EEUU: el crecimiento del PIB en el 1T 2019 debería verse penalizado por una estacionalidad desfavorable y el shutdown

  • 23-01-2019

  • 2 minutos

Durante varios años, aparentemente el crecimiento del PIB americano en el 1T ha sido más bajo que el de otros trimestres. Hemos intentado saber si este dato siempre se ha cumplido y, en caso afirmativo, a qué se debía.

1.    La estacionalidad es ciertamente desfavorable para el crecimiento del PIB en el 1T… y favorable para el crecimiento del 2T

Las cifras de crecimiento del PIB en principio se ajustan estacionalmente, lo que significa que no hay regularidad estacional. Sin embargo, en los últimos 20 años, en el 75% de los casos el crecimiento del PIB en el 1T ha sido más bajo que en otros trimestres. Durante el período 1997-2018, fue de media un 0,90% más bajo que el de los otros trimestres, y desde 2011, esta subestimación ha sido de media un 0,70%. En el «espejo», el crecimiento del 2T fue mayor que en los otros trimestres.

Más allá de estas estadísticas descriptivas, el efecto de la estacionalidad se confirma econométricamente: cuando el crecimiento trimestral del PIB se trunca frente al de los ingresos domésticos que no tiene estacionalidad1 y sobre variables ficticias trimestrales, aparece un efecto estadísticamente significativo a la baja asociada al 1T y un efecto estadísticamente significativo al alza asociado al 2T.

Finalmente, estos sesgos estacionales se refieren sobre todo a las «Exportaciones», «Inversión no residencial» y «Variaciones en los inventarios».

2.    Solo una quinta parte de la diferencia se debería a un mal ajuste de los efectos climatológicos

Esta estacionalidad residual viene probablemente de dos opciones de la Oficina de Análisis Económico (Bureau of economic analysis), la oficina de estadística americana: primero, de aplicar el método de ajuste a los subcomponentes del PIB y no al PIB en su conjunto; en segundo lugar, de desestacionalizar los datos mensuales en lugar de los datos trimestrales (por ejemplo, un efecto del clima puede alterar los datos de construcción en enero y los datos de consumo solo en febrero, haciendo que el ajuste sea complejo).

¿En qué medida esta corrección imperfecta proviene de peligros climatológicos excepcionales? Para responder a esta pregunta, hemos retrocedido la brecha entre el gap del 1T y el de otros trimestres en un indicador destinado a reflejar los efectos del mal tiempo, es decir, la cantidad de personas que no pueden ir a trabajar debido al mal tiempo como se publica en cada Informe de Empleo.

Nuestro análisis estadístico muestra que esta variable meteorológica explica solo el 20% de las diferencias. En otras palabras, las condiciones climatológicas extremas explican solo una parte de la brecha de crecimiento entre 1T y 2T, pero no explican todo. Por lo tanto, existe una estacionalidad residual del orden del 0,5% / 0,6%, independientemente del mal tiempo.

Conclusión:

El crecimiento de EE.UU. en el 1T está, de media, subestimado en alrededor de un 0,7% y el crecimiento en el 2T está sesgado al alza en consecuencia. Si sumamos este efecto negativo de la estacionalidad con el del shutdown (que estimamos en esta etapa en 0,2%), el crecimiento del PIB para el 1T de 2019 ya se penalizaría en casi un 1% en ritmo anualizado. Una publicación anormalmente baja puede perturbar, pero debe relativizarse en el sentido de que estos dos efectos (anomalía estacional y shutdown) deberían recuperarse en términos de crecimiento en el 2T.