Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

EFAMA actualiza la clasificación europea de fondos

  • 26-08-2020

  • < 1 minutos

EFAMA ha publicado hoy la segunda edición del informe ‘The European Fund Clasification: EFC Categories‘ para adaptar los criterios de clasificación a la evolución reciente del mercado. La Clasificación Europea de Fondos (EFC) es un sistema de clasificación paneuropeo de fondos de inversión.

“Proporcionar una clasificación clara y transparente de los fondos es esencial para promover la distribución transfronteriza de fondos y proteger mejor a los inversores. El EFC está en una posición ideal para contribuir a este objetivo proporcionando un sistema de clasificación de fondos armonizado para ayudar a los inversores europeos y sus asesores a comparar fondos de diferentes jurisdicciones y tomar decisiones de inversión acertadas».

Bernard Delbecque, Director Senior de EFAMA

Ventajas del EFC

  • Utiliza un método de clasificación probado y estable basado en las tenencias de fondos de la cartera.
  • Se basa en criterios bien definidos que permiten una comparación simple de fondos similares y garantizan la transparencia para los inversores y las empresas de gestión de fondos.
  • Es la única estructura de clasificación de fondos que pertenece y es administrada por la propia industria de fondos, sin estar influenciada por ningún interés comercial particular.

La principal novedad de esta edición es la introducción de ‘temas de inversión’ en la clasificación de los fondos de renta variable, junto a los tres principales criterios de clasificación: sector, exposición geográfica y capitalización bursátil. Se han identificado doce temas de inversión específicos como particularmente relevantes en el mercado actual: recursos naturales, infraestructura, clima, agricultura, agua, biotecnología, tecnología médica, energía limpia, digitalización, nutrición, tendencias globales y alto dividendo.

Actualmente, el universo EFC cubre cerca de 5.400 fondos europeos que incorporan 36.000 clases de acciones con una clasificación verificada, mientras que la clasificación indicativa cubre más de 14.000 fondos que incorporan alrededor de 47.500 clases de acciones.