuerdo” (posibilidad que esperamos que se rechace) y sería mañana jueves cuando se vote la posibilidad de prorrogar el artículo 50, y retrasar la salida de la UE más allá del 29 de marzo, especulándose con la posibilidad de fijar una nueva fecha hacia el mes de junio, antes de la formación del nuevo Parlamento Europeo en el mes de julio, ya sin eurodiputados británicos.

Recordamos que nuestra postura se alinea con la consecución de una salida negociada, evitando una salida abrupta que sería perjudicial para ambas partes y provocaría importantes daños a nivel macroeconómico y fuerte volatilidad en los mercados.