¿Cómo evolucionan las gestoras de fondos en su proceso de transformación digital en España?

  • 17-05-2019

  • 5 minutos

Como cada 17 de mayo se celebra el Día de Internet, una fecha que permite tomar conciencia del enorme impacto que tienen las tecnologías de la información en nuestra sociedad. A finales de 2018 el 51,2% de la población mundial, es decir, 3.900 millones de personas, contaba con acceso a Internet, lo que supone un incremento de casi el 3% en apenas un año, según los últimos datos de la Unión Internacional de Comunicaciones (UIT).

Como no podía ser menos, Internet también ha cambiado el modelo de negocio en la industria de la gestión de activos. Según la segunda edición del ‘Barómetro de Digitalización de Gestoras de Fondos de Inversión’, elaborado por la escuela de negocio digital ISDI en colaboración con Funds People y Carter, el 20% de de las gestoras de fondos ya permite la contratación online de sus productos. No hay duda de que las gestoras se enfrentan a un importante reto digital y, por ello, hemos querido preguntar a un experto en la materia cómo están evolucionando las gestoras de fondos en su proceso de transformación digital en España y en qué punto se encuentran a día de hoy.

Daniel Blanco Martín, Chief Digital Officer en BBVA Asset Management

La industria de la gestión de activos está en pleno proceso de transformación digital. Al igual que les sucede a sus hermanos de la Banca y los Seguros, dicho proceso queda afectado muy de cerca por las restricciones que impone el Regulador en Europa (principalmente, por los desarrollos normativos derivados de MiFID II, PSD II, IDD, entre otros). Al margen de la norma, la transformación digital de las Gestoras es también el resultado de los profesionales que trabajan en muchas entidades, quienes ponen su empeño día a día en reinventar su negocio y acercarse cada vez más a las demandas de sus partícipes.

Para valorar en qué etapa de dicho proceso se encuentra un sector tan heterogéneo como la industria de asset management, es preciso hacer zoom en dos ejes previamente: tipo de Gestora y target de partícipe al que ésta se dirige. La estrategia de unas entidades vs. las de otras difiere bastante, por tanto, sacar conclusiones del sector a nivel global puede llevarnos a engaño. En cuanto al tipo de Gestora, los planes de una gran gestora bancaria en España para afrontar estos retos no suelen coincidir con los de una boutique independiente, como tampoco puede que tengan demasiada relación con las acciones digitales que se plantee una gestora perteneciente a un grupo internacional.

Daniel Blanco Martín, Chief Digital Officer en BBVA Asset Management.

Por el lado del target o tipología de cliente al que se dirigen, la estrategia digital de las Gestoras es diferente según desarrollen una actividad comercial B2BGestoras de fondos que viven de la venta institucional de productos para alimentar fondos/mandatos de otras -, frente a otras B2B2Corientadas a vender vía supermercados de fondos -. Ambas también difieren de aquellas que venden directamente al partícipe (B2C). Hacer una comparativa como si todas fueran iguales puede hacernos pensar que unas son más activas que otras en el plano digital, cuando realmente lo que están haciendo es ser racionales, adaptando sus inversiones digitales a la realidad de sus negocios.

Otra cuestión a tener en cuenta a la hora de hacer análisis de cuán importante es la transformación digital en una entidad es separar la inversión digital en dos capítulos: actuaciones relacionadas con la gestión (para mejorar la capacidad de fabricación) y actuaciones para potenciar la relación con los clientes o partícipes. Existen gestoras que están abordando ambos y otras que no. De la combinación de acciones en fabricación y ventas, junto con el tipo de gestora y target al que se dirigen principalmente, podríamos concluir cómo avanzan las entidades por pares y a nivel global.

Desafortunadamente, no existe un seguimiento empírico de lo anterior, más allá del II Barómetro de Digitalización de Gestoras de Fondos que elabora ISDI y de alguna pregunta relativa a digitalización que el Observatorio INVERCO incluye en ocasiones en sus encuestas, los dos estudios muy orientados a analizar procesos de comercialización. Por tanto, no queda otra que hacer seguimiento de las publicaciones de prensa de las Gestoras y de los desarrollos informáticos que proponen proveedores de IT. Así, algunos de los datos que se han publicado en las dos encuestas anteriores son que un 90% de las Gestoras tiene web propia y que los presupuestos de marketing digital representan el 38,7% del total de inversión en marketing – un 5.7% más que en el año anterior -, ambos datos del Barómetro ISDI de 2018. Por su parte, el Observatorio INVERCO señala que un 47% de las Gestoras encuestadas en 2019 ya recibía más de un 10% de sus órdenes de suscripciones de fondos por la vía de su web o app móvil, hecho que demuestra el apetito del partícipe por relacionarse con su Gestora por canales digitales.

En adelante, las entidades gestoras no tienen otra opción que continuar con planes serios de transformación digital que les permitan encarar, por el lado de la fabricación, la competencia de los productos de gestión pasiva (ETFs/fondos indexados). Contar con herramientas de gestión que permitan la obtención de performance recurrente en los fondos que ofrecen, y que abaraten los costes del back office será cada vez más necesario para las entidades.

Por la parte de relación con el cliente final, se hará crucial trabajar bien nuestra presencia digital, sin olvidar el desarrollo de canales propios de venta online de fondos, más allá de estar presente en las plataformas de distribución de fondos. A pesar de que en una primera fase no cubiquen igual que las ventas vía distribuidor, confieren independencia frente a los mismos y dan notoriedad a la entidad. En ese sentido, los costes de montar webs/apps que vendan producto y permitan hacer seguimiento al partícipe se han abaratado sobremanera en los últimos años.

De todos es conocido, que el negocio de gestión de activos viene marcado por la escala, tanto más en el actual contexto de cambios regulatorios y de fuertes inversiones en tecnología para hacer frente a todo lo introducido en el presente artículo. Esto es lo que explica en parte procesos de fusión de grandes jugadores internacionales como las gestoras de Deutsche Bank-Allianz-UBS, o bien, las adquisiciones de gestoras para su posterior integración en un jugador mayor realizadas por las aseguradoras Mutuactivos o Santalucia. Por si fuera poco, en los últimos cinco años han surgido nuevos competidores en el ámbito de las Fintech y otros más que llegarán una vez que se apruebe en España la legislación sobre el banco de pruebas regulatorio, el “regulatory sandbox”, para los nuevos entrantes en finanzas y seguros.

En resumidas cuentas, a la pregunta de cómo va el sector de la gestión de activos en España en cuanto a transformación digital, yo respondería con tres ideas generales, respuestas generalistas que no ocultan que existen “alumnos aventajados” en el sector:

  • Como primera idea, pienso que las Gestoras están mucho más concienciadas sobre este reto digital que hace tres años. Hoy son pocos los que creen que deben permanecer de brazos cruzados ante este desafío.
  • En segundo lugar, los primeros pasos dados en el sector tienen que ver más con la digitalización de procesos concretos que con una verdadera transformación digital del negocio, quizás porque se trata de “quick wins” rentables y más fáciles de ejecutar que abordar lo segundo.
  • Por último, las entidades no se han decidido a incorporar masivamente ciertas tecnologías disruptivas (blockchain, inteligencia artificial, robotización aplicada a la gestión…) ya que están valorando la madurez y el coste-beneficio que implican antes de hacer las elevadas inversiones económicas que exigen.