Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Posibles escenarios para la recuperación del Covid-19 e implicaciones para los sectores

  • 22-04-2020

  • 4 minutos

Durante el primer trimestre del año se amplió la dispersión del rendimiento de ETFs entre los sectores, lo que proporcionó más oportunidades a los inversores. De cara al segundo trimestre, los estrategas de SPDR ETFRebecca Chesworth, Senior SPDR ETF Strategist, y Elliot Hentov, Head of Policy Research, Global Macro Policy Research team, han analizado esta semana en uno de sus webinars tres posibles escenarios para la recuperación del COVID-19 y las implicaciones para los sectores. A continuación os dejamos con las ideas principales comentadas.

En el momento actual de mercado es primordial ser selectivos. Los inversores tienen que tener muy claro a qué regiones y sectores del mercado quieren exponerse. Además, desde SPDR ETF señalan la importancia de adoptar una postura defensiva para limitar los riesgos de caídas, otra cosa es que aprovechen la dispersión existente entre sectores como una oportunidad de inversión. En concreto, el pasado mes de marzo se produjo el mayor incremento de dispersión de rendimientos desde la crisis financiera de 2008. Europa es la región que está teniendo la menor variación en este sentido. Aquí, la asistencia sanitaria ha aumentado un 10%. El sector industrial de ETFs podría ser interesante ya que se han visto flujos positivos en prácticamente todas las semanas de este año.

Desde la reunión del Eurogrupo, han aumentados los flujos en sectores como tecnología y health care, donde las entradas han sido del doble respecto al resto de áreas, por lo que están recibiendo mucha atención de los inversores. Respecto a los flujos de salida, todavía se ven importantes movimientos en el sector inmobiliario y consumo discrecional, por lo que desde State Street la pregunta que se hacen es qué forma tomará la recuperación económica y por qué les gustan estos dos sectores.

En el siguiente gráfico se puede ver los tres posibles escenarios que se plantean sobre el impacto del COVID-19 en la economía aunque los expertos prefieren coger este tema «con pinzas» dada la amplia incertidumbre que nos rodea.

Fuente: State Street Global Advisors, a 31 de marzo de 2020.

¿En qué punto nos encontramos?

A la izquierda del gráfico tenemos el mejor de los casos, como se puede ver se habla de una recuperación en forma de «U». Rebecca Chesworth cree que veremos varias áreas del PIB que van a experimentar una recuperación en forma de «V». La recuperación ha sido moldeada, particularmente la manufactura; sin embargo, este sector representa una minoría en todas las grandes economías en la actualidad. Si miramos, por ejemplo, a Alemania, que ayer abrió parcialmente, se puede ver que no solo el sector manufacturero ha tenido una menor interrupción, sino que la recuperación va a ser un rebote total y, de esta manera, recuperarán la producción perdida. La otra cara de la moneda es el sector servicios, donde muchas empresas se comportarán tal y como muestra el gráfico en rojo (derecha).

Rebecca no cree que asistamos a una recuperación en «W» ya que no esperar tantos «baches» en el camino. Haciendo referencia a la gripe española de 1918, la experta ha señalado cómo en este caso la segunda ola fue más dura que la primera pero cree que a día de hoy la situación no será igual: los paquetes fiscales de los gobiernos han ampliado la capacidad de la atención sanitaria y, al mismo tiempo, nos acercamos al verano, por lo que nuestra situación será muy distinta a la que hemos vivido hace seis u ocho semanas. Además, hay que tener en cuenta que se está investigando más de ochenta tratamientos potenciales en todo el mundo que podrían ser efectivos en varias etapas de la infección. Por lo que disponer de algún medicamento o tratamiento que tenga un grado de eficacia de alrededor del 65% no es tan descabellado de cara a los próximos meses. «Creo que las cosas se están moviendo mucho más rápido de lo que la gente percibe», concluye Rebecca.

Health Care

En SPDR ETF tienen claras las razones por las que apostar por el sector salud:

  • Desarrollo en las primarias democráticas.
  • El gasto gubernamental de emergencia en servicios de atención de la salud.
  • Las previsiones de ganancias se mantienen.
  • Cualidades defensivas/balance y retornos.
  • Los inversores están bajo control.
Fuente: FactSet, a 31 de marzo de 2020.

La atención sanitaria ha sido un punto fuerte en la campaña electoral estadounidense. State Street ve potencial de crecimiento en el sector health care. En los EE.UU. el rendimiento del mercado es inferior a un 10% pero, aún así, ha superado al mercado europeo en un 20%; así que la pregunta que debemos hacernos es si esto continuará por el mismo camino. Eso sí, hay que resaltar cómo este sector está funcionando en todos los mercados, no sólo el americano; sobre todo destaca el cuidado de la salud (en su mayor parte por la comida) en los tres primeros meses del año. Por supuesto, los compradores a nivel global respondieron rápidamente con la gran cantidad de vacunas y terapias que están desarrollando.

Sector tecnológico

Sin duda, la atención sanitaria es uno de los sectores que sale ganando en la actualidad, al igual que lo es el sector tecnológico, que cuenta con un rendimiento superior al 10% tanto en los Estados Unidos como en Europa. En este último ven con buen ojo a empresas de gran capitalización, de calidad y donde haya fuertes flujos de caja. ¿Razones para elegir este sector?

  • Tendencias seculares: digitalización, computación en la nube, 5G, Inteligencia Artificial,…
  • Empresas de calidad y balances fuertes.
  • Se espera una demanda acumulada de H2
  • Algunas ventas al alza de la demanda de FMH.
  • Las previsiones son menos vulnerables a la reducción que el promedio del mercado.
Fuente: Bloomberg Finance L. P., State Street Global Advisors, a 31 de marzo de 2020.

Dentro del sector encontramos varios subgrupos como es el caso del hardware. Esta área se ha visto penalizada últimamente por el retraso en los envíos y ha sufrido un descenso en la demanda, por lo que preocupa. En concreto, este mercado ha sido golpeado aproximadamente un 10% durante el último mes. Respecto al software, la parte más sensible del sector, la seguridad de las aplicaciones de vídeo de Internet ha impulsado las ventas en algunas empresas de esta tipología.