Largos en bonos de vencimientos cortos

Tras años con los rendimientos de la deuda pública cercanos a cero, parece que se está dando un repunte, sobre todo por lo que respecta a los rendimientos de los bonos a más corto plazo. Desde BlackRock, analizan las posibilidades que ofrecen estos activos, concretamente para EEUU, donde el rápido ascenso de los rendimientos de la deuda pública a corto plazo está aumentando su atractivo.

  • El aumento de rendimientos es una oportunidad para que los inversores incrementen su exposición a los bonos del Tesoro estadounidense con vencimientos más cortos.
  • La renta variable global cayó ante el temor que suscitan los aranceles comerciales impuestos por Estados Unidos, mientras que los comentarios de la Fed reforzaron la idea de que se producirán, al menos, tres subidas de tipos en 2018.
  • El Congreso Nacional del Partido Comunista de China previsiblemente dará su visto bueno a una amplia reforma gubernamental que centralizará aún más el poder.

El constante aumento de los rendimientos de los bonos con vencimientos más cortos proporciona un mayor colchón frente a las preocupaciones sobre los aumentos de los tipos de interés. La línea verde del gráfico muestra que los tipos de interés deberían alzarse más de un punto porcentual para neutralizar los ingresos de un año de las notas del Tesoro estadounidense a dos años. Esto es prácticamente el doble que el año pasado, y se sitúa en un nivel muy superior a la protección que ofrecen los bonos a más largo plazo actualmente.  El tramo corto ofrece unas rentas relativamente atractivas y un colchón considerable frente a las perspectivas de mayores alzas de los rendimientos.