¿Dónde deberíamos ir de vacaciones?

  • 23-07-2018

  • 2 minutos

Llegó por fin la época del verano. Y digo por fin porque creo que nunca antes había vista llover y nevar tanto en los últimos meses. Con la llegada del buen tiempo todos estamos pensando en las merecidísimas vacaciones. Varias llamadas de compañeros y “ventas” de fondos empiezan por la tan manida “Cuánto te queda para las vacaciones?” o “Dónde os vais?”. Y en la época de Instagram y del postureo máximo, pero también de la moda de la inversión en valor ( aunque en los últimos años no esté brillando demasiado ), un influencer del value publicaría la foto delante de un monumento explicando lo que se ha ahorrado respecto a venir con un año de diferencia, ¿no?

Vamos a tratar de ponernos en la mente de alguien absolutamente analítico “Homo Economicus” según mi apreciado y laureado Richard Thaler. Alguien que sólo utilice los datos publicados de inflación junto con la evolución de la divisa.

Si quitamos la primera posición que propongo adivinéis y que descuadraría el gráfico, estos serían los países dónde después de 1 año más nos convendría ir.

FX vs. EUR inflation adjusted

¿Con esta información dónde iríais vosotros?

Evidentemente esto es ya una decisión personalísima, pero mi respuesta, sin pensármelo demasiado sería un tour por Argentina y Brasil. Países que después de la desilusión mundialista y sumidos en debates políticos intensos están esperando visitantes que les digan que están ahí por convicción. Eso sí, no iría por ahí con las camisetas ni de Messi ni de Neymar.

Y después de estas merecidísimas vacaciones y para no volver directamente a la rutina, me escaparía un fin de semana largo a Istanbul.

Pero como diría de nuevo Thaler, la prueba irrefutable de que no somos “Homos Economicus” es que seguro que más de uno y más de dos de los que leéis este artículo está pensando en las vacaciones de Formentera. Formentera, paraíso dónde los haya, pero que tiene la suerte que no publica datos propios de inflación (que serían en italiano por cierto).

Felices vacaciones y a descansar, que se presenta un final de año apasionante.