¿De vuelta a la carga?

  • 29-03-2019

  • 2 minutos

¿Ya está? ¿Se acabó la «corrección» y volvemos a la carga? La Reserva Federal de los EE. UU., que ayudó a impulsar la desaceleración del mercado con el «Quantitative Tightening» (QT), parece estar retractándose y Wall Street ha escuchado el rumor, lo ha tomado por cierto y se ha aferrado a él. Tras lo cual, como de costumbre, el resto del mundo ha hecho lo mismo. La mayoría ya han recuperado las pérdidas de los últimos meses y Wall Street ha vuelto a donde estaba el pasado noviembre. ¿De qué había que preocuparse?

¿Acaso ha cambiado algo fundamental?

Bueno, si el QT realmente ha sido suspendido, obviamente evitará la pérdida constante de liquidez, lo que nunca es buena noticia para la bolsa. Pero a menos que se reinicie la otra Q (Quantitative Easing), aun nos encontramos en un entorno muy diferente al anterior, ya que, la continua creación de dinero nuevo que alimentó los mercados mundiales desde 2009, ha cesado (excepto en Japón). El “juicing”, de endeudamiento en relación a la rentabilidad está en niveles nunca vistos y mientras tanto, la economía mundial sigue creciendo cada vez más lentamente.

Los índices en moneda local del MSCI para mercados desarrollados demostraron en febrero rentabilidades realmente buenas y, desde principios de año, muchos mercados han subido más de un 10%. Estados Unidos, por ejemplo, ha experimentado una apreciación del 11,4%.

Pero muchos mercados desarrollados bajan si se miden en periodos de 12 meses

Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Portugal, España, Reino Unido, Japón y Singapur encajan en esa categoría. Incluso EE. UU. que por muy poco ha logrado obtener una rentabilidad marginal positiva a un año (2,8%).

Los mercados de bonos gubernamentales a 10 años de referencia registraron pocos cambios en las rentabilidades en febrero. El bono estadounidense continúa cotizándose alrededor del 2,7%, Canadá alrededor del 1,9%, Alemania 0,18% y Reino Unido 1,3% (un aumento marginal), mientras que Japón recompensa a los inversores a 10 años con una rentabilidad negativa del 0,02%. (Fuente: Bloomberg). Ninguna de estas rentabilidades sugiere un fuerte crecimiento económico en el futuro próximo. Ninguno de ellos proporciona un retorno adecuado. Todos ellos reflejan un mundo financiero que todavía sufre de la resaca causada por la extraordinaria intervención del banco central. La normalidad queda aún a cierta distancia…

Los mercados de renta variable siguen sobrevaluados

En nuestra opinión, los mercados de renta variable siguen sobrevaluados, en algunos casos de forma considerable. EE. UU. se posiciona posiblemente como el país con renta variable más sobreponderada, a pesar de la pequeña corrección que hemos observado. Basándonos en nuestras predicciones de crecimiento real del PIB del 2%, el mercado debería experimentar una caída del 50% del máximo de 2018 para alcanzar su valor intrínseco.

Articulo producido por el equipo de gestión de Pyrford

Sobre nosotros: Pyrford International es una boutique especialista en inversiones que opera como parte de BMO Global Asset Management. No hay «gestores estrella» en Pyrford; en cambio, un equipo experimentado trabaja en conjunto para implementar un enfoque claro, directo y de sentido común para invertir. Preservar el capital es una consideración primordial, algo que trabajan para lograr a través de un claro enfoque en la calidad, el valor y la diversificación.

El valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden subir o bajar y los inversores pueden no recuperar la cantidad original invertida. BMO Global Asset Management ha llegado a los puntos de vista y las opiniones y no debe considerarse una recomendación o solicitud para comprar o vender ninguna compañía que se pueda mencionar.