¿Cómo ven los mercados los expertos de J O Hambro y BMO Global AM? – Almuerzo con profesionales en Andorra

  • 18-09-2018

  • 4 minutos

Todo un éxito el séptimo evento exclusivo para profesionales celebrado por RankiaPro esta mañana en Andorra (Andorra Park Hotel) donde BMO Global AM y J O Hambro nos han explicado su estilo de inversión, además de las perspectivas de mercado de cara a la parte final de 2018.

En el encuentro, moderado por Tomás García-Purriños, gestor de fondos en Morabanc Asset Management, Luis Martín Hoyos, Head of Sales en BMO Global Asset Management, ha presentado su modelo de inversión a través del fondo Pyrford Global Total Return Sterling Fund, un producto gestionado por Pyrford Internarional, una de las boutiques de inversión de BMO fundada en 1987. Se trata de un producto que recientemente se ha registrado para su comercialización en España y cuyo objetivo principal es generar a largo plazo un flujo constante de rentabilidades totales positivas en términos reales con una reducida volatilidad absoluta y un marcado énfasis en la preservación de capital.

La estrategia de retorno absoluto global de Pyrford cuenta con tres objetivos:

1. Preservar el capital: no perder dinero en un periodo de 12 meses.

2. Vencer la inflación por un margen significativo a largo plazo.

3. Proporcionar rendimientos caracterizados por una baja volatilidad absoluta.

Su filosofía de inversión se basa en: un enfoque centrado en la calidad y el valor, preservación del capital, lo que puede contribuir a una tasa de rentabilidad positiva a largo plazo; acciones, bonos soberanos y efectivo (cash); y exposición a clases de activos alternativos a través de acciones cotizadas.

En concreto, desde la firman aseguran que no invierten en bonos soberanos que tengan una calificación crediticia por debajo de ‘AA’. Invierten en bonos convencionales e indexados, y hacen cobertura en diferentes países: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Suiza, Zona Euro, Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong y Singapur.

En lo que se refiere a la selección de valores, tienen un claro enfoque de retorno absoluto, centrado en la calidad y el valor, con un plazo de cinco años. Invierten en aquellas compañías que pertenecen a mercados desarrollados globales, más aquellos mercados emergentes que cumplen con sus estrictos requisitos de calidad institucional. En concreto, Japón no tuvo presencia en su cartera durante la década de 1990, ni tampoco los bancos europeos durante más de siete años. Llevan a cabo tanto análisis top-down como bottom-up.

Perspectivas de mercado

Donald Trump

Una Casa Blanca dirigida por Trump ha añadido incertidumbre al rumbo que tomará la economía estadounidense y mundial. «America First» revertirá el progreso en los acuerdos comerciales mundiales y ha inyectado mayor incertidumbre en la política exterior. Los recortes de los impuestos de sociedades pueden apuntalar un mercado bursátil estadounidense ya inflado, pero aumentarán el déficit presupuestario y ayudará poco a los hogares.

Eurozona

Está disfrutando de una recuperación cíclica pero el defecto fundamental subyacente sigue siendo la moneda única y un tipo de interés a corto plazo para 19 economías dispares. Los niveles de endeudamiento en la Europa periférica y la continua falta de competitividad son insostenibles; mientras que los bancos italianos siguen en una situación lamentable.

El punto muerto de las elecciones alemanas se ha resuelto, finalmente, y se ha formado otra «gran coalición, aunque el poder de la señora Merkel se ha debilitado significativamente».

Asia (ex Japón)

Ofrece el mejor valor absoluto y las oportunidades más atractivas para el crecimiento económico a largo plazo. La demografía ofrece una «ventana» favorable durante los próximos 20 años.

Mercados RV y RF

En general, los mercados (tanto de renta variable como de renta fija) son caros. Los bajos rendimientos de un solo dígito son probablemente los mejores que se pueden esperar en una perspectiva a medio plazo.

Deuda global

Los niveles globales de deuda (en relación con el PIB) han aumentado en las economías desarrolladas y emergentes desde la crisis financiera. Creemos que esta es la amenaza más significativa para un crecimiento económico «saludable» en el futuro. Los ratios de deuda deben modificarse sin desencadenar otra crisis financiera.

Brexit

Ha añadido incertidumbre adicional, mientras que el retroceso electoral de los conservadores en el poder ha debilitado su posición negociadora con la Unión Europea. Creemos que el futuro a largo plazo fuera de la UE será favorable para Gran Bretaña, pero las luchas políticas internas a ambos lados complicarán las cosas a corto plazo.

 

J O Hambro, por su parte, ha presentado el fondo JOHCM Global Opportunities Fund, con el que esperan obtener unos rendimiento superiores a la media con un riesgo inferior a la media. Además, su objetivo es seguir el ritmo de los mercados que suben y, a su vez, proteger el capital en los que bajan.

En mercados que suben, ganamos; en mercados que bajan, no perdemos demasiado”.

Fuente: JOHCM / MSCI/ Bloomberg a 31 de agosto de 2018

Bogdan Popescu, Director European Sales en J O Hambro Capital Management, ha recalcado que el hecho de ser disciplinados, selectivos y pacientes a la hora de invertir.

Su cartera siempre estará formada de las mejores propuestas (alta convicción), evitan la sobrevaloración y el apalancamiento escesivo, y conservan efectivo en liquidez cuando consideran que las valoraciones no son lo suficientemente atractivas.

Si no hay suficientes acciones baratas que comprar, el inversor solo debe retener su capital en cash y esperar a la siguiente vuelta del ciclo… Conservar el cash tiene dos claras ventajas en los mercados sobrevalorados: 1. Evita las pérdidas cuando las valoraciones vuelven a su media a largo plazo 2. Los que tienen cash disponible están en situación de obtener beneficios cuando hay un cambio en el mercado”.

Momento actual

La gestora ha dado una serie de conejos a tener en cuenta en el entorno actual de mercado:

  • No hay muchas oportunidades.
  • Las valoraciones siguen siendo elevadas.
  • Tener mucha cautela con los altos niveles de endeudamiento.
  • Resulta muy difícil identificar la mayoría de las zonas de riesgo.