Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Cómo obtener rentabilidad en el renta fija de corta duración: Alexis Renault, ODDO BHF AM

  • 16-12-2019

  • 3 minutos

Conocemos en profundidad la estrategia del fondo de inversión ODDO BHF Global Credit Short Duration, gestionado por Alexis Renault en su primer año de vida. El fondo de inversión fue lanzado el pasado 22 de Octubre de 2018 y acumula una sólida rentabilidad del 2% con una baja volatilidad (inferior al 2%) invirtiendo en crédito de corta duración.

Entrevista con Alexis Renault, Head of High Yield en ODDO BHF AM

¿Cuál es ha sido el principal elemento de rentabilidad en el fondo?

La elección de los créditos adecuados y la prevención de impagos es el núcleo de nuestro negocio y es la verdadera fuente de generación de rendimiento a largo plazo. Este análisis fundamental también está en el centro de nuestro proceso de inversión para la estrategia de ODDO BHF Global Credit Short Duration.

El mercado de High Yield ha tenido un comportamiento excepcionalmente bueno en los últimos 10 años (+100%), beneficiándose de unos diferenciales más ajustados y unos tipos significativamente más bajos. Ahora, el elemento principal de los últimos años sigue siendo el efecto de los bancos centrales en el mercado de crédito. Este efecto ha sido significativo desde 2016 a través del programa de compra de activos de bonos investment grade, que ha tenido un impacto importante en el nivel de los diferenciales tanto en investment grade como en high yield.

¿Esperas modificar la asignación a High Yield (74%) en los próximos meses?

El mercado de deuda corporativa high yield ofrece hoy en día un rendimiento medio al vencimiento del 3,6%. La rentabilidad ofrecida por el mercado es atractiva, teniendo en cuenta las perspectivas de impago a un año del mercado y el bajo nivel de volatilidad. Actualmente observamos un interesante nivel de rendimiento ofrecido por la deuda con calificación B en comparación con la deuda con calificación BB. De hecho, algunos bonos con una calificación B ofrecen rendimientos muy altos (7%+) en comparación con sus respectivas cualidades crediticias. Así que todavía hay grandes oportunidades.

¿En qué países y sectores encuentra las mejores emisiones de bonos corporativos High Yield? ¿Se realiza una cobertura de divisas?

¿En qué región vamos a poner el foco en 2020? Hasta la fecha, nos sentimos cómodos con el posicionamiento de la cartera del 34% en América, el 46% en EMEA y el 20% en Asia. De hecho, la distribución neutral es de 1/3 en cada una de estas tres regiones, pero puede variar entre el 20% y el 50% en cada zona. Tácticamente preferimos sobreponderar la zona europea, que ofrece una rentabilidad ajustada al riesgo que consideramos más equilibrada que la zona asiática.

Además, el fondo ODDO BHF Global Credit Short Duration es un fondo «puro» de corta duración. Invertimos en bonos con un vencimiento final remanente de no más de 5 años.

En segundo lugar, el fondo tiene una diversificación geográfica real, mientras que muchos actores tienen un sesgo en el mercado americano (>50% de media).

Cabe señalar que el fondo se invierte únicamente en divisas fuertes, es decir, en dólares estadounidenses, euros y libras esterlinas, con coberturas frente al euro.

¿Esperas que los tipos de interés se mantengan bajas y qué crezcan las emisiones de deuda con rendimiento negativo? ¿Cómo invertir en este escenario?

Los dos riesgos principales son una desaceleración económica más pronunciada de lo esperado y un retorno de la inflación. Si la inflación es más alta de lo esperado, esto podría conducir a un aumento significativo de los tipos de interés y podría poner en duda la solvencia de algunos prestatarios. Aunque la inflación sigue siendo modesta hoy en día, creo que debemos tener en cuenta que nos podría sorprender al alza.

El lanzamiento de la estrategia Global Credit Short Duration tuvo lugar en un entorno de mercado incierto en el que los inversores buscan tanto un comportamiento positivo como una baja volatilidad. En un entorno de rentabilidad negativa, nuestro fondo es capaz de ofrecer rentabilidades positivas y baja sensibilidad a ciertos factores de riesgo, como los tipos de interés o el crédito. Además, el enfoque de gestión global es una verdadera fuente de diversificación.

Si se confirma la estabilización de la economía mundial, es posible que tengamos que aumentar la sensibilidad a los tipos de interés, el riesgo crediticio y la parte cíclica de la cartera.