Gestor del mes – Jaime de León Calleja de Mutuactivos

  • 24-09-2019

  • 4 minutos

Os presentamos a Jaime de León Calleja, gestor de fondos en Mutuactivos. Lleva 17 años en la gestora, entró a formar parte de ella como becario pero, en apenas unos meses, pasó a formar parte de la mesa de operaciones de renta variable. Antes de trabajar para la gestora de Mutua Madrileña, estuvo en JP Morgan. Jaime es un apasionado de la bolsa y especialmente de la tecnología, sector en el que está especializado. Es Licenciado en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Europea de Madrid.

Entrevista a Jaime de León Calleja, Mutuactivos

¿Cuándo y cómo llegaste al sector financiero? ¿Tenías alguna otra vocación?

Desde bien pequeño siempre quise orientar mi carrera profesional hacia el mundo de las finanzas, en concreto, hacia la bolsa. Tengo el recuerdo grabado de cómo con solo 10 años le leía a mi padre las cotizaciones de los distintos valores españoles. Telefónica, Santander… en pesetas. Él gestionaba inversiones en el Banco Herrero, así que intuyo que eso también influyó. He estado enganchado a la bolsa desde que tengo recuerdos. Era mi vocación.

Entré en Mutuactivos como becario de la mano de Javier Mira, hoy director general del Grupo Mutua. Pero pronto pasé a formar parte de la mesa de operaciones de renta variable. Una oportunidad de oro. Hace ya 17 años.

¿Cuáles son sus hobbies?

Esquiar, ver fútbol americano y pasar tiempo con mis sobrinos y con mi perra.

Haciendo un breve recorrido de tu vida laboral, ¿qué destacarías de tu carrera profesional?

Hacer de Mutuactivos un referente en renta variable. La gestora nació en el año 1985 como una entidad especializada en renta fija y pronto se convirtió en una de las gestoras más relevantes de la industria en este ámbito. La renta variable llegó varios años después, pero gracias al trabajo en equipo y a la gestión eficiente y de calidad hemos conseguido convertirnos también en referente en este segmento de la inversión.

¿Cómo ves el entorno económico actual?

Vivimos un entorno complicado, de desaceleración económica, pero a la vez con un mercado muy soportado por diversos estímulos monetarios. No creo que lleguemos a recesión porque tanto el consumo como el empleo están muy fuertes. Pero sí es cierto que existen muchas incertidumbres. Entre otras, hay dos muy importantes: las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China y el Brexit.

El fondo que gestionas, el Mutuafondo Tecnológico, ¿está preparado para un entorno de desaceleración económica?

Sí. Creemos que la tecnología lo puede hacer relativamente bien en cualquier entorno de mercado, si se rota bien la cartera entre subsectores. Además, los tipos de interés bajos favorecen la inversión en compañías tecnológicas. Los inversores tienden a pagar por crecimiento en entornos de desaceleración y los balances del sector están más saneados que el mercado, en general. Si vemos un repunte en la economía los subsectores más cíclicos como los semiconductores se beneficiarían. No obstante, también es cierto que el sector tecnológico pesa mucho en los índices, con lo que una corrección de mercado, por supuesto, les afectaría.

¿Qué opinas de aquellos que hablan de una burbuja en el sector tecnológico?

Aunque el comportamiento de los índices bursátiles de compañías tecnológicas ha sido espectacular, también lo ha sido el crecimiento de sus beneficios. No vemos burbuja en el sector. Creemos que estas compañías presentan una valoración más atractiva dado su crecimiento, mayor que el mercado, en general.

Dentro de este sector, ¿dónde ves más potencial?

Nos gustan las compañías de Internet americanas (Google y Facebook), las historias de reestructuración y compañías con menos “momentum”, pero con valoraciones muy atractivas, como puede ser Nokia.

¿Resulta complicado encontrar oportunidades de inversión en compañías tecnológicas europeas?

Sí. El MSCI Tecnológico, uno de los índices de referencia del sector, cuenta con un 85% de compañías americanas. En Europa, vemos al segmento de compañías tecnológicas en crecimiento, pero todavía dista del de las compañías americanas, que son mucho mejores. Las compañías de más calidad del sector europeo, ASML y SAP, cotizan a una valoración muy exigente.

¿Qué ratios debe cumplir una empresa para que forme parte de tu portfolio?

Las valoraciones en el sector tecnológico son menos importantes que en otros. En Mutuactivos intentamos comprar compañías de crecimiento con alta generación de caja, modelos de negocio sólidos y líderes en sus segmentos.

¿Qué crees que puede marcar la diferencia en la gestión de fondos en un escenario como el actual?

Ante el miedo que existe a entrar en recesión (que nosotros no lo contemplamos a nivel global), hay que estar muy atentos a los datos macroeconómicos. En cuanto al posicionamiento se refiere, la clave estará en los tipos de interés. Si vemos una aceleración de la economía, deberían comportarse mejor las compañías más cíclicas, que han sido muy penalizadas por el miedo a una escalada de la tensión comercial. Dentro del sector tecnológico, las compañías que fabrican semiconductores componen el subsector más expuesto a una recuperación macro.

¿Cómo ves la cultura financiera de la sociedad española?

El entorno económico es tan complejo desde 2009 que incluso hasta a los profesionales nos cuesta entenderlo. Estamos asistiendo a eventos que no habían sucedido nunca y que son ajenos a los manuales de economía. Los bonos con rentabilidad negativa, por ejemplo, son complejos de entender desde el sentido común. La gente, lógicamente, se encuentra perdida y tiene dificultades para comprender lo que está sucediendo en los mercados, porque es excepcional.

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

En Mutuactivos, gestionando fondos de bolsa, como ahora. Me encanta mi trabajo. ¡Espero que no me sustituyan por un robo advisor, que se están poniendo muy de moda!