El “10 years challenge” de los gestores de fondos

  • 14-02-2019

  • 5 minutos

El “10 years challenge” de los gestores de fondos. ¿Qué estaban haciendo en 2008? ¿Cómo ha cambiado el mercado de fondos en estos últimos diez años?

Como ya hicimos a principios de mes con «El 10 years challenge de los fondos de inversión», desde RankiaPro hemos querido hacer lo mismo pero con gestores de fondos de inversión tanto a nivel nacional como internacional. ¿Qué estaban haciendo en 2008? ¿Cómo ha cambiado el mercado de fondos en estos últimos diez años?

  • CHRIS BOWIE, Portfolio Manager en TwentyFour Asset Management

Hace diez años, Lehman Brothers acababa de colapsar y los bancos centrales se estaban preparando para iniciar una acción de política monetaria de emergencia para salvar el sistema financiero, en forma de flexibilización cuantitativa. El temor entre los inversores era palpable, y parecía que cada día otro titular proclamaría que otro banco se había retirado.

En ese momento, era jefe de crédito de Ignis Asset Management, administraba carteras por valor de € 18 mil millones. En su mayoría, se compararon con los índices de crédito que tenían un 40% invertido en financieros, la mayoría de los cuales eran bancos.

Por consiguiente, pasé gran parte de mi tiempo revisando las carteras con gran detalle, buscando puntos débiles que deberían venderse para protegerse contra futuros riesgos. También estaba respondiendo a las solicitudes de los clientes y reuniéndome cara a cara con los clientes para superar las exposiciones de cartera, al mismo tiempo que me reunía con compañías para desafiar a su administración.

Una reunión de la empresa que puedo recordar intensamente fue con un banco irlandés, donde el senior official a través de la mesa me dijo que no había «riesgos significativos» en la cartera de préstamos del banco. Esa persona está cumpliendo actualmente una sentencia de prisión por conspiración para estafar y hacer cuentas falsas en relación con las actividades en ese mismo banco.

Los mercados de renta fija han cambiado enormemente en los últimos 10 años. En primer lugar, los propios bancos son materialmente más fuertes, con una proporción de capital de tres a cuatro veces superior a la de 2007. Dodd-Frank y otros cambios regulatorios han reducido aún más la toma de riesgos dentro de los bancos, y cuando se agregan a las facilidades de liquidez en los bancos centrales, esto significa que los riesgos de que la próxima crisis sea liderada por un apalancamiento excesivo y la toma de riesgos en los bancos es mucho menos probable que antes.

La otra cara de esta menor asunción de riesgos es una menor liquidez en el mercado de bonos, que en mi opinión, ahora es más baja de lo que era antes de la crisis, en parte debido a los cambios realizados en los bancos. La liquidez ha cambiado hasta tal punto que la forma en que construyo las carteras ha tenido que cambiar: mi preferencia por tomar riesgos se restringe con frecuencia a posiciones con fechas más cortas (que suelen ser mucho más líquidas y, por lo tanto, pueden venderse si mis preferencias cambian), y es adicionalmente restringido a bonos emitidos públicamente, calificados. Ahora tiendo a no poseer bonos sin calificación, debido a su transparencia de precios y liquidez más débiles.

Pero el mayor cambio para mí es el límite para hacer una inversión hoy en día. La barrera límite se establece mucho más alta que hace 10 años. En parte esto se debe a que el trabajo de diligencia que se requiere de antemano ahora es mucho mayor, pero también ha aumentado mi escepticismo sobre los riesgos y los posibles retornos. Puedo ir tan lejos como para decir que ahora soy un cínico profesional, pero cuando lo mejor que le puede pasar a usted como inversor de renta fija es que recupere su capital, una mejor descripción de mi perfil es que soy un realista.

  • JACOBO BLANQUER, Consejero Delegado de Tressis Gestión

La verdad es que cuando miras hacia atrás, te das cuenta de que el tiempo pasa muy deprisa. Hace 10 años trabajaba en Nordkapp Inversiones y también estaba gestionando carteras y fondos. Acabábamos de lanzar la primera SIL de España y estaba liado con la gestión de este producto y de otras SICAVs. Recuerdo que el día en el que se hicieron los mínimos de las bolsas, a principios de marzo, teníamos consejo de administración en Valencia y defendimos que las caídas estaban ya descontando el peor de los escenarios y que deberíamos aumentar el peso en las carteras.

Con el tiempo se ha visto que la decisión fue acertada, pero deberíamos haber sido más agresivos y haber incrementado mucho más… es lo bueno que tiene verlo con perspectiva de muchos años… La verdad es que desde entonces los mercados de renta variable, sobre todo el americano, han tenido un comportamiento excepcional. Es una muestra más de que cuando los mercados se ponen nerviosos y hay caídas excesivas no es el momento de perder la cabeza. Aunque reconozco que a finales del 2008 y principios del 2009 la situación era muy fea, y, desde luego, ha sido la peor crisis que he vivido desde que en el año 1995 comencé a gestionar carteras y fondos. Lo pasamos muy mal y era una cadena de malos datos macro, desastrosos resultados empresariales, quiebras de empresas, etc. No obstante, gracias a los bancos centrales básicamente, hemos salido de esa crisis.

Aún nos quedan nubarrones y han surgido nuevos problemas, pero sobre cómo solucionarlos hablaremos dentro de 10 años.

  • JESÚS DOMÍNGUEZ, Gestor del fondo Valentum

Hace 10 años trabajaba como analista “sell-side” en Ibersecurities-Banco Sabadell. Cubría compañías grandes de consumo en Europa y España (como Inditex, LVMH, Danone, Unilever, L’Oreal) y otras más pequeñas en España relacionadas con consumo, sector media, y algo de financiero (BME). Analizaba estas empresas dando servicio a clientes institucionales del bróker (fondos de otras gestoras y family offices).

Justo hace 10 años se produjo la mayor caída de los mercados que nuestros ojos habían visto, y que han visto hasta el día de hoy. En mi experiencia, pude ver cómo compañías de altísima calidad se vendían a precio de saldo dándose oportunidades históricas, pero también cómo el exceso de endeudamiento se llevaba otros negocios no tan buenos por delante. Esta crisis fue clave para definir los pilares según los cuales hoy invertimos.

En 2011, y todavía en unos años turbulentos en el sector financiero, decidí irme a Banesto Bolsa, donde trabajaba mi actual socio Luis de Blas y con el que también había trabajado en Ibersecurities-Sabadell. Aquí seguí como analista de consumo, pero solamente cubriendo valores españoles y explotando la franquicia de S&M de Banesto junto con Luis. Posteriormente, cuando Santander absorbió Banesto, pasé al quipo de análisis de Santander Investment Bolsa para seguir como analista de consumo, esta vez compañías grandes europeas.

Durante estos años de analista “sell-side” aprendí mucho de lo que hoy sé. Creo que es una escuela muy buena previa a la gestión. Conocí a muchos inversores interesantes y tenía claro que debía dar un paso más y aplicar el análisis no sólo para dar recomendaciones sino para utilizarlo para invertir.

En 2014, Luis y yo decidimos dar el paso de hacer realidad nuestro sueño: gestionar un fondo y hacerlo de forma independiente. Creamos “Valentum, FI” en Gesiuris Asset Management en 2014. Los comienzos no fueron fáciles, nunca lo son. Había que tener buen performance y captar activos para sobrevivir. Descubrimos que había mucho más en la gestión que el puro análisis (el cuál pensamos que es la clave y la diferenciación), y durante estos años de gestión nos damos cuenta de lo mucho que hemos aprendido. El aprendizaje es infinito y es importante saber lo poco que sabemos.

Tras cuatro años gestionando el fondo, Valentum había crecido hasta un tamaño que nos permitió crear nuestra propia gestora, Valentum Asset Management, a la que traspasamos el fondo en octubre de 2018. Esperamos seguir viviendo nuestro sueño durante muchos años.