Fed: la política monetaria es cada vez más preventiva y dependiente del mercado

  • 23-08-2019

  • 2 minutos

La publicación de las Actas del FOMC celebrado a finales de julio tiene varios elementos estructurales sobre la conducta de la política monetaria de la Reserva Federal.

1. La discusión muestra una diversidad bastante amplia de puntos de vista entre los banqueros centrales:
  • Varios participantes optaron por un statu quo considerando que los datos económicos no justificaban una flexibilización monetaria y que una bajada de tipos aumentaría aún más los riesgos sobre la estabilidad financiera.
  • Dos miembros querían una bajada de los Fed Funds de 50 puntos básicos para dar un impulso suficiente a la inflación.
  • La mayoría se mostró a favor de una bajada de los Fed Funds de 25 puntos básicos en relación con 3 argumentos, a saber, signos de desaceleración en la inversión, una consideración de gestión del riesgo (« insurance cut ») e incertidumbres sobre la inflación debido a las bajas expectativas de inflación
2. En la discusión, varios elementos nos parecen determinantes para evaluar las perspectivas sobre la política monetaria:
  • Los banqueros centrales reconocen que las incertidumbres comerciales persistirán y que el conflicto comercial no se resolverá rápidamente.
  • La Fed considera que el «eslabón fuerte» de la expansión es el consumo. Eso significa que la Fed no asumirá ningún riesgo con los mercados de renta variable y el efecto riqueza para mantener ese «fuerte vínculo».
  • Las métricas de mercado más ponderadas en la decisión son los mercados de renta variable, la pendiente de la curva de tipos 3 meses – 10 años y los break-even de inflación a largo plazo
  • Muchos participantes consideran que el alto nivel de endeudamiento de las empresas es un riesgo negativo para el crecimiento.
  • En los argumentos de flexibilización, la Fed consideró que tenía que actuar de manera más preventiva porque el margen de maniobra de los otros bancos centrales era ahora limitado.
  • Los participantes reconocen una evolución diferenciada en la inflación entre los componentes cíclicos y los componentes no cíclicos influenciados por los desarrollos tecnológicos. Esta observación es consistente con nuestro análisis de que las cifras de inflación en Estados Unidos están sesgadas a la baja debido a las correcciones ligadas al progreso técnico para muchos bienes.
3. La Fed ha comenzado un ejercicio de revisión de sus objetivos y su estrategia monetaria. Aunque la reflexión no está completa, surgen dos ejes en esta etapa:
  • La herramienta de gestión del balance pasa de «no convencional» a «convencional». La Fed comprende ahora suficientemente bien los mecanismos de este instrumento como para activarlo rápidamente según sea necesario.
  • Con respecto al objetivo de inflación, los banqueros centrales tienden a favorecer un objetivo de inflación expresado en forma de rango (tipo [1% – 3%] como el Banco de Inglaterra) en lugar de una formulación «de media al 2% en un ciclo» considerada demasiado imprecisa.

Al final, estas Actas no permiten concluir que habrá como resultado un recorte de tipos en septiembre. La Fed se deja la oportunidad de actuar o no según las publicaciones del 18 de septiembre (encuestas de coyuntura, informe de empleo, discurso de Jackson Hole, …). Si una bajada adicional de los Fed Funds de 25 puntos básicos no es segura al 100% como lo sugieren las expectativas del mercado, en este momento es el escenario más probable por las siguientes razones: el conflicto comercial se ha intensificado en agosto, la probabilidad de un «Hard Brexit» ha aumentado, los componentes de inversión en las encuestas de coyuntura siguen en una tendencia a la baja, la pendiente de la curva de tipos 3 meses – 10 años se ha aplanado aún más y los break-even de inflación han caído de manera considerable, la Fed no correrá el riesgo de decepcionar a los mercados de renta variable con respecto al efecto riqueza, y finalmente, la Fed está cada vez más en modo preventivo.