Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Carlos Moreno de Columbia Threadneedle – Sales Manager del mes

  • 27-12-2019

  • 4 minutos

Os presentamos a Carlos Moreno, Sales Director Iberia en Columbia Threadneedle Investments. Carlos ocupa este cargo desde 2014 ocupándose no solo de los clientes institucionales, sino también de las redes de distribución.

Con anterioridad, Carlos Moreno trabajó en Inversis en el departamento de Análisis y Gestión gestionando carteras de fondos y fondos de fondos, además de pertenecer al equipo de selección de fondos para su banca privada. En 2005 comenzó su carrera profesional en la gestora del Banco Popular como gestor de fondos de fondos. Carlos es licenciado en Economía, cuenta con un MBA por el Instituto de Empresa y un master por el Instituto BME en mercados financieros y tiene su certificación MFIA.

Foto: Carlos Moreno, Columbia Threadneedle

Entrevista a Carlos Moreno, Columbia Threadneedle Investments

¿Qué motivos te llevaron a dedicarte al sector financiero?

Desde muy pronto en la Universidad descubrí que me atraían los mercados financieros y el mundo de las finanzas y la macro. Soy de esos raros que ya pensaban en un MBA cuando aún estaban estudiando las historias de la economía.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Que cada día es muy diferente al anterior. Viajes para reunirme con clientes, viajes a Londres para hablar con mis gestores. El contacto directo con los clientes y compartir ideas e informaciones de mercado con ellos a diario te permite estar al día y estar siempre alerta y sobre todo no relajarte. Recibir información directa de nuestros gestores es todo un lujo. Poder hablar de primera mano sobre el Brexit con los gestores en Londres, o hablar con nuestra gente de Silicon Valley en USA sobre tecnología, es algo que me hace sentir un privilegiado.

¿Cómo es tu día a día desde que llegas a la oficina?

Lo cierto es que, una de las cosas con más encanto de este puesto es que no estás mucho tiempo en la oficina. Pasas gran parte del tiempo viajando o visitando a clientes en sus oficinas. Fue una de las cosas que más me costó asimilar en la transición de gestor a sales. Pasar de estar 10 horas pegado a las pantallas de Bloomberg a no pisar la oficina en días.

¿Cuáles son tu hobbies?

Ahora mismo mi único hobby/pasión es mi familia y sobre todo mi hija de 3 años. Como decía antes, paso mucho tiempo fuera de casa viajando, y cuando estoy procuro pasar gran parte del tiempo con ellas. Por lo demás, soy un tipo bastante normal, algo de ejercicio, ver fútbol o ir al cine…; y no me da tiempo a mucho más. Si alguien sabe cómo hacerlo mejor, ¡acepto sugerencias!

De toda tu trayectoria profesional, ¿recuerdas un año o etapa especialmente complicada? ¿Cuál fue el principal motivo?

A nivel profesional recuerdo 2008/09 como un año terrible. Por aquel momento era gestor de fondos de fondos y la quiebra de Lehman Brothers, la iliquidez de los fondos de ABS, cierre de fondos, etc, fueron momentos muy complicados. Cada día había un problema nuevo. Eso sí, yo creo que siempre hay que quedarse con lo bueno, fue un periodo de aprendizaje muy rápido para gran parte de la industria financiera. Una gestora hizo un pin que decía: “Yo sobreviví al 2008”; ¡ahora puedo decir que yo también!

Visión de mercado desde Columbia Threadneedle Investments para 2020

La desaceleración vista en 2019 se debe a varios factores. La confianza empresarial ha disminuido y, con ella, los gastos de capital. 2019 también se ha caracterizado por las tensiones comerciales, sea entre Estados Unidos y Europa, entre Estados Unidos y China o entre el Reino Unido y Europa. Estas no van a desaparecer y prevemos que siga lastrando a los mercados de deuda en 2020.

Lo que podría cambiar el año que viene es la respuesta de los bancos centrales. El margen para relajar la política monetaria podría ser menor, sobre todo porque algunos bancos centrales han rebajado considerablemente los tipos de interés en 2019. La Reserva Federal de Estados Unidos redujo los tipos tres veces en 2019, situándolos en un rango del 1,5%-1,75% tras la rebaja de octubre, por lo que no se prevén tantos recortes (si los hubiera) en 2020.

Lo que sí podríamos ver este año, es que los bancos centrales se cuestionen sus herramientas monetarias y empiecen a buscar nuevas alternativas de estímulo, y así el 2020 podría ser el año en que muchos gobiernos busquen fomentar el crecimiento a través de programas de estímulos fiscales.

Nuestro escenario central sigue siendo de bajo crecimiento, tipos bajos y baja inflación. Con todo esto, creemos que las tendencias de crecimiento secular a largo plazo brindarán oportunidades para la inversión. Se trata de encontrar empresas verdaderamente de calidad con rendimientos sosteniblemente atractivos a valoraciones razonables.

¿Cuáles son los activos que ves con mayor potencial de cara al próximo año?

En este entorno, apostamos por cautela en la renta fija, con fondos muy flexibles. Nuestros fondos están más ponderados en “investment grade”. Y respecto a la renta variable hemos apostado por los fondos globales, ya que tienen acceso a compañías líderes a nivel mundial.

En las carteras de renta fija: ¿qué estrategias tenéis para protegeros de subidas de tipos?

Tenemos nuestra estrategia de Renta Fija Flexible y también contamos con estrategias Long-Short de crédito, con gran éxito en el mercado español.

¿Qué importancia cobra la liquidez en un escenario como el actual?

La liquidez siempre es clave. Aunque cuando estamos muy escasos de yield, como inversores solemos tender a cambiar yield por liquidez. Eso lo pueden hacer los grandes planes de pensiones, aseguradoras, etc… pero cuando lo hacemos como inversor particular, ¡ojo! Que no se nos olvide el 2008 o el 2012. Yo estaba delante de mis compañeros de renta fija cuando nadie quería comprarles un bono español, no nada raro con nombre muy molón en inglés.

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Pues si el mercado y sobre todo los clientes me siguen queriendo aquí, seguiré aquí, explicando a los clientes los riesgos de cada inversión. Todo el mundo sabe lo que quiere, lo que no está siempre tan claro son los riesgos que se corren en cada decisión.