Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Día Mundial Sin Tabaco: ¿qué gestoras excluyen las tabaqueras?

  • 31-05-2020

  • 4 minutos

Cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco conmemorando la campaña mundial comenzada por la ONU en 1987 con el objetivo de reducir su consumo y, con ello, las muertes que ocasiona. Con motivo de este día, hemos querido reunir varias gestoras de fondos que han decidido excluir la industria tabaquera de sus fondos, con el objetivo de potenciar su inversión socialmente responsable (ISR).

A estas alturas no hay duda de que la ISR genera valor y está en auge. Cada vez más las gestoras apuestan por invertir bajo criterios medioambientales, sociales o de buen gobierno. En abril de 2018 Robeco decidía excluir las inversiones en la industria tabaquera de toda su gama de fondos − hasta entonces solamente lo hacía de sus fondos sostenibles −.

La industria tabaquera viene siendo percibida de forma creciente como una desventaja social. En 2017, el Pacto Mundial de Naciones Unidas excluyó a las compañías tabaqueras de participar en dicha iniciativa. Aunque Robeco asume su responsabilidad como un accionista serio, y se relaciona activamente con las empresas en las que invierte, el compromiso con la industria tabaquera no generará un cambio fundamental.

«Robeco ha estado a la vanguardia de la IS desde la década de 1990 y mira la sostenibilidad como una fuerza a largo plazo para el cambio en los mercados, países y empresas. Dadas las importantes preocupaciones internacionales sobre los riesgos planteados por el tabaco, y en vista de desarrollos recientes, como la decisión del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, creemos que ha llegado el momento de excluir el tabaco».

Peter Ferket, Director de Inversiones de Robeco

La gestora holandesa aplica la exclusión a todas las compañías cotizadas que están involucradas en la producción de tabaco o componentes importantes de cigarrillos. 

ABN AMRO Investment Solutions es otra de las firmas que apuesta por no incluir a la industria tabacalera en sus productos. El requisito mínimo para sus gestores es respetar los criterios de exclusión relacionados con la sostenibilidad de ABN AMRO IS.

«Se excluyen las empresas involucradas en Armas Controvertidas, las empresas que incumplen los Principios Rectores de la ONU y las empresas que generan más de 10% de sus ingresos a partir de la producción de tabaco.»

Marianne Dernies, Head of Business Development de ABN AMRO IS

Tomando a los inversores un paso más hacia la inversión responsable, ABN AMRO también incorpora a su plataforma gestores sostenibles con un expertise probado en este campo. Dichos gestores se reservan el derecho de aplicar criterios de exclusión adicionales como por ejemplo exclusiones sectoriales (i.e. alcohol, pornografía, pieles de animales, etc.). Además de las exclusiones, también aplican un análisis ASG.

La gestora Amundi también está comprometida con la inversión con criterios ESG, y más concretamente con la exclusión del tabaco dentro de sus fondos de inversión.

Como primer paso del proceso de inversión, nos centramos en la sostenibilidad aplicando un proceso de selección estricto. Excluimos las compañías que están involucradas en defensa, tabaco, alcohol, juegos y apuestas, armas nucleares, pornografía, carbón, pesticidas o hidrocarburos clorados, y cuyo negocio vulnere los derechos humanos, laborales o que empleen el trabajo infantil.

Christian Zimmermann, gestor del Amundi Global Ecology

El pasado mes de octubre Amundi sacaba al mercado un nuevo ETF con criterios ESG: el Amundi Index Euro Corporate SRI 0-3Y. Este fondo cotizado ofrece exposición a bonos corporativos investment grade con un vencimiento entre 0 y 3 años, a través de una cartera de más de 690 bonos corporativos denominados en euros. Los emisores son calificados de acuerdo a su comportamiento de acuerdo a criterios de ambientales, sociales y de buen gobiern, y se excluyen aquellos relacionados con el alcohol, tabaco, armas militares y de uso civil, juegos de azar, el entretenimiento para adultos, organismos modificados genéticamente y energía nuclear.

Respecto a la gestora francesa Carmignac filtra, para cada uno de sus fondos, el universo de posibilidades inversión siguiendo una lista de exclusión en base a normas y convenios internacionales. Entre su lista de restricciones se encuentran los productores de tabaco y de carbón para la mayoría de sus fondos. También se suprimen de las carteras las inversiones en empresas rusas sancionadas por la UE, los negocios que infringen la Ley Patriota de EEUU (Patriot Act), los derechos humanos o la Convención de Oslo/Ottawa, así como los fabricantes de armas polémicas.

DPAM también es de las que ha optado por excluir el tabaco de toda su gama de estrategias gestionadas de forma activa. El pasado 30 de abril Víctor Asensi, Institutional Sales Internacional de DPAM, proponía en nuestra conference call una idea de inversión centrada en siete megatendencias: DPAM Invest Equities NEWGEMS Sustainable, cuyo proceso de inversión se inicia con un filtro cuantitativo de un universo superior a 30.000 acciones, con filtros que incluyen una capitalización de mercado superior a 300 millones de euros, flujo de caja libre superior al 4%, así como criterios de exclusión ESG (excluyendo tabaco, juego, pornografía y defensa).

La gestora estadounidense BlackRock es otra de las firmas de gestión de activos que apuesta por la inversión con criterios ESG. El pasado mes de marzo ampliaba su gama de ETF sostenibles con tres nuevos productos para inversores que buscan gestionar riesgos a largo plazo relacionados con factores ambientales, sociales y de gobierno.

«En nuestra opinión, las empresas que registran sólidos perfiles en cuestiones de sostenibilidad relevantes tienen el potencial de tener un mejor comportamiento que aquellas cuyo perfil en este ámbito resulta deficiente. En concreto, creemos que las empresas que hacen hincapié en la sostenibilidad en el marco de sus operaciones deberían estar mejor posicionadas frente a sus homólogas menos sostenibles para capear las coyunturas desfavorables al tiempo que se siguen beneficiando de contextos de mercado positivos».

BlackRock