¿Ganar mucho cuando las acciones suben? Mejor minimizar las pérdidas cuando bajen – BMO

  • 12-09-2018

  • 2 minutos

La situación de los mercados ha cambiado poco desde el pasado mes de agosto. La renta variable no ofrece grandes oportunidades y el mercado de deuda está sobrevalorado, solamente la bolsa estadounidense muestra fortaleza marcando máximos históricos. El S&P 500 terminó el mes con una subida del 3% mientras que el Nasdaq consiguió revalorizarse un 5,7%. Por contra, nuestro selectivo, el Ibex 35, corrigió un 4,8% y el Dax alemán no se quedó atrás (-3,45%).

Con este entorno, el inversor tiene que ser cauteloso y proteger su cartera frente a las caídas que puedan llegar. Esta idea de inversión la plasma muy bien el Pyrford Global Total Return (Sterling) Fund, un fondo gestionado por Pyrford International, una de las boutiques de inversión de BMO Global Asset Management y que recientemente se ha registrado para su comercialización en España. Este producto tiene como objetivo principal generar a largo plazo un flujo constante de rentabilidades totales positivas en términos reales con una reducida volatilidad absoluta y un marcado énfasis en la preservación de capital.

Rentabilidad histórica:

El fondo Pyrford Global Total Return (Sterling) Fund invierte en deuda de alta calidad emitida por gobiernos y en renta variable de compañías que, en el momento de la adquisición, tienen un valor en bolsa de 500 millones de dólares como mínimo. Aunque invierte a nivel global, la cartera centra el mayor peso en Norteamérica, Europa (incluyendo el Reino Unido) y Asia-Pacífico (también Japón). Puede invertir hasta el 20% de sus activos en mercados emergentes de todo el mundo y hasta el 25% en efectivo.

BMO tienen tres objetivos claros y sencillos: generar rentabilidades positivas superiores a la inflación, lograr dichas rentabilidad con una baja volatilidad y, sobre todo, no provocar pérdidas a los clientes.

Cuatro factores generadores de rentabilidad

El equipo de Pyrford International pone el foco de atención en cuatro aspectos clave para conseguir rentabilidad en su fondo:

En primer lugar, la asignación de activos y, en particular, el grado de exposición a renta variable. Se concentra principalmente en acciones de gran capitalización de mercados desarrollado a nivel global.

En segundo lugar: posicionamiento de duración, muy ligado a las perspectivas de inflación. Según sus gestores, para invertir en bonos con duraciones largas hay que estar muy seguro de que las tires seguirán una trayectoria descendientes, de ahí que en estos momentos el producto invierta en duraciones muy cortas, para protegerse del riesgo que suponen las subidas de tipos.

En tercer lugar, otro aspecto relevante a la hora de obtener rentabilidad son las divisas.

Por último, y no por ello menos importante, no nos debemos olvidar de la selección de valores. La filosofía del fondo no reside en ganar mucho cuando los valores suben, sino en minimizar las pérdidas cuando bajen.