Gestor del mes – Luc D’hooge de Vontobel AM

  • 10-10-2018

  • 4 minutos

Os presentamos a Luc D’hooge, gestor del Vontobel Fund- Emerging Markets Debt.

Luc D´hooge es actualmente jefe para los fondos de deuda de mercados emergentes en Vontobel Asset Management donde se incorporó en 2013. Luc adopta un enfoque bottom-up para emitir y seleccionar bonos en sus mandatos.

Comenzó su carrera como geólogo en el Belgiam Geological Survey en 1989 y un año después se unió a Geoservices como gestor de proyectos. Continuó su carrera en el Bank Brussels Lambert en 1993 donde comenzó su carrera en inversiones y logró convertirse en gestor de cartera antes de unirse a Dexia en 2000.

Es licenciado en Geología de la Universidad Católica de Louvain con especialidad en ingeniería minera en la Universidad Libre de Bruselas.

¿Cuándo y cómo llegaste al sector financiero? ¿Tenías alguna otra vocación?

Antes de unirme a la industria financiera, trabajé como ingeniero en explotaciones petroleras en Europa, Oriente Medio y Angola. Tengo un master en geología y mineralogía, por lo que tengo experiencia en mercados emergentes desde el inicio de mi carrera y desde un variado punto de vista, en comparación con otros gestores de deuda en países emergentes. Creo que esto es una ventaja; literalmente he pasado mucho tiempo en el interior de esos países.

Comencé mi carrera de inversión en 1993 en Bank Brussels Lambert. Durante mi paso por Dexia, desde 2000 a 2013, fui gestor de fondos y director del equipo de bonos globales, para luego concentrarme en deuda fija emergente.

¿Qué aficiones tienes?

Fuera de la oficina, disfruto del esquí, de viajar y de la fotografía. Siendo belga, por supuesto, también disfruto de la buena cerveza, una cultura que he tratado de promocionar entre mis colegas (fuera del horario de oficina) con variado nivel de éxito.

¿Cuáles son tus previsiones sobre el mercado de bonos de países emergentes y dónde encuentras mayores oportunidades?

Seguimos siendo constructivos en bonos soberanos de países emergentes en moneda fuerte. Se está produciendo un gran “rally de alivio” en los mercados tras un complicado agosto. Los inversores están acudiendo en masa, y por el momento, la última semana de septiembre ha sido la más “caliente” desde febrero. Sobre todo, los fondos en divisa fuerte han experimentado entradas netas por casi 1.000 millones de dólares. El mercado primario también se ha despertado con nuevas emisiones por un importe de 20.000 millones de dólares, finalizando así un largo periodo de tres meses.

Este mes hemos conocido quién será el nuevo presidente brasileño, lo que va a provocar un mes volátil para este país. El mercado parece preferir al populista de derechas Bolsonaro. Deberíamos probablemente, vender durante este rally posterior a la victoria de Bolsonaro, ya que dudamos de su capacidad para implantar reformas estructurales.

Creemos que el candidato del Partido de los Trabajadores, siendo un candidato algo moderado podría sorprender en su ejecución de las políticas económicas. Vigilamos las elecciones de medio mandato en los Estados Unidos, algo que nos genera curiosidad es si estos comicios van a provocar una relajación de las políticas comerciales de Estados Unidos.

Por el momento, encontramos oportunidades atractivas en Argentina, donde creemos que la deuda externa ahora es barata y también vemos valor en los bonos provinciales. También nos gusta la deuda de países como México, Brasil, Costa de Marfil e Indonesia.

¿Qué puede aportar su fondo, que no lo hagan otros, en las actuales condiciones del mercado?

Nosotros nos aprovechamos de las anomalías en los mercados emergentes porque el mercado normalmente suele sobrerreaccionar antes de que vuelva la calma. La sobrerreacción y la mala asignación de precios en los mercados emergentes son una cualidad común y puede ser explotada de forma consistente a través de una aproximación de inversión activa. Los inversores que sean lo suficientemente valientes para tener una aproximación contrarían serán recompensados.

Además de seleccionar emisores y países, nos concentramos en la selección de bonos específicos: seleccionando el mejor bono de un emisor, alguna vez se producen malas asignaciones en los precios de una forma llamativa. Estas oportunidades son una gran oportunidad para generar alpha: opciones de bajo riesgo con un gran potencial. La selección de bonos es el aspecto más importante de nuestro proceso, es también en lo que nos diferenciamos de otros gestores de fondos.

¿Perjudicará el fin de los estímulos monetarios a los inversores de mercados emergentes?

Los inversores miran demasiado a las políticas de los bancos centrales, especialmente a la FED, pero no hay un vínculo claro entre la política de normalización monetaria y el mal comportamiento de los mercados de deuda emergente. Algunas veces corrigen a la vez, otras no. Por ejemplo, durante los dos últimos ciclo de subidas (excluyendo al último), los mercados de deuda emergente lo hicieron bien, no sólo era atractivo el spread, incluso la rentabilidad cayó en uno de esos dos ciclos. Si echamos un vistazo a la historia, durante la crisis de Asia, los países emergentes sufrieron mucho durante este periodo de subidas. Cuando se analizan los datos pasados, la rentabilidad de la deuda emergente a menudo está negativamente correlacionada con los tipos en Estados Unidos.