Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Covid: implicaciones de las inversiones a medio plazo

  • 31-03-2020

  • 4 minutos

Se prevé que esta crisis nueva del Covid reconfigurará la sociedad y la economía de manera permanente, con implicaciones a medio plazo para las inversiones. 

Covid

Desde Candriam, creemos que la tecnología será el mayor beneficiario evidentemente. El distanciamiento social es la mejor prueba de verificación de este tipo de productos y servicios que uno pueda imaginar. Por otra parte no hay nada como una crisis para centrarse en la necesidad de incrementar el gasto en atención sanitaria. “Estamos en guerra”, repitió el Presidente francés Macron varias veces en un discurso. Nuestra tercera estrategia a medio plazo, las energías renovables y otros productos sostenibles, ya se encuentra en zona de crecimiento, y debería mantener esta trayectoria. 

La actual crisis del Covid no será la última

El brote de SARS en 2003 supuso un impulso importante para la adopción de las compras online y para el auge de Alibaba en China. El Covid tiene el potencial de generar un cambio más drástico en nuestro uso de la tecnología.

Nuestras nuevas y ahora casi generalizadas experiencias de teletrabajo entre los empleados de oficinas deberán acelerar de manera clara la adopción de actividades tales como el trabajo desde casa, el e-learning o la telemedicina. La realidad virtual -con inclusión del video- incrementará su importancia, en comparación con su uso antes del Covid, a expensas de las reuniones y los viajes físicos. Todos estos desarrollos implican unos mercados cada vez mayores para las conexiones de banda ancha, para los semiconductores, y para las redes sociales…, y también para el crecimiento del cibercrimen. Si estas tecnologías representan una nueva etapa en nuestra manera de trabajar y de vivir, su expansión también es un medio para contribuir al control del riesgo de epidemia después de esta primavera y puede evitar posteriores medidas de contención globales. Los últimos 20 años han proporcionado algunas señales de advertencia tales como el SARS, el MERS y el Ébola; la actual crisis de salud pública no será la última. El auge de nuevas enfermedades es uno de los riesgos derivados del calentamiento global. El crecimiento de la geolocalización y del rastreo de los smartphones ha ayudado a las autoridades de Corea del Sur, Taiwán y Singapur a evitar el confinamiento total de la población. En Wuhan, las personas regresarán de manera progresiva a una “vida normal”, pero probablemente con rastreo telefónico y cuarentenas específicas. Naturalmente, este hecho plantea preguntas en algunas sociedades. Aunque el Big Data, la Inteligencia Artificial y la geolocalización resultan útiles a la hora de reducir los trastornos económicos derivados del control de la epidemia, ¿podría este método de “Gran Hermano” ser percibido como una amenaza para la privacidad individual?

A medio plazo, prevemos un punto de inflexión al alza en el uso de estas tecnologías, en especial en Estados Unidos y en los mercados emergentes.

Ejemplos de empresas con ingresos o beneficios significativos en los sectores descritos

Atención sanitaria como una prioridad

La crisis del Covid es una “guerra” de salud pública, al menos eso es lo que declaran los líderes políticos. Si los profesionales de la atención sanitaria son los nuevos militares, y los medicamentos y las vacunas las nuevas armas, entonces las sociedades probablemente deberán contar con unos mayores presupuestos. Se puede prever un mayor gasto de los gobiernos en atención sanitaria. Es bastante posible que los títulos de las empresas de atención sanitaria deban hacer frente a un menor riesgo en las elecciones estadounidenses. Desde ahora hasta noviembre, los candidatos contrarios al gasto tendrán que elegir entre un incremento del gasto en la atención sanitaria y la pérdida de sus carreras políticas. Se debe recordar que ésta no es solo una elección presidencial, sino que también existen muchos escaños del Congreso y numerosas elecciones estatales en juego.

Esperamos que la “nueva normalidad” -un oxímoron como nunca ha existido- supondrá un apoyo para la biotecnología y los equipos de atención sanitaria, pero también para la existencia de unos grupos farmacéuticos más grandes y más diversificados.

Ejemplos de empresas con ingresos o beneficios significativos en los sectores descritos

Sostenibilidad y medioambiente como prioridad

Los académicos han descrito el medio ambiente, la sostenibilidad y el bien social como un gasto para las economías fuertes, con frecuencia en la parte superior del ciclo. A riesgo de mencionar la frase más peligrosa en materia de inversión… consideramos que esta vez es diferente. Hemos visto cielos azules en China, agua limpia en Venecia, y un raro día sin una nube de contaminación en Los Angeles. Los quince años de investigación interna de Candriam muestran que existen importantes motivos de valoración para invertir en empresas con unas altas calificaciones ESG (Medio ambiente, Social y Gobernanza). Estas empresas suelen ser empresas de “crecimiento de calidad” en términos de estilo, más que en “valor”; esperamos que estos “nombres de calidad” presenten un buen rendimiento a medio plazo.

Las empresas con una buena calificación en los factores ESG suelen asimismo presentar una menor deuda, un factor positivo importante en la actual crisis financiera. Con Europa ligeramente adelantada en la curva a la hora de impulsar normativas medioambientales, subrayamos tres temas importantes -eficiencia energética, recursos y residuos, y energías renovables-, y cada uno de ellos se beneficia de los objetivos actuales o propuestos de los gobiernos, en especial en los países de la UE. Dichos temas cuentan con múltiples factores de impulsión para desarrollar unos fundamentales al alza. Las empresas que ayudan a los consumidores corporativos e individuales a consumir menos energía están ayudando a dichos consumidores ahorrar dinero, al tiempo que contribuyen a reducir la dependencia de la UE con respecto al suministro externo de petróleo y gas. Estas tecnologías de eficiencia de recursos que actualmente ya resultan rentables, con frecuencia se iniciaron, al igual que muchas nuevas tecnologías, gracias a subvenciones que se retiraron una vez que el sector alcanzó una escala crítica. Las energías renovables ya se están beneficiando de la fe de los “usuarios pioneros” y las economías continúan mejorando.

Ejemplos de empresas con ingresos o beneficios significativos en los sectores descritos