¿Cómo afecta la edad de los gestores en las inversiones?

  • 19-10-2018

  • 6 minutos

Según datos de la Organización de Naciones Unidas, en 2045 las personas mayores de 60 años representarán el 32% de la población mundial y superarán por primera vez en la historia el número de niños.

Es una realidad que la población laboral europea envejece, y en España la situación es más extrema: la tasa de dependencia se espera de 9:1. Es decir, por cada trabajador en activo habrá 9 que no lo serán. Ante este envejecimiento de la población, nos preguntamos cómo afecta este dato en el sector de los gestores, ¿Influye la edad del gestor en la forma que tiene de enfrentarse al mercado? ¿Qué opinan los gestores?

Guendelina Bolis de Inversis Gestión y Vanesa Del Valle Broussard de Allfunds Bank, comentaron su opinión, desde la experiencia que ambas poseen en el sector, en una entrevista reciente. Bolis reconoce haberse sentido sorprendida por la hoja de ruta que los gestores más jóvenes utilizan a la hora de recabar información. Reconoce que herramientas como las redes sociales pueden resultar muy útiles; sin embargo, ella considera que su método de trabajo es más tradicional.

“Pienso que es el tiempo de los jóvenes para gestionar este tipo de herramientas tecnológicas puesto que yo no sería igual de productiva, me considero de la vieja escuela”.

Guendelina Bolis, CEO de Inversis Gestión

Durante la misma entrevista, Vanesa Del Valle comentó que en este sector tiene la certeza de que a mayor edad del gestor, menor es el riesgo al que busca enfrentarse.  Por el contrario, los gestores jóvenes están, por lo general, dispuestos a soportar grandes riesgos.

Así pues, para lograr el éxito, Del Valle recomienda el equilibrio entre la actitud de aquellos más experimentados y conservadores y los jóvenes menos experimentados que el anterior colectivo, pero más atrevidos.

La zona de confort es otro de los temas tratados en el encuentro, pues los asistentes afirman que el comportamiento de los gestores de mayor edad se estabiliza una vez alcanzados los objetivos fijados y no realizan grandes gestiones hasta que unos nuevos objetivos son delimitados. Los riesgos que conllevan acciones más notorias, como por ejemplo la estabilidad de su puesto de trabajo, no compensan con el éxito potencial que podrían lograr, añade Del Valle.

Por otro lado, los gestores más jóvenes tienen mentalidades más abiertas y mayores ambiciones que les llevan a situaciones de riesgo constante, lo cual es necesario en las gestoras para atraer nuevos fondos; sin embargo,este tipo de rutas o conductas deben ser altamente tutorizadas.

Desde RankiaPro hemos podido contar con la opinión directa sobre el tema por parte de: Javier Chen, Fund Manager at Anattea Gestión SGIIC, y David Ardura, director de gestión en Gesconsult SGIIC.

Aunque es cierto que la experiencia es sumamente importante, no se trata de un factor determinista

Javier Chen afirma que la edad de los gestores definitivamente afecta en las inversiones. Considera que la experiencia del gestor, como en cualquier inversión es extremadamente importante, no solamente afecta al juicio de las ideas de inversión, sino que también en el temperamento a la hora de invertir, aguantar y desinvertir de un activo. Dicho esto, ratifica que aunque es cierto que la experiencia es sumamente importante, no se trata de un factor determinista.

“Lo más importante a la hora de invertir es la filosofía del gestor, es decir, la manera que tiene que entender la inversión. Un ejemplo sería la inversión value, hoy en dia, casi todos los fondo independientes de España son value, pero la forma de entender esta inversión es totalmente distinta dentro de esta filosofía, unos se prefieren no especular con el crecimiento que pueda tener una compañía y centrarse en el balance y cuenta de resultados de ahora, otros compran crecimiento y buscan que el mercado no lo refleje en el precio, otros, como Buffet, compran un negocio como si fuera el único negocio que va a comprar y como si lo mantuviera para siempre, sin precios objetivos.

Estas distintas formas de entender la inversión es lo que hace que haya tanta dispersión dentro de una filosofía aparentemente idéntica entre los gestores value. Una clara evidencia, es los comienzos de inversores legendarios como Buffet, Ackman, Einhorn, Pradai, etc, empezaron a invertir de manera extraordinaria antes de los 30 años. En España de hecho, podemos ver que los gestores más jóvenes, como los compañeros de Valentum, true value, horos, etc, lo hacen incluso mejor que los compañeros más veteranos.”

Javier Chen, Fund Manager at Anattea Gestión SGIIC

Lo segundo más importante, añade Chen, es el proceso de inversión que debe recoger tanto el qué buscar como el cómo buscar. Tener un listado de fuentes, tener una manera concreta de gestionar y procesar la información, saber a quién llamar para posibles dudas. Todo esto no tiene nada que ver con la edad, afirma el Fund Manager de Attenea, y todo que ver con el entusiasmo y la organización del gestor. Alguien puede tener 20 años de experiencia en la industria, pero si no se ha sentado nunca a pensar cómo va a invertir, no será tan bueno como alguien que tiene 2 años de experiencia y está continuamente pensando en cómo mejorar su proceso. 

En los últimos años, algo que está cambiando totalmente la inversión y cualquier otra profesión es la tecnología y de nuevo, esto no tiene nada que ver con la edad, alguien de 60 años que tenga entusiasmo por aprender dominará mucho mejor las tecnologías que alguien de 20 años que no tenga el menor interés por aprender algo que no entiende. 

Warren Buffet decía que el mayor riesgo es no saber lo que uno está haciendo. Mientras un gestor haga un buen análisis de las compañías, y un buen análisis va a ser solamente tan bueno como el proceso de inversión habrá menor riesgo a la hora de invertir. Y esto no tiene nada que ver con la edad y todo que ver con las horas de trabajo, entusiasmo y curiosidad. Afirma Javier Chen.

“Algo muy destacable en mi experiencia, ya que soy un gestor bastante joven, es que en conversaciones con gestores más experimentados no se nota esas diferencias de edad cuando uno va con los deberes bien hechos, es más en muchos casos se trata de un intercambio de opiniones muy valiosa que tanto a ellos como a mí nos vienen muy bien. Esto refleja que la aportación de valor es mutua y equitativa, en vez de una relación profesor alumno. Por lo tanto, la edad, es importante pero no algo determinista.”

Javier Chen, Fund Manager at Anattea Gestión SGIIC

Por otro lado, contamos con la opinión de David Ardura, más experimentado en el sector y que comenta que hace veinte años, un antiguo jefe suyo, hablando sobre el negocio de la gestión, le decía; Es el mejor trabajo del mundo porque todos los días aprendes algo nuevo. Dos décadas después, Ardura no se ve capacitado para ser tan categórico (“seguramente habrá trabajos mejores“, afirma) pero sí que no puede estar más de acuerdo en la segunda parte de la sentencia.

“Cada día de todos estos años de carrera hemos aprendido algo, algunos días nos han dado lecciones bastante duras otros han sido aprendizajes más benévolos, pero la suma de todas estas lecciones es lo que conforma la experiencia de un gestor y con ella una parte de la personalidad del mismo y sus reacciones ante las distintas situaciones que nos plantean diariamente los mercados. Es ese conjunto de experiencias, y no la edad, lo que conforma la diferencia entre un gestor maduro y uno más joven.”

David Ardura, director de gestión en Gesconsult SGIIC

Otra situación muy distinta es el uso que hace el gestor con esa experiencia acumulada, señala David,  y eso no tiene tanto que ver con la edad como con la personalidad y la madurez del individuo.  Ejemplifica su afirmación comentando que, todos conocemos personas de veinticuatro años con grandes dosis de sentido común (una herramienta en la gestión mucho más potente de lo que la mayoría cree) y gente mucho más mayor que, bueno, no suele aplicar tanto este sentido común.

Las diferencias generacionales se dejan sentir también en cómo ha evolucionado el comportamiento de los mercados con el paso de los años y las innovaciones tecnológicas

“Sinceramente, no creo que lo que subyace debajo del comportamiento de los mercados haya cambiado significativamente, no ya en las últimas décadas, si no en los últimos cuatrocientos años. No hay más que leer “Confusión de confusiones” para darnos cuenta que el miedo, la avaricia, el optimismo complaciente ante una situación que nos va bien o el pánico aterrador que experimentamos cuando todo va mal, siguen estando presentes en el día a día de los mercados, exactamente igual que en 1688, y probablemente como estarán presentes dentro de 300 años.

Otra cosa es como los avances tecnológicos han cambiado la forma de comportarse de los mercados. Todo se mueve un poco más rápido, el flujo de información que recibimos y tenemos que procesar es mucho mayor (aquí los nativos digitales cuentan con una ventaja evidente) y, en consecuencia, el ruido que rodea al gestor es, igualmente, más grande.”

David Ardura, director de gestión en Gesconsult SGIIC

Esto dificulta, desde su punto de vista, otra de las tareas importantes que tiene que realizar un gestor, que no es otra que aislarse de ese ruido para centrarse en lo realmente importante, y lo realmente importante no ha cambiado significativamente en los últimos años. Todo lo contrario, en este mar de información, opinión y trading de alta frecuencia, identificar los fundamentales y valorarlos adecuadamente cobra más importancia que nunca.

En definitiva, Ardua afirma que es cierto que la experiencia de los años es un activo valioso para un gestor, pero también son necesarias otras cualidades, entre ellas la ilusión para, como decía su antiguo jefe, aprender algo nuevo cada día.