El análisis ESG tiene un impacto positivo en el rendimiento de las carteras

  • 29-01-2019

  • 3 minutos

Amundi, el mayor gestor de activos de Europa y pionero en inversión responsable, investigó el impacto de los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (“ESG”) en el rendimiento de la cartera. El propósito de la investigación era determinar si el hecho de ser un inversor de ESG tenía un impacto en el rendimiento de la cartera.

Tras la creciente demanda de inversión en ESG por parte de clientes institucionales de todo el mundo, Amundi ha utilizado datos propios de 2010-2017 para analizar el rendimiento de 1.700 empresas de cinco universos de inversión, correspondientes a los índices MSCI: MSCI North America, MSCI EMU, MSCI Europe-ex EMU, MSCI Japan y MSCI World.

Analizando el rendimiento y los criterios ESG de las empresas, Amundi descubrió que el impacto de la selección ESG en el rendimiento, la volatilidad y la reducción depende de tres factores: el periodo de observación, el universo de inversión y la estrategia de inversión. Las conclusiones indicaron que durante el periodo de estudio, el impacto de la selección ESG tuvo poco impacto en el riesgo de la cartera (volatilidad y reducción). Por el contrario, el impacto de la selección ESG fue crucial en términos de rendimiento de la cartera.

En general, la inversión ESG tendió a penalizar tanto a los inversores pasivos como a los activos entre 2010 y 2013. Por el contrario, la inversión ESG fue una fuente de rentabilidad superior entre 2014 y 2017 en Europa y Norteamérica. Por ejemplo, la compra de las mejores acciones en su clase y la venta de las peores habrían generado un rendimiento anualizado del 3,3% en Norteamérica y del 6,6% en la zona euro durante el período 2014-2017, mientras que estas cifras fueron, respectivamente, de -2,70% y -1,20% entre 2010 y 2013. En los tres pilares del ESG, el factor medioambiental en América del Norte y el factor de gobernanza en la zona euro fueron los más fuertes. A partir de 2015, el componente social mejoró significativamente y ahora tiene un precio positivo en el mercado de valores. En general, el estudio reveló que el ESG no afecta a todas las acciones, pero tiende a afectar a los mejores y peores activos.

El motivo reside en la dinámica de la oferta y la demanda, así como en el ciclo positivo creado por el valor añadido intrínseco del análisis ESG. El impacto en el rendimiento está impulsado por la creciente demanda de los inversores de enfoques ESG, que genera flujos hacia los mejores valores de su clase, lo que a su vez impulsa las cotizaciones y el rendimiento de las acciones. Se espera que esta tendencia continúe con el ritmo de crecimiento (tasa media de crecimiento anual del 12%1).

Los resultados anteriores también son válidos cuando se examina la gestión pasiva con exactamente los mismos resultados en términos de impacto del análisis ESG en los rendimientos de la cartera. La combinación de un enfoque ESG dentro de un marco de gestión pasiva es compatible, en la medida en que los inversores acepten errores de seguimiento adicionales, aunque controlados, en comparación con los índices ponderados por capitalización de mercado.

El pasado mes de octubre, Amundi anunció un plan de acción de tres años para aumentar su compromiso con la inversión responsable. Para 2021, el análisis ESG se integrará en todos los fondos e iniciativas de Amundi que promuevan la inversión en proyectos con un impacto ambiental o social. Al mejorar y desarrollar la investigación ESG, Amundi está convencido de que ayudará a los inversores a comprender mejor las grandes cuestiones relacionadas con la inversión ESG.

“Esta nueva investigación científica confirma la dinámica variable del rendimiento ESG. Dado que los precios de las acciones reflejan el equilibrio entre la oferta y la demanda, nuestro estudio muestra que la selección ESG ha influido en el rendimiento del mercado de valores. Es evidente que los riesgos ‘extrafinancieros’ de ESG se han convertido en riesgos financieros y que el impulso de los precios de los activos está a favor de los inversores de ESG”.

Thierry Roncalli, Head of Quantitative Research de Amundi

“Nuestra investigación confirma que la integración de ESG genera un impacto tangible en el rendimiento de la renta variable en Europa y Norteamérica. Al favorecer un enfoque ESG de primera clase, los inversores pueden beneficiarse de una estrategia de inversión que mejora el rendimiento a largo plazo de las carteras”.

Vincent Mortier, Group Deputy CIO de Amundi