¿Es el Blockchain la próxima revolución tecnológica?

  • 19-04-2018

  • 5 minutos

Tras la fiebre de las criptomonedas vividas durante los últimos compases del pasado año y los inicios de este, la tecnología empleada por éstas ha despertado gran interés debido a sus características y su multitud de posibles aplicaciones. En un mundo en el que cada vez se realizan más transacciones online, el uso de esta tecnología de Blockchain podría marcar una revolución. Desde Schroders, han realizado un análisis sobre el Blockchain, en el que sitúan el potencial de esta tecnología a la altura de la introducción de Internet para la sociedad.

¿Qué es exactamente el Blockchain?

El principio fundamental del Blockchain es la contabilidad descentralizada, a través de la cual los participantes en la red aprueban, validan y registran las transacciones, en lugar de que la responsabilidad recaiga en una única entidad, como un banco o fideicomisario. Los participantes en la red, también conocidos como mineros (“miners”), validan y fechan colectivamente las entradas, lo que prohíbe los cambios no aprobados en los registros.

Tal y como el nombre Blockchain (cadena de bloques) sugiere, los datos de la transacción se almacenan en bloques o segmentos de datos. Los bloques son una serie de registros de transacciones que se validan en una remesa, y que después se encadenan o enlazan con otras transacciones aprobadas. Los bloques almacenan, registran y fechan las transacciones y, a continuación, las registran en el Blockchain global. Según crece el número de activos o transacciones en una red comercial, el nivel de confianza en el libro de contabilidad aumenta. Los activos que podrían ser rastreados utilizando esta tecnología incluyen activos materiales como casas, coches y terrenos, o activos intangibles como patentes, derechos de autor y marcas.

Una característica desestabilizadora del Blockchain es que la tecnología facilita las transferencias entre iguales (“peer-to-peer”) o transacciones sin intermediarios como un banco o un órgano de administración. A diferencia del modelo de transacción actual basado en un intermediario, la tecnología del Blockchain requiere una validación a través del consenso entre los mineros. Normalmente, esto se conoce como protocolo de consenso de prueba de trabajo. Los mineros deben aplicar una importante capacidad informática para validar y sincronizar criptográficamente la base de datos en tiempo real y, a cambio, ganan comisiones o “tokens” del Blockchain subyacente.

Las cinco cualidades del Blockchain

El Blockchain tiene cinco características que crean una red sostenible:

  • Libro de contabilidad compartido: El libro de contabilidad se comparte; no es propiedad ni está bajo el control de una única entidad. La antigüedad, veracidad y seguridad de un libro de contabilidad compartido no depende de una única entidad. En su lugar, un libro de contabilidad o base de datos compartido requiere el consenso público de los participantes.
  • Seguridad y privacidad: La seguridad se mantiene a través del consenso en la red y la sincronización continua con las transacciones verificadas anteriormente. Los valores del Blockchain, en forma de “tokens”, se asignan a los monederos electrónicos de los participantes en la red. El monedero en la red tiene un identificador único y se actualiza de acuerdo a las nuevas transacciones. Aunque las transacciones y las direcciones electrónicas del monedero están disponibles públicamente, los nombres y los datos del propietario correspondientes siguen siendo privados, salvo que el monedero exista en un intercambio regulado que establezca procedimientos de conocimiento del cliente (“know-your-customer”).
  • Transparencia y auditabilidad: El concepto de un libro de contabilidad abierto o compartido permite a los participantes validar las transacciones y verificar la propiedad sin intermediarios. Al mismo tiempo, las transacciones se fechan y verifican en tiempo real sin necesidad de la auditoría de un tercero.
  • Algoritmo de consenso: A través del uso de algoritmos de consenso, todos los participantes en la red deben acordar que una transacción es válida. Las transacciones que no cumplen el protocolo de consenso son descartadas como transacciones no válidas.
  • Flexibilidad: Además de la contabilidad de las transacciones y el valor, los “tokens” del Blockchain pueden incluir reglas personalizadas como los términos y condiciones de un contrato. Por ejemplo, un “token” de “contrato de arrendamiento inteligente” incluiría información sobre las condiciones del arrendamiento, como inicio, resolución y recuperación. Dado que pueden incorporarse a la red protocolos y reglas comerciales, las redes del Blockchain pueden adaptarse y evolucionar para admitir una amplia variedad de actividades.

Beneficios del Blockchain

Al aprovechar estas cualidades, el Blockchain tiene los siguientes beneficios sobre las redes tradicionales:

  • Liquidación de transacciones más rápida: Los actuales intermediarios de transferencias, como bancos y sociedades fiduciarias, puede tardar días o incluso semanas en confirmar, verificar y compensar transacciones y cambios en la propiedad.
  • Menos costes: La verificación entre iguales elimina los costes relacionados con la supervisión de auditoría y la duplicación de registros.
  • Seguridad mejorada: Los protocolos de consenso y la arquitectura distribuida del Blockchain impiden la manipulación. Según crece la cadena, cada vez es más segura.
  • Auditabilidad mejorada: Un libro de contabilidad compartido sirve como un único libro de registros abierto para supervisar y auditar las transacciones.

Cada bloque de información contiene una firma digital llamada “hash” (resumen criptográfico). Un “hash” está fechado y conectado a las transacciones recientes y al “hash” del bloque anterior. Un “hash” está emitido por una agencia de confianza verificable, conocida de otro modo como minero. Los mineros se asignan a los bloques para validar y proporcionar información de identificación a prueba de falsificaciones.

Dado que el “hash” del bloque anterior está vinculado al siguiente bloque nuevo, impide que los bloques sean modificados o que se añada un bloque entre dos bloques existentes. Según se añade cada bloque posterior, aumenta los requisitos de verificación del bloque anterior y, por lo tanto, refuerza la seguridad de todo el Blockchain. Según crece el libro de contabilidad, cada vez es más seguro contra las falsificaciones.

¿Cómo de revolucionario puede ser el Blockchain para la industria?

Ante el crecimiento explosivo del comercio electrónico, la banca online y la proliferación de transacciones a través del móvil a nivel mundial, las empresas necesitan redes para procesar las transacciones que sean rápidas, seguras, transparentes y eficaces. A pesar del progreso en la tecnología, en las bases de datos y redes tradicionales las funciones de auditoría y registro siguen siendo costosas, ineficaces y vulnerables a los fallos de seguridad.

Las transacciones en el comercio tradicional cada vez son más caras y tienen una complejidad mayor. Las comisiones de cada nuevo intermediario por sus servicios y la transacción ocasionan mayores gastos de gestión. Por ejemplo, en el sector de los seguros, hay gastos de gestión asociados a la suscripción de pólizas, así como costes relacionados con la adjudicación de siniestros. Las capas de costes de estas funciones podrían reducirse o eliminarse mediante un contrato inteligente basado en el Blockchain.

Las ineficacias en el entorno comercial actual a menudo surgen debido a la duplicación. Por ejemplo, en la documentación de préstamos o la negociación de renta fija, múltiples partes hacen un seguimiento de la documentación, la propiedad y la negociación. Este tipo de trabajo duplicado podría reducirse con una solución de Blockchain que requiera de forma inherente que todas las versiones de la base de datos se sincronicen.

La centralización de las bases de datos tradicionales tiene más riesgos de manera intrínseca que un libro de contabilidad compartido. Con un sistema de control centralizado, un solo punto débil (si se viera amenazado) podría poner en riesgo a toda la red comercial. Por lo tanto, el Blockchain descentralizado puede aumentar la seguridad de las transacciones y la contabilidad de manera significativa.

¿Qué futuro tiene el Blockchain?

Aunque históricamente las aplicaciones del Blockchain se han limitado a las criptomonedas (en un principio, utilizadas principalmente para realizar pagos de webs oscuras (“dark webs”) delictivas), creemos que la tecnología del Blockchain en sí revolucionará los pagos y la contabilidad de activos legítimos.

Al igual que Internet, prevemos que transformará los sectores que se han beneficiado de la falta de transparencia en el comercio. El Blockchain tiene el potencial para reducir los costes de transacciones y contabilidad, mejorar la seguridad, y aumentar la eficiencia y eficacia de las transacciones comerciales y personales. Al mismo tiempo, una consecuencia del éxito del Blockchain será la desintermediación de aquellos intermediarios que actualmente se basan en las ineficacias como parte de su modelo de negocio.

Habrá sectores desde el sanitario hasta el de propiedad intelectual que se beneficien, pero los sectores de la banca y la intermediación financiera podrían verse transformados por la implantación de las redes del Blockchain. Aunque esta transformación ofrezca oportunidades para los participantes actuales y los nuevos, esta tecnología supone una amenaza para el statu quo. Los participantes actuales deben estar dispuestos a adaptarse y recibir la nueva tecnología, además de superar los obstáculos derivados del proceso de adaptación.