Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Equam cumple cinco años, ¿cómo ha sido su evolución?

  • 27-01-2020

  • 3 minutos

La gestora española Equam, caracterizada por seguir un estilo de inversión value, acaba de cumplir sus primeros cinco años de vida. Hemos querido conocer de primera mano cómo se ha desarrollado esta primera etapa y cuáles son sus próximos planes.

Os dejamos a continuación con la entrevista que hemos realizado a su equipo, formado por José Antonio Larraz y Alejandro Muñoz, socios fundadores; Rodrigo Regidor, analista y Carmen Fernández, responsable de la relación con inversores.

Foto: Equipo Equam
De izquierda a derecha: José Antonio Larraz, Rodrigo Regidor, Alejandro Muñoz y Carmen Fernández

Entrevista al equipo de Equam

Equam acaba de cumplir 5 años desde su constitución, ¿cómo ha sido vuestra evolución? ¿Qué destacaríais de estos cinco años?

Estos primeros cinco años han sido un éxito en muchos sentidos. En primer lugar, hemos construido un equipo de inversión con mucha experiencia que trabaja muy bien juntos. Eso nos permite estar muy centrados en buscar las mejores oportunidades de inversión para los partícipes del fondo.

En segundo lugar, hemos desarrollado y puesto en práctica un método de inversión propio que nos ha permitido batir a los índices comparables en más de un 16% este tiempo. También, la entrada de Paramés en nuestro accionariado ha ayudado a consolidar y dar solidez al proyecto. Por todo eso, pensamos que después de estos primeros cinco años podemos ofrecer a los inversores pacientes un producto de gran calidad que permite obtener buenas rentabilidades minimizando el riesgo de pérdida.

¿Cuál es la filosofía de inversión del fondo Equam Global Value?

Nuestra filosofía viene determinada por la experiencia de las personas del equipo, que es una experiencia de inversión empresarial. Esto quiere decir, esencialmente, que estamos acostumbrados a tener paciencia, a esperar varios años a que los proyectos de inversión se desarrollen y maduren. Estamos también acostumbrados a acompañar a los directivos de las compañías en las que hemos invertido en su toma de decisiones, viendo lo que funciona mejor y lo que no funciona.

Intentamos aprovechar esta experiencia para buscar empresas que creemos que van a seguir generando sólidos beneficios en los próximos 10 años y las compramos en momentos en los que, por diversas razones, cotizan a un descuento relevante. Hacer esto con disciplina, algo que es tan simple de explicar y a la vez muy difícil de llevar a la práctica, es la esencia de nuestra filosofía.

¿Qué crees que puede marcar la diferencia en la gestión de fondos en un escenario como el actual?

Con los tipos de interés en niveles mínimos las valoraciones están alcanzando niveles altos y es más difícil encontrar oportunidades atractivas. Pero hay partes del mercado que están caras y otras partes que están baratas y por tanto son despreciadas por todos. Pensamos que, en estos momentos, más que nunca, el inversor que va a marcar la diferencia va a ser el que tenga un sistema de generación de ideas propio, independiente, distinto al que usan otros, que permita identificar, valorar y ejecutar rápidamente las oportunidades que existen en cada momento.

También va a ser importante, como siempre, mantener la calma en las situaciones adversas. El principal enemigo del inversor es uno mismo, y las decisiones que se toman en momentos de pánico y euforia son las que pueden causar las mayores pérdidas. Como dicen los ingleses, “Keep calm and carry on”.

¿Cuál es la media de compañías que conoces y visitas anualmente?

En un año hacemos entre 500 y 600 reuniones con directivos de compañías europeas. Muchas veces la iniciativa parte de nosotros, otras veces de las propias compañías que quieren darse a conocer, y otras de los intermediarios que facilitan este tipo de reuniones. Para tomar una decisión de inversión, para nosotros es importante entender cómo piensan los directivos, porque vamos a acompañarlos durante muchos años.

¿Qué retos tenéis para 2020?

En primer lugar, queremos seguir ejecutando nuestro método con la misma disciplina de siempre. En estos cinco años hemos visto que el método ha funcionado muy bien y lo que vamos a hacer es refinar y perfeccionar lo que hacemos, pero seguir fieles a lo que funciona.

En segundo lugar, queremos darnos a conocer. Durante estos cinco años hemos dedicado todos nuestros esfuerzos a invertir bien para batir al mercado, pero creo que poca gente nos conoce y nos gustaría que más inversores puedan aprovecharse de nuestro trabajo. Hemos incorporado a Carmen Fernández, que viene de Cobas, para que nos ayude con esta tarea y no distraernos de la gestión. También estamos trabajando para mejorar la distribución del fondo en todos los canales posibles. Tenemos un año intenso por delante.