China: guerra comercial y oportunidades de inversión en compañías tecnológicas

  • 20-05-2019

  • 2 minutos

¿Qué impacto tendrán los actuales acontecimientos en la guerra comercial entre EE.UU. y China?

Dorothea Froehlich, gestora de MainFirst Emerging Markets Bond Fund Balanced

Creemos que los recientes acontecimientos dentro del enfrentamiento comercial entre EE.UU. y China tendrán poco impacto. China ya había tomado contramedidas en forma de estímulos para estabilizar su propia economía en torno al 6,4% – 6,2% de crecimiento y los mercados confían en estas medidas. Es por ello que las reacciones exageradas a los últimos aranceles impuestos por EE.UU. han sido escasas. El hecho de que China permanezca estable significa que otros mercados emergentes también lo están haciendo, ya que existe una demanda continua de sus materias primas. Por ejemplo, los aranceles sobre la soja están beneficiando enormemente a Brasil, ya que el país sudamericano es el mayor productor y ahora una de las principales fuentes de suministro de la codiciada materia prima.

Dorothea Froehlich, gestora de MainFirst Emerging Markets Bond Fund Balanced

Sin embargo, los efectos de la guerra comercial pueden verse en la desaceleración del crecimiento económico mundial y, tanto China como Estados Unidos, están sufriendo las consecuencias, por lo que las posibilidades de llegar a un acuerdo siguen siendo buenas. Mientras tanto, China sigue utilizando la política de “América primero” de Trump para establecerse como socio en la lucha contra el cambio climático, para el comercio a través de la iniciativa “Cinturón y Ruta de la Seda”, entre otras.

Oportunidades de inversión en China

Frank Schwarz, gestor de renta variable global de MainFirst

Aparte de los conocidos nombres de Alibaba y Tencent, vemos un gran potencial en Xiaomi, Ant Financial y Didi, tras su salida a bolsa. Los actores más nuevos y bien posicionados en el mercado son el especialista en servicios de entrega de alimentos Meituan Dianping, y la empresa de comercio electrónico Pinduoduo.

Además, vemos valor disruptivo en la tecnología asiática en áreas como el comercio electrónico, coches eléctricos, tecnología de baterías, producción de semiconductores y formas modernas de pago como Alipay. De hecho, Asia ya está más adelantada que Estados Unidos en este campo.

Frank Schwarz, gestor de renta variable global de MainFirst

Parte del éxito del sector tecnológico en China se debe al apoyo estatal. El gobierno chino creó el plan estratégico «Made in China 2025» para trabajar de forma sistemática para convertirse en el líder en campos como el de la tecnología, pero también en otros, como en el de la energía. Esto está permitiendo que florezca una nueva generación de empresarios, comparable a la de Europa hacia 1870.