¿Cómo invierte el fondo M&G (Lux) Optimal Income? Entrevista a su equipo gestor

  • 14-06-2019

  • 6 minutos

La semana pasada Richard Woolnough, gestor de M&G Investments, visitaba Madrid para dar a conocer el M&G (Lux) Optimal Income, uno de los fondos más emblemáticos de la gestora. Se trata de un fondo de renta fija flexible en el que, al menos, el 50% de la cartera está invertida en bonos soberanos o corporativos tanto de mercados desarrollados como emergentes. En el año el fondo se revaloriza un 3,36% (a 12 de junio de 2019) y en los últimos diez años consigue una rentabilidad anualizada del 6,33%, según datos de Morningstar.

Fuente: M&G Investments.

En concreto, el M&G (Lux) Optimal Income invierte en cuatro tipos de activos: bonos del Estado, bonos corporativos investment grade, high yield y renta variable (hasta un 20%).

«Conseguimos buenos ingresos pero cada activo lo seleccionamos de manera muy específica. En los últimos años es difícil encontrar valor en duración, por eso preferimos invertir en investment grade».

Richard Woolnough, gestor de M&G Investments

Richard Woolnough, gestor de M&G Investments

Durante el encuentro, Woolnough ha hecho hincapié en tres ejemplos de crédito que tiene en cartera: Verizon, AT&T y Comcast. El objetivo de las dos primeras compañías en estos momentos es desapalancarse. Verizon se está desapalancando y es posible que haya una recompra de acciones; esto para nosotros es estupendo porque les vendemos sus bonos. Comcast, por su parte, lo que quiere es crear autocartera, es decir, recomprar acciones, puntualiza el gestor de M&G.

Dejando de lado el fondo y centrándose en la actualidad, Richard Woolnough no cree que este año vaya a haber una recesión en los Estados Unidos. «El crecimiento del PIB va a ser sólido y no va a haber deflación en EEUU», sostiene Woolnough. Respecto al conflicto comercial entre los Estados Unidos y China, opina que las guerras comerciales, si escalan, son malas para cualquier tipo de activo ya que lo que provocan es que la inflación aumente, es decir, es más caro comprar las cosas. «La Unión Europea ya tiene aranceles con los Estados Unidos a la exportación, siempre hay guerras comerciales, lo que pasa es que están cambiando», concluye el gestor de M&G.

Entrevista al equipo gestor del fondo M&G (Lux) Optimal Income

– ¿Qué puede aportar el fondo M&G (Lux) Optimal Income, que no lo hagan otros, en las actuales condiciones del mercado?

A diferencia de un fondo tradicional a largo plazo, el M&G (Lux) Optimal Income Fund no está obligado a invertir en una parte concreta del mercado, en la que los rendimientos pueden estar altamente correlacionados con lo que está sucediendo en el ciclo económico. En cambio, tenemos la flexibilidad de invertir en una amplia gama de activos de renta fija dependiendo de dónde identifiquemos el valor.

El objetivo del fondo es superar el rendimiento medio gubernamental, el grado de inversión y los sectores de alto rendimiento en el transcurso de un ciclo económico. Somos capaces de separar nuestras perspectivas de duración y de crédito en esta cartera y, si bien creemos que todavía hay cierto valor en los márgenes, somos cautelosos a la hora de asumir riesgos excesivos de duración.

– ¿Cuál es actualmente vuestra posición con mayor peso en cartera?

La mayor noticia en los mercados financieros en los últimos meses sigue siendo la posibilidad de que la economía estadounidense entre en recesión. Si bien el mercado sigue cotizando en un entorno de alta probabilidad de recesión inminente, una gran variedad de indicadores económicos importantes siguen apuntando a un entorno de crecimiento sólido, aunque más lento. El mercado ahora espera que el próximo movimiento de la Reserva Federal sea un recorte en lugar de una subida de los tipos de interés, lo que aumenta el riesgo de que la Reserva Federal se quede más rezagada.

En este contexto, las valoraciones de los bonos corporativos siguen siendo relativamente atractivas desde nuestro punto de vista, aunque, tras el buen comportamiento registrado desde principios de año, hemos estado aprovechando la oportunidad que se nos ha presentado en las últimas semanas para reducir parcialmente el riesgo de la cartera. Esto ha tenido el efecto de aumentar la exposición «libre de riesgo» del fondo hasta cerca del 30%, desde cerca del 15% a mediados de abril.

La reducción del riesgo se consiguió principalmente mediante la venta de bonos de telecomunicaciones (principalmente Verizon, ya que algunos de sus bonos han sido recomprados por la compañía), emisiones financieras a 5-10 años y en los mercados emergentes.

En términos más generales, mantenemos una preferencia por el crédito de grado de inversión por encima de los bonos de alto rendimiento. Preferimos el crédito con calificación BBB, con un enfoque en aquellos nombres que son capaces y están dispuestos a defender su estatus de BBB, y los bonos a largo plazo, que nos permiten asegurar una prima de riesgo crediticio saludable. La parte del mercado que corresponde a BBB ha experimentado algunas de las mayores alteraciones, habiendo sido afectada negativamente por la oferta a lo largo del tiempo, y no es del agrado de muchos inversores debido a su proximidad con el mundo de alto rendimiento.

– ¿Cómo establecéis la ponderación de cada clase de activo en el fondo?

Conformamos un panorama macroeconómico para el fondo basado en nuestra evaluación de la dirección probable del crecimiento económico, la inflación y las tasas de interés dentro de las diferentes economías. Estas perspectivas top-down, junto con factores bottom-up, como el nivel de los diferenciales de crédito y las perspectivas de las tasas de impago, nos permiten saber dónde se encuentra el valor relativo entre las distintas clases de activos de renta fija.

A la vista de este análisis, decidimos la asignación de activos para el fondo, por ejemplo, si queremos invertir en bonos del Estado, de calidad de inversión o de alto rendimiento. Dependiendo de nuestras perspectivas de tipos de interés, decidiremos dónde queremos posicionarnos en la curva de rendimientos y si queremos conseguirlo a través de activos físicos o mediante el uso de derivados, como los futuros de bonos o de tipos de interés. La posición del fondo en el sector también está influenciada por nuestros puntos de vista macroeconómicos. Por ejemplo, podemos aumentar o reducir la exposición del fondo a sectores cíclicos en función de nuestra valoración de la solidez de la economía y, por tanto, de las perspectivas de rentabilidad de las empresas.

– ¿Cuál es vuestra opinión sobre que la ESG se convierta en una tendencia predominante?

No gestionamos el fondo M&G (Lux) Optimal Income con ningún objetivo de ESG, sin embargo, dentro del equipo de renta fija de M&G, el análisis medioambiental, social y de buen gobierno está integrado en nuestros estudios y decisiones de inversión. Si bien nuestro objetivo principal es proteger contra el riesgo a la baja -la principal preocupación asociada con la inversión en renta fija- también buscamos identificar oportunidades de inversión que ofrezcan sólidas garantías de tipo ESG. Nuestros analistas de crédito tienen en cuenta las cuestiones importantes de ESG al elaborar su visión de una oportunidad de inversión. Realizamos un seguimiento continuo de las empresas y organizaciones que emiten deuda y nos comprometemos con ellas en relación con sus prácticas de ESG, según sea conveniente. Aunque los tenedores de deuda suelen tener menos influencia directa que los accionistas sobre la estrategia de una empresa, comprometerse activamente para fomentar mejores prácticas de ESG nos ayuda a comprender, gestionar y potencialmente reducir los riesgos de ESG.

– ¿Cómo las recientes subidas de tipos afectan a la rentabilidad de las emisiones en cartera?

Tras una serie de subidas de tipos por parte de la Reserva Federal en los últimos años, los mercados esperan ahora que la tendencia de cualquier subida de tipos sea a la baja (una opinión, como se ha explicado anteriormente, con la que no estamos de acuerdo).

El fondo tiene un rendimiento muy competitivo en relación con su calificación y ha logrado superar su rendimiento a vencimiento en la mayoría de los años.

– ¿Qué importancia cobra la liquidez en un escenario como el actual?

En M&G, la gestión de la liquidez es una parte esencial de nuestro proceso de inversión. Reconocemos la naturaleza cambiante de los mercados de renta fija y, como operadores del mercado, somos muy conscientes de los retos que plantea la gestión de grandes carteras de renta fija. Como participante importante en los mercados de renta fija, mantenemos un contacto periódico con los bancos centrales, los reguladores y los organismos del sector sobre los retos de liquidez. M&G participa activamente en iniciativas del sector, como el comercio electrónico, para hacer frente a algunos de los retos de liquidez a los que se enfrentan los mercados en la actualidad.

Al igual que con todos los riesgos asociados con la inversión, los inversores pueden ser recompensados por aceptar un grado de iliquidez, lo que les permite obtener una prima que puede resultar atractiva en el entorno actual de bajo rendimiento. De hecho, vemos un valor significativo al hacerlo en ciertos segmentos de los mercados. Sin embargo, es importante que los clientes comprendan que al invertir en los mercados de bonos corporativos deben estar dispuestos a aceptar cierto grado de riesgo de liquidez. Este ha sido siempre el escenario y es probable que siga prevaleciendo en un futuro próximo.

Creemos que el perfil de liquidez del M&G (Lux) Optimal Income Fund es apropiado para un fondo de renta fija grande y altamente diversificado. La combinación de activos de alta calidad y el uso de derivados han garantizado un perfil de liquidez adecuado, manteniendo al mismo tiempo la naturaleza flexible del mandato de inversión.