Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Deustche Bank se marca el objetivo de alcanzar los 200.000 millones de euros en financiación e inversión sostenible en 2025

  • 14-05-2020

  • 3 minutos

Deutsche Bank ha publicado por primera vez objetivos cuantificables para expandir sus actividades comerciales sostenibles que cubren el espacio ESG (ambiental, social, de gobierno) y apunta a apoyar la transformación hacia una economía sostenible. A finales de 2025, el banco aumentará su volumen de financiación ESG más su cartera de inversiones sostenibles bajo gestión a más de 200 mil millones de euros en total. 

 inversión sostenible

«Nos impulsa una convicción muy fuerte de ayudar a dar forma al cambio global hacia una economía sostenible, neutral al clima y social»,

“El objetivo de 200 mil millones de euros en financiamiento sostenible e inversiones ESG es ambicioso. Sin embargo, estamos comenzando desde una buena base porque podemos satisfacer la creciente demanda de nuestros clientes de productos de inversión sostenible por nuestra cuenta ”. 

Christian Sewing, CEO de Deutsche Bank

Estándar ESG de la UE

La entidad germana aumentará su volumen de financiación sostenible y de inversión bajo criterios ESG hasta superar los 200.000 millones de euros. De este modo, Deutsche Bank sigue los estándares utilizados en la industria. Los activos ESG, que constituyen 70 mil millones de euros administrados por la gestora DWS a fines de 2019 no están incluidos en estos cálculos. 

Al definir qué actividades clasificará como sostenibles, el banco se guiará por la Taxonomía de la UE, el estándar ESG de la Unión Europea. En áreas donde la UE aún tiene que desarrollar sus propios estándares, Deutsche Bank se basará en sus propios criterios. El banco informará anualmente sobre el progreso hacia el logro de este objetivo en su informe no financiero. También revelará más detalles sobre su definición de finanzas sostenibles para finales del segundo trimestre de 2020. 

Desde principios de 2020, el banco ha asesorado a clientes en 22 transacciones, colocando bonos ESG con un volumen de suscripción de casi 3.500 millones de euros. Estos incluyen bonos verdes, bonos sociales, bonos sostenibles y bonos vinculados a criterios de sostenibilidad. Deutsche Bank es actualmente el número 10 en el ranking mundial de bonos sostenibles (fuente: Dealogic). 

El primer bono verde 

Deutsche Bank ha establecido un marco integral y puede, con efecto inmediato, recaudar fondos para la refinanciación mediante la emisión de sus propios bonos verdes. Esto permitirá al banco recaudar fondos para desarrollar aún más las fuentes de energía renovables o para proyectos destinados a aumentar la eficiencia energética. Como se anunció previamente, Deutsche Bank apunta a emitir su primer bono verde a lo largo de este año, sujeto a las condiciones del mercado. 

Los activos «verdes» incluyen préstamos e inversión sostenible en compañías, activos o proyectos que se centran en energía renovable, eficiencia energética y los llamados edificios verdes que se construyen de acuerdo con los estándares ambientales y de sostenibilidad. El Marco de Bonos Verdes de Deutsche Bank se basa en los Principios de Bonos Verdes de la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA), así como en la última orientación en la Taxonomía de la UE desarrollada por el Grupo de Expertos Técnicos de la Unión Europea en Finanzas Sostenibles. 

Papel decisivo del sector bancario

Deutsche Bank también tiene un plan para hacer que sus operaciones sean más sostenibles. A más tardar en 2025, Deutsche Bank tiene como objetivo impulsar sus operaciones utilizando energía renovable. A fines de 2019, casi el 80 por ciento de la electricidad del banco en todo el mundo provenía de fuentes de energía renovables. Este paso es consistente con su política de transición a la neutralidad de carbono y de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero primarios. 

Las operaciones comerciales de Deutsche Bank han sido neutrales con respecto al clima desde 2012. Las medidas de eficiencia energética que el banco implementó en 2010 le han permitido reducir su consumo de energía en más de una cuarta parte. Para compensar las emisiones de carbono restantes, el banco compra certificados de reducción de emisiones verificadas.

Deutsche Bank está convencido de que el sector bancario tiene un papel decisivo que desempeñar en la transformación de la economía para alcanzar los objetivos del Acuerdo Climático de París y los Objetivos de Sostenibilidad de las Naciones Unidas. En las últimas décadas, Deutsche Bank ha apoyado numerosos programas de sostenibilidad, desde el Pacto Mundial de las Naciones Unidas en 2000 hasta la firma de los Principios de la Banca Responsable de las Naciones Unidas en septiembre de 2019.