Según las gestoras, ¿cómo afectarán las elecciones de mitad de mandato en EEUU en el mercado?

  • 05-11-2018

  • 12 minutos

Las elecciones de medio mandato de Estados Unidos han supuesto un nuevo capitulo para Trump: los demócratas han logrado mayoría en la Cámara de Representantes y, aunque el Senado seguirá en manos republicanas, podrán dificultar la agenda legislativa del presidente además de elevar el control sobre su labor, lo que puede incluir la esperada investigación parlamentaria de asuntos controvertidos relacionados con el mismo, como por ejemplo, su implicación en la trama rusa.

Aquí adjuntamos dos gráficos, de cómo está quedando la situación tras las elecciones del pasado martes, actualizadas a 7  de noviembre de 2018 11:39 horas:

Fuente: Bloomerg

 

 

Además, aquí pueden leer las opiniones que las gestoras manifestaron en los pasados días con respecto al tema tratado. Además, realizan una previsión sobre la evolución del mercado teniendo en cuenta los posibles escenarios que podrían haberse dado en EEUU y valorando sus consecuencias.

La guerra comercial como estrategia de Trump para ganar votos

Opinión de Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management de Bank Degroof Petercam Spain

Sin ninguna duda, creemos que la actual guerra comercial que enfrenta a EEUU con China es una estrategia de Trump para ganar apoyos de cara a las elecciones de mitad de mandato. Al igual que en su campaña a la presidencia, Trump quiere mantener apoyos bajo su slogan “devolver la grandeza a Estados Unidos”. Su política de “America First” se dirige a conseguir concesiones de aquellos países con los que tenía balanza comercial negativa, entre los que destacan China y Alemania. Lo que no está tan claro es si esta política proteccionista le está dando ventaja para estas elecciones de mitad de mandato, ya que las represalias de China afectan a algunos de los Estados que suelen ser más republicanos.

No obstante, pensamos que es difícil que Donald Trump salga reforzado de estas elecciones. Lo más probable es que los republicanos mantengan la mayoría en el Senado y que los demócratas se alcen con la victoria en el Congreso. De conseguir los republicanos la mayoría en las dos cámaras, no creemos que esto conlleve muchos cambios en la política comercial americana frente a China. A inicios del próximo año se aplicarán nuevos aranceles y China no podrá hacer nada, a no ser que otorgue más concesiones a Estados Unidos.

¿Cómo afectará el resultado de las elecciones a la Fed y al mercado?

No esperamos que el resultado de estas elecciones presione a la Reserva Federal para que lleve a cabo cambios en su política monetaria en los próximos meses, pues debería producirse una variación importante en los datos macroeconómicos para que la Fed alterase el rumbo de su política. En cambio, si Trump sale reforzado de estos comicios, es factible que el mercado de renta variable reaccione positivamente. Las recientes caídas de la bolsa en parte podrían obedecer a la posibilidad de pérdida de la mayoría en alguna de las cámaras por parte de los republicanos.

Los sectores que se verían más favorecidos por una victoria del partido republicano serían energía, defensa, bancos, farmacéuticas y los sectores más vinculados al mercado doméstico. Y, en caso de una victoria de los demócratas, los sectores con exposición exterior deberían hacerlo mejor, entre ellos destacarían tecnología y consumo cíclico.

Opinión de Quirien Lemey, gestor del fondo Global Equities de Degroof Petercam AM

Los alcistas dicen que la guerra comercial es sólo una estrategia de Trump para obtener mejores condiciones comerciales y una táctica para ganar más votos de cara a las elecciones de mitad de mandato que tendrán lugar el martes. Por lo que creo que, pasados estos comicios, veremos un acuerdo y la guerra comercial se resolverá. Sin embargo, si la noticia de Bloomberg sobre el espionaje de China a Apple y Amazon es cierta y China tuvo la capacidad de hackear hardwares informáticos (algo extremadamente difícil) y robar secretos comerciales y militares, esto solo alimenta un escenario aún más negativo para China.

En ese contexto, Estados Unidos no estaría llevando a cabo este enfrentamiento para obtener mejores condiciones comerciales, sino para reducir su dependencia de China, por lo que esta guerra comercial podría empeorar. Por ejemplo, para el sector tecnológico, pues recordemos que China es responsable de una gran parte del ensamblaje final en la cadena de suministro de tecnología (un porcentaje importante de los smartphones, PCs, tabletas y servidores se ensamblan en fábricas chinas).

Cualquier intento de aplicar una nueva reforma fiscal fracasará

Comentario de MacKay Shields LLC, gestora de la estrategia US Corporate Bond de Nordea AM

Las elecciones estadounidenses de mitad de mandato están despertando un mayor interés. Los recientes ataques del Gobierno a la estrategia de la Fed y el anuncio de la propuesta de una segunda medida en el marco de la reforma fiscal constituyen ejemplos de la dinámica política que impera en el país norteamericano. Las elecciones podrían generar cierta volatilidad a corto plazo, pero no solemos adoptar posiciones basándonos en la volatilidad a corto plazo derivada de acontecimientos políticos. La opinión de consenso es que el Partido Demócrata se hará con el poder en la Cámara de Representantes, pero no logrará la victoria en el Senado. En esta situación, el estancamiento político se acentuará y cualquier intento de aplicar una nueva reforma fiscal fracasará. Los diferenciales de crédito deberían mantenerse firmes. En este momento, la probabilidad de que los demócratas se hagan con el control de ambas cámaras del Congreso es menor, pero si así fuera, podríamos asistir a la retirada de algunas reformas regulatorias de Trump e incluso de los aranceles. Este escenario probablemente sería negativo para los diferenciales de crédito.

Por último, si los republicanos mantienen el poder en ambas cámaras del Congreso, el Gobierno se vería alentado a mantener su senda de reformas fiscales adicionales, incremento de la desregulación, gasto en infraestructuras y otras formas de gasto basadas en el déficit. En ese caso, los diferenciales probablemente se ajustarían. No hemos posicionado las carteras en función de los resultados de las elecciones de mitad de mandato. Si bien las encuestas apuntan a una Cámara de Representantes demócrata y un Senado republicano, esta opción no constituye una certeza. Creemos que cualquier movimiento en los diferenciales de crédito después de las elecciones será de naturaleza temporal. En última instancia, las tendencias de medio a largo plazo se verán determinadas en mayor medida por la trayectoria de la economía tanto en EE. UU. como en el resto del mundo.

Buen escenario para los activos de riesgo si los republicanos retienen el control

Opinión de Talib Sheikh, Head of Multi-Asset Strategy en Jupiter AM

El escenario más probable, dados los resultados de encuestas recientes, da a entender que los demócratas ganan el control del Congreso y el Senado se queda con los republicanos. Dados los acontecimientos recientes los mercados se han vuelto escépticos a encuestas, pero los números parecen ser claros en este caso.

El escenario más probable incluye la posibilidad de nuevos recortes de impuestos, mientras que los recortes fiscales actuales siguen siendo temporales. Sin embargo, hay que mirar en los apoyos bipartidistas para gestionar el gasto en infraestructuras, lo que podría aumentar el PIB en los EEUU en un 0,2%, probablemente financiado por una expansión en el déficit.

Si el Partido Republicano logra retener el control sería un muy buen escenario para los activos de riesgo dadas las perspectivas de una mayor flexibilización fiscal y gasto en infraestructura, sin embargo, aumentaría el riesgo de un aumento en los rendimientos de Estados Unidos dado el tamaño del déficit y la dinámica de inflación actual.

En la mayoría de los escenarios posibles, la economía de EEUU y el USD todavía superan al resto del mundo

En términos de nuestro posicionamiento, mantenemos un sesgo para los activos basados ​​en los Estados Unidos, es decir, alto rendimiento, donde vemos pocas posibilidades de un escenario recesivo a corto plazo. Nuestras ponderaciones de capital son modestas y seguimos siendo tácticos en esa parte de la cartera, pero estamos buscando entrar en posiciones de capital particularmente en los Estados Unidos. Seguimos siendo bajistas sobre la región europea, creyendo que en la mayoría de los escenarios posibles, la economía de EEUU y el USD todavía superan al resto del mundo. La presión de la liquidez actual también es probable que siga perjudicando a los activos europeos.

El Congreso se divide: ¿retrocederán los mercados?

Artículo de Matt Miller, economista político de Capital Group

Puesto que el resultado más esperado es que los demócratas se hagan con la Cámara de los Representantes, esto podría tener un impacto modesto en los precios de los activos.

Aunque los asientos en juego en el Senado favorecen a los republicanos, los demócratas solo necesitan obtener 23 escaños para llegar a la mayoría; los sondeos actuales sugieren que es probable que al menos una docena de los escaños republicanos cambien, lo que implica que los demócratas solo necesitarían 11 de los 30 escaños ocupados por los republicanos considerados como “de cara o cruz”. Este escenario sería posible, especialmente si la participación demócrata es alta.

 

2- Los republicanos se mantienen: ¿Se alegrarán los mercados?

Se podría pensar que extender el statu quo no provocaría una reacción particularmente brusca cuando se trata de acciones y bonos. Pero en realidad, los mercados valoran la incertidumbre política en las valoraciones de activos. Actualmente el consenso parece indicar que los republicanos podrían perder la Cámara, lo que pondría en peligro su agenda legislativa. Para muchos inversores, que han acogido con satisfacción políticas como la desregulación y los recortes de impuestos en los últimos dos años, el fin de este gobierno favorable a las empresas es un riesgo a la baja.

3. Los demócratas arrasan: ¿Se hundirán los mercados?

El resultado más sorprendente, tanto desde la perspectiva de las expectativas actuales como desde el impacto potencial en los mercados a corto plazo, sería si los demócratas toman ambas cámaras del Congreso. Esto podría presagiar un cambio radical en Washington tras las elecciones de 2020, y los mercados podrían comenzar a tomar más en serio las propuestas de políticas de la izquierda. Eso sucedería incluso si Trump veta cualquier legislación que no le guste para los próximos dos años, aunque es prematuro asumir que una gran victoria en estas elecciones de mitad de mandato significa una victoria presidencial demócrata 24 meses después.

¿Cuánto importará esto a largo plazo?

Es importante recordar que, si bien las políticas pueden tener efectos macroeconómicos significativos a corto y hasta a medio plazo, los fundamentos a menudo solo se ven modestamente afectados. Además, con el tiempo, las empresas fuertes pueden adaptarse a los marcos legales y regulatorios cambiantes.

 

Para las bolsas, posiblemente sea un evento sin apenas impacto

Comentario realizado por: Diego Fernández Elices, director general de Inversiones de A&G Banca Privada

Mañana por la mañana conoceremos los resultados de las elecciones de medio término en EE.UU. Actualmente el Partido Republicano tiene mayoría en ambas cámaras. Según las principales casas de apuestas, el resultado más probable es que los Demócratas asuman el control de la Cámara de Representantes, a lo que dan un 57% de probabilidades. Por otro lado, dan una probabilidad del 31% a que Republicanos mantengan control de ambas cámaras.

Pensamos que para las bolsas, posiblemente sea un evento sin apenas impacto, pero repasamos los posibles escenarios:

Con el senado Republicano y el congreso demócrata, pensamos que queda poco potencial de subida, dado que Trump ya ha consumido su crédito y perdería capacidad de acción, aunque el escenario sería muy continuista.

En caso de mantener los republicanos el control de ambas cámaras, se podrá hablar de mayor estímulo fiscal, pero eso sería contrarrestado por una política monetaria más restrictiva que neutralizaría los efectos de los estímulos. Posiblemente viéramos subidas del dólar.

En el remoto caso de ganar los demócratas en ambas cámaras, la capacidad de maniobra será muy limitada, no pudiendo tomar grandes medidas fiscales hasta 2020, pero su de cambiar la percepción y posiblemente, cayeran algo los tipos, con el USD depreciándose y los bonos del gobierno americano subiendo en precio.

 

Gridlock sigue siendo el resultado más probable

Opinión de Jan Keller, Event Driven Research Analyst, Julius Baer

Los demócratas ocupan la pole position de la Cámara de Representantes en las elecciones de medio término en los Estados Unidos que se llevarán a cabo mañana.

• Sin embargo, los resultados alternativos todavía no deben ignorarse por completo, ya que un error de sondeo sistemático podría hacer que los resultados se desvíen en ambas direcciones.

Las tan esperadas y comentadas elecciones para el 2018 en Estados Unidos se celebrarán mañana, 6 de noviembre. El electorado de los Estados Unidos votará a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y a 35 de los 100 escaños en el Senado. Los republicanos tienen actualmente una mayoría tanto en la Cámara de Representantes (240 contra 195 escaños) como en el Senado (51 contra 49 escaños). Algunas encuestas sugieren que los republicanos pudieron mejorar sus posibilidades por un estrecho margen últimamente, pero en general, los demócratas todavía tienen un sólido 85.8% de posibilidades de recuperar el control de la cámara baja del Congreso de los Estados Unidos después de ocho años de control republicano. Sin embargo, el Senado sigue siendo más desafiante y aún es probable que siga siendo republicano.

El índice de aprobación de Donald Trump sigue siendo históricamente bajo, con un 42,2%, y los demócratas aún lideran las encuestas de votación genéricas en el Congreso en más del 8%. Sin embargo, todos somos conscientes de que los pronósticos anteriores de algunos resultados electorales resultaron ser poco confiables. Si bien las posibilidades de un error sistemático de sondeo por sí mismas son escasas, ocurren de vez en cuando. Los resultados finales deberían estar disponibles para el momento en que Europa comience su día el miércoles, pero si existe un error sistemático de sondeo de un par de puntos porcentuales, la cosa podría terminar siendo demasiado cercana y el ganador no será conocido por varios días.

Gridlock, ya sea que los demócratas cambien a la Cámara de Representantes o al Senado, sería el mejor escenario general para las acciones. Pero si los demócratas terminan tomando ambas cámaras, este sería el riesgo de cola que probablemente más perjudique a los mercados. Si los republicanos de alguna manera logran aferrarse a su mayoría en ambas cámaras, inicialmente las acciones deberían ser las que más se benefician, pero la pregunta es por cuánto tiempo.

Lo que las elecciones a medio mandato suponen y cómo afectarán al mercado

Comentario por Richard Turnill, Director Mundial de Estrategia de Inversión en BlackRock.

Las elecciones de mitad de mandato en EE. UU., que se celebran esta semana, podrían resultar en un cambio en el equilibrio de poder en Washington, pero difícilmente conllevarán cambios a corto plazo en las políticas del Gobierno.

La renta variable global repuntó tras las ventas generalizadas de la semana pasada, pero los activos mexicanos cayeron después de que el presidente electo cancelase un proyecto para construir un importante aeropuerto.Además, se espera que la Reserva Federal mantenga inalterados los tipos esta semana y allane el camino para llevar a cabo otra subida en diciembre.

Por otro lado, el hecho de que los votantes estadounidenses acudan esta semana a las urnas para votar en unas elecciones de mitad de mandato podría provocar que republicanos y demócratas controlasen cada uno una de las dos cámaras del Congreso, lo que tendría implicaciones para el futuro de políticas clave, como los recortes fiscales. Las elecciones se suman a la lista de incertidumbres a las que ya se enfrentan los mercados, como los efectos del recrudecimiento de las tensiones entre China y EE. UU.

El mercado estadounidense de renta variable ha dado muestras de inquietud

Dividimos los catalizadores de la rentabilidad de las acciones entre el crecimiento y los de no crecimiento. En nuestra opinión, la incertidumbre, más que las preocupaciones sobre el crecimiento y los tipos de interés, han constituido últimamente el principal lastre para el mercado bursátil. Las elecciones de la mitad del mandato generan un poco de volatilidad a corto plazo, pero otros catalizadores revisan mayor importancia de cara al largo plazo. Desde nuestro punto de vista, las tensiones comerciales a escala internacional son los principales catalizadores y formamos el mayor riesgo para el crecimiento mundial. La relajación de esas tensiones impulsaría los activos de riesgo, como la renta variable. La posible reunión entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder chino Xi Jinping más adelante este mes arrojará indicios claros sobre las tensiones que se apaciguarán o recrudecerán de cara a 2019.

Es importante reconocer cuán verdaderamente divisiva es la política estadounidense en esta etapa.

Opinión por: Christopher Gannatti, director de análisis de WisdomTree para Europa

Nuestra opinión es que esta será una elección muy cerrada. Una Cámara de Representantes controlada por los demócratas está lejos de ser algo seguro, incluso si se trata de una opinión de consenso. Es importante reconocer cuán verdaderamente divisiva es la política estadounidense en esta etapa.

También importa que el presidente Trump haya twiteado que se estaban haciendo progresos con China. Que esto sea cierto o no no es importante: es importante el mensaje que envía al mercado, ya que, si los mercados están aumentando, esto podría beneficiar a los candidatos republicanos.

Si ocurre lo esperado, los demócratas toman la Cámara de Representantes y los republicanos mantienen el Senado, entonces es muy probable que esto sea lo que se cotiza en los mercados hoy en día, y si algo se incrementara un poco, el resultado sería un poco seguro.

Sin embargo, si los republicanos continúan controlando todo (Cámara y Senado), entonces el mercado podría aumentar significativamente y si los demócratas obtienen el control de todo (Cámara y Senado), entonces el mercado podría enfrentar mucha volatilidad a corto plazo, ya que esto no es lo esperado. resultado y pone ciertas cosas como la agenda de Trump en un mayor riesgo.