El fondo NN (L) Green Bond supera los 1.000 millones de euros en activos bajo gestión

  • 10-09-2019

  • 3 minutos

El fondo NN (L) Green Bond supera los 1.000 millones de euros en activos bajo gestión

El rápido crecimiento del mercado de bonos verdes también ha dado lugar a un impacto ecológico positivo en constante expansión y, en particular, a importantes ahorros de CO2. Un ejemplo de ello es el desarrollo del fondo NN (L) Green Bond, que superó el récord de 1.000 millones de euros en activos gestionados en julio de 2019, sólo tres años después de su lanzamiento en 2016. Debido a su tamaño actual de 1.030 millones de euros, el fondo ahorra ahora 547.505 toneladas de CO2 al año.

Por cada millón de euros invertidos, las emisiones de CO2 de 534 toneladas ahorradas por el fondo equivalen a las emisiones medias anuales de 214 turismos, mientras que para el conjunto de la cartera, la capacidad de energía renovable aportada es equivalente a la generada por 113 aerogeneradores (según datos a finales de julio de 2019). El fondo también superó los 1.000 millones de euros en activos bajo gestión, con lo que la estrategia total de la AuM, incluidos los mandatos, asciende a 1.500 millones de euros a finales de julio de 2019.

El fondo NN (L) Green Bond emplea una estrategia de inversión de impacto: invierte sólo en oportunidades de bonos que combinan atractivos rendimientos financieros con un impacto medioambiental positivo claro y medible. Además del impacto medioambiental derivado de sus ahorros de CO2, la estrategia ha tenido un rendimiento superior desde el punto de vista financiero en todos los años naturales transcurridos desde su lanzamiento. Desde su creación, ha logrado un rendimiento superior anualizado del 0,63% (bruto de las comisiones) con respecto al índice de referencia (4,25% para nuestro fondo Green Bond, frente al 3,62% para el índice de referencia, a finales de julio de 2019). Además, ocupa el primer lugar entre los deciles de su grupo de iguales.

«Desde la creación del fondo en 2016, nos hemos centrado en los bonos ‘verde oscuro’, que creemos que son la primera opción para los inversores que desean dar prioridad a la sostenibilidad en la renta fija. La asignación a esta clase de activos permite a los inversores reducir la huella de carbono de sus carteras de renta fija y proporciona protección contra el riesgo climático sin sacrificar la liquidez ni los rendimientos. Además, observamos que estos bonos ofrecen un mejor gobierno y una mayor transparencia debido a un mayor nivel de compromiso con los emisores y a unos requisitos de información más estrictos».

Bram Bos, Lead Portfolio Manager Green Bonds de NN Investment Partners

El enfoque de inversión ‘verde oscuro’ de NN IP asegura que las inversiones sean verdaderamente verdes. El equipo de bonos verdes de NN IP busca proyectos que hagan una contribución positiva medible a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDGs), particularmente la reducción del cambio climático y la adaptación al cambio climático. NN IP también se compromete a excluir oportunidades de inversión que vayan en contra de nuestros objetivos de sostenibilidad. Por ejemplo, NN IP no invierte en bonos verdes que financian proyectos de combustibles fósiles. NN IP también evalúa tanto el bono como el emisor – el compromiso y el diálogo con el emisor son cruciales para la evaluación total. Además, NN IP se reúne y se compromete con cada emisor de la cartera para comprender cómo encaja el bono verde en la estrategia de la empresa y cómo se desarrollan los proyectos.

El crecimiento del fondo se vio respaldado por la mejora de la liquidez en el mercado de bonos verdes, que se vio impulsado por el aumento de la deuda de los emisores en el primer semestre de 2019 casi tanto como en todo el año 2018. Con ello, el mercado mundial de bonos verdes alcanzó los 440.000 millones de euros, frente a los 335.000 millones de euros de hace un año. La actividad récord fue marcada por la emisión de importantes cantidades de empresas y soberanos. El número de emisores regulares de bonos verdes también está aumentando, creando una oferta estable de valores verdes y mejorando la actividad comercial en el mercado secundario.

La creciente cartera de emisores del mercado de bonos verdes, tanto en términos geográficos como sectoriales, ha ayudado a esta clase de activos a establecerse como una opción viable para los inversores de renta fija que desean tener un impacto positivo. NN IP espera que este desarrollo continúe e incluso se acelere a medida que el mundo en el que vivimos se vuelve cada vez más conectado y los inversores se vuelven más conscientes del impacto potencial de sus decisiones.

Sobre NN (L) Green Bond

NN (L) Green Bond es un subfondo de NN (L) (SICAV), con domicilio social en Luxemburgo. NN (L) (SICAV) está debidamente autorizada por la Comisión de Vigilancia del Sector Financiero (CSSF) de Luxemburgo. Las clases de acciones seleccionadas del Subfondo están actualmente registradas en Luxemburgo, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Bélgica, Francia, el Reino Unido, Austria, Italia, Suiza, España, Alemania, Chile, Singapur y los Países Bajos.