Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Carmignac: actualidad del mercado y estrategia de inversión

  • 30-03-2020

  • 4 minutos

Resultaba necesario abordar dos riesgos inminentes: el riesgo financiero de la liquidez en el mercado y el riesgo económico de que una perturbación a corto plazo se convirtiese en una profunda recesión de larga duración. A día de hoy, ha quedado patente que tanto el BCE y especialmente la Fed han sucumbido, por fin, al pánico sobre el riesgo de liquidez, lo cual constituye a todas luces buenas noticias (pese a que muestre la gravedad que revestía el problema de liquidez). Conocemos un resumen de los sucesos de la pasada semana y la estrategia de inversión de Carmignac.

estrategia de inversión

Tanto el BCE como la Fed han vuelto a adoptar un enfoque centrado en hacer «lo que sea necesario». Por el momento, resulta indudable que los mercados dudarán a la hora de oponerse a que los bancos centrales pongan toda la carne en el asador. 

¿Cuál será el próximo régimen para los mercados bursátiles?

En lo que respecta al riesgo de recesión, cabe destacar que Europa no ha realizado progresos significativos la semana pasada en términos de esfuerzos coordinados, incluso pese a que los escollos regulatorios y las normas de Bruselas se están dejando de lado por el momento. 

En cuanto al paquete de estímulos de EE. UU., los demócratas y los republicanos han tardado menos de lo que temíamos en alcanzar un acuerdo y, si bien seguimos a la espera de conocer los detalles, no cabe duda de que el Congreso ha creado un paquete de estímulos fiscales sumamente contundente. Lo cierto es que, en esencia, esta pandemia también hace las veces de aguja que pincha la burbuja de todo aquello que ha crecido durante aproximadamente una década a lomos de una volatilidad en mínimos históricos y de un coste del capital subvencionado, cortesía de las generosidad de los bancos centrales. Dudamos que los mercados hayan dejado el peligro atrás después de un mes de corrección, por muy pronunciada que haya sido. Además, la perturbación para la economía mundial apenas ha comenzado a dejarse sentir, en un contexto en el que cada vez más países adoptan políticas de confinamiento cada día. A ello se le suma que, en vista de que los artífices de esta interrupción de la actividad han sido los propios Gobiernos, este apoyo fiscal, por muy grande que sea, debe percibirse principalmente como una sustitución de los ingresos para las empresas y para los particulares con el fin de que estos pocos meses de colapso económico no se conviertan en una crisis. Ello resulta fundamental en el plano de la deuda corporativa, dado que reduce el riesgo extremo para los emisores con unos balances lo suficientemente sólidos. No obstante, deja completamente abierta la cuestión de cuál será el próximo régimen para los mercados bursátiles.

Estrategia de inversión en renta variable

En vista de que los paquetes de estímulos monetarios y presupuestarios dados a conocer en fechas recientes han conllevado una reducción tanto de la liquidez como de los riesgos económicos, y habida cuenta de los niveles de sobreventa en los mercados bursátiles, incrementan de manera selectiva su exposición a la renta variable la semana pasada al eliminar parte de las coberturas y se centran en empresas que puedan capear esta coyuntura de confinamiento y registrar una evolución favorable cuando el mundo haya dejado atrás la enfermedad COVID-19. Sin embargo, consideran que los mercados de renta variable siguen siendo sumamente endebles, puesto que partían de unos niveles excesivos apuntalados por el apalancamiento financiero y la creencia de que la coyuntura de volatilidad reducida duraría eternamente, por lo que están listos para volver a reforzar las coberturas cuando sea necesario.

A medio plazo, una de las temáticas que seguramente adquirirá una mayor importancia es la de la transformación digital, que afectará a varios subsectores, como el de la distribución —que se encuentra en fase de transición hacia un modelo de comercio electrónico conforme la adopción de la distribución alimentaria online cobra impulso— o el del entretenimiento, que está pasando a ofrecer un servicio a la carta. Por ejemplo, los sectores de juegos en la nube y online se han revalorizado un 25 % sobre una base semanal. Ello constituye un punto álgido que responde a circunstancias específicas, pero algunas costumbres seguramente se mantendrán inalteradas, y deberíamos asistir a una aceleración de estas tendencias a largo plazo durante los próximos meses o años. 

La exposición a la renta variable de empresas orientadas al mercado interno chino sigue siendo interesante: el país está levantando gradualmente el confinamiento y la balanza de pagos está registrando una mejora respaldada por el descenso de los precios del petróleo y las materias primas y por la entrada en punto muerto del turismo a escala mundial (dado que el turismo suele ser un lastre considerable para la balanza de pagos). 

Estrategia de inversión en renta fija

Los mercados de renta fija han sido objeto de importantes convulsiones desde el principio de esta crisis, y estas perturbaciones no solo han afectado a los activos de riesgo de la renta fija, sino también a activos más seguros.

Desde principios de marzo, la rentabilidad de la deuda corporativa de empresas de mayor calidad cayó un 8 %, mientras que los emisores de alto rendimiento acusaron un descenso medio del 16 %. En el plano de la deuda pública, los rendimientos de los países cuya deuda se considera más segura registraron un repunte meteórico, con unos niveles de volatilidad que no se habían observado ni siquiera en 2008. 

Si bien las medidas del BCE apuntalan la deuda de los países periféricos, no creemos que esta última ofrezca aún un perfil de riesgo/remuneración favorable, dado que se prevé que su endeudamiento aumentará y que su crecimiento resultará especialmente débil.

En el plano de la deuda corporativa, las soluciones para sustituir los ingresos ofrecidas por los diferentes Gobiernos para evitar una crisis están reduciendo el riesgo de solvencia para los emisores de mejor calidad. 

En este contexto, el efectivo ha sido el único segmento en ofrecer refugio.