Degroof Petercam AM incorpora un equipo de especialistas en bonos convertibles

  • 09-10-2018

  • 2 minutos

Degroof Petercam Asset Management (DPAM) amplía sus capacidades en gestión activa con la incorporación del segmento de bonos convertibles, a través de su Centro de Expertise Degroof Petercam Gestión (DPG) ubicado en París.

Con este objetivo de reforzar sus capacidades, la gestora ha incorporado a Laurent Le Grin, CFA, y Boris Rochereuil, CFA al DPG para gestionar y desarrollar el área de especialización en bonos convertibles. Según han señalado

«Laurent Le Grin liderará nuestros esfuerzos en la construcción de nuestras capacidades en bonos convertibles desde de DPG en París. Es un profesional experimentado y reconocido con una amplia trayectoria en la gestión de fondos de bonos convertibles europeos y globales. Además, Le Grin contará con el apoyo de nuestro equipo de analistas de renta variable y crédito y aportará valor activo a nuestros clientes institucionales y de banca privada».

Peter De Coensel, miembro de la junta de directiva de DPAM & DPG

Laurent Gaetani, director de DPG, DPAM

La filosofía de inversión de las estrategias de bonos convertibles se basará en tres principios:

  • Selección de bonos y construcción de cartera basada en la convicción.
  • Gestión activa de renta variable a través del análisis top down macroeconómico combinado con un enfoque fundamental bottom up .
  • El análisis crediticio y la convexidad como pilares principales del proceso de selección de bonos.

«Creo que hay cinco razones principales para tener en cuenta los bonos convertibles. La primera es la convexidad; los bonos convertibles generan rendimientos similares a la renta variable con menos volatilidad. En segundo lugar, los bonos convertibles pueden generar mayores rendimientos que otros instrumentos de renta fija en el contexto de fusiones y adquisiciones. En tercer lugar, desde el punto de vista de la asignación de activos, mejoran la relación riesgo-retorno de una cartera diversificada (mediante la inversión del 5 al 15%). En cuarto lugar, son menos sensibles a las subidas de tipos de interés, lo que proporciona protección a los inversores. Tienen una correlación negativa con los bonos gubernamentales, pero correlación positiva con las acciones y los bonos corporativos. Finalmente, los bonos convertibles se benefician de un trato favorable en el marco de Solvencia II».

Laurent Le Grin, responsable del equipo de bonos convertibles en DPG