Gestora del mes – Lola Jaquotot de Trea AM

  • 05-02-2019

  • 5 minutos

Os presentamos a Lola Jaquotot, Senior Portfolio Manager Equity Spain en la gestora de fondos española Trea Asset Management. Se incorporó a la firma a finales de noviembre de 2017 como co-gestora de los fondos de renta variable España, junto con Alfonso de Gregorio. Anteriormente, estuvo en Gesconsult entre los años 2004 y 2017.

Jaquotot es licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Córdoba y posee un Master en Finanzas por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE) en Madrid. Conoce mejor su trayectoria profesional a través de esta entrevista.

Entrevista a Lola Jaquotot, Trea Asset Management

¿Cuándo y cómo llegaste al sector financiero? ¿Tenías alguna otra vocación?

Empecé mi carrera profesional como analista de renta variable en prácticas en una entidad gestora de fondos. Podría decir que siempre he querido ser gestora de fondos, pero la verdad es que mi vocación fue creciendo a medida que iba aprendiendo a analizar una empresa y al darme cuenta de cómo las empresas que conforman el tejido industrial español son las que influyen directamente en el crecimiento de nuestra economía. Me cuesta verme haciendo otra cosa que no sea gestionar, tal vez algo relacionado con la pintura que es otra de mis grandes aficiones.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

La gestión me ha proporcionado la gran satisfacción de dedicarme a aquello que me gusta y por lo que siento auténtica pasión. Te brinda la oportunidad de aprender cosas nuevas continuamente, cada vez que analizas una empresa, su sector, su competencia, estas en formación constante.

“Creo que tener preguntas es mejor que tener respuestas, porque éstas conducen a un mayor aprendizaje”.

Ray Dalio

De lo que menos, gestionar en épocas de mercado bajista (la pérdida del cliente la sufrimos en carne propia al tener nuestro patrimonio también invertido en el fondo), y algún momento de frustración cuando el mercado no reconoce el valor de una compañía en cartera.

¿Cuáles son tus hobbies?

En realidad, tengo aficiones bastante sencillas. Intento estar con mi marido y mis dos hijos, ayudar a mis padres y disfrutar con los amigos. Me gusta el cine clásico, la pintura, la ópera y adoro el ballet (lo practiqué durante 12 años). Intento salir a correr con bastante asiduidad, es sencillo de practicar y te permite dejar la mente en blanco al final del día, algo fundamental en nuestra profesión.

¿Cómo ves el entorno económico actual?

A nivel global, pensamos que el escenario económico en el que nos movemos es de desaceleración, y no de recesión. A lo que tendremos que estar atentos es al ritmo que se produce. En España, es lógico ver cierta ralentización ya que llevamos creciendo a ritmos del 3% los últimos 4 años, y aun así vamos a crecer por encima del 2%, nivel suficiente para seguir reduciendo el paro y dando soporte al consumo.

Por tanto, la volatilidad que se está generando en este entorno, la vemos como una oportunidad para mantener en cartera buenas compañías, con historias de crecimiento impecables y solidez en el equipo de gestión, que por todo este ruido están cotizando a unos múltiplos realmente atractivos. Ante este escenario, con mayor volatilidad y ruido geopolítico, la gestión activa cobra una especial importancia.

¿Cuáles crees que serán los drivers de los mercados en los próximos meses?

La salida de dinero de los fondos de renta variable en la última parte de 2018 ha alcanzado niveles récord, no vistos desde 2008. Todas las incertidumbres que hemos vivido en 2018 tuvieron su repercusión en la evolución de los mercados, con caídas especialmente virulentas en el segmento de las pequeñas y medianas.

Nuestro punto de vista es que gran parte de las incertidumbres mentadas anteriormente las ha recogido ya el mercado. La clave va a estar en los beneficios empresariales. Pensamos que las empresas en España han hecho sus deberes, han reducido costes y endeudamiento y se encuentran en una mejor posición que hace 10 años. Y además los niveles de valoraciones también acompañan. Por tanto, si los beneficios empresariales van a crecer y los múltiplos que se están pagando son menores, en la medida en que estas incertidumbres se vayan disipando o diluyendo, aquellos valores con sólidos fundamentales, y penalizados en exceso, deberían tener una reacción positiva.

¿Cómo combate un gestor de fondos los principales riesgos políticos a nivel global?

Un gestor puede enfrentarse de dos formas ante las incertidumbres geopolíticas, obviarlas o gestionarlas. Nosotros las aprovechamos, obviarlas nunca. Es cierto que intentar predecir qué van a hacer los mercados es muy difícil, diría que casi imposible. Pero lo que sí sabemos es que hay empresas cuyos ingresos dependen de una regulación que establecen los gobiernos, sus ingresos, márgenes, flujos de caja, dividendos,… Teniendo en cuenta siempre como finalidad última el análisis fundamental, nuestra gestión se basa en un primer momento en el análisis macroeconómico para ver en el entorno que el que nos movemos. Como decimos siempre, tienes que saber qué tiempo hace en la calle para saber si tienes que ponerte un abrigo o utilizar un paraguas.

Uno de los fondos que gestionas, Trea Iberia Equity, invierte en bolsa española. ¿Cómo ves el mercado nacional? ¿Te cuesta encontrar oportunidades?

Alfonso de Gregorio, con el que llevo más de 15 años trabajando, y yo gestionamos tanto el Trea Iberia como el Trea Cajamar España y los Mediolanum España y Small Caps. Como he comentado, en Trea somos de la creencia de que los fundamentales de las empresas son soberanos y que sólo invertimos en aquello que conocemos. Por eso las decisiones siempre son consensuadas con nuestro equipo de análisis y se toman de forma colectiva.

En España hay muy buenas empresas, con sólidos fundamentales, es más una cuestión de a qué precio. Es cierto que, en momentos alcistas de mercado, nos cuesta más trabajo encontrar oportunidades, pero pensamos que en el entorno actual este no es el caso. Tras el fuerte castigo sufrido la última parte del 2018, hay oportunidades muy interesantes tanto para incrementar porcentaje en las ya existentes como nuevas empresas que teníamos en el radar pero que nos parecían que estaban muy ajustadas en múltiplos.

¿En qué tipo de compañías no invertiría nunca?

No sé si hay empresas buenas o malas, hay negocios que nos gustan más que otros, con elevadas barreras de entrada y con tendencia de demanda positiva. Invertimos en empresas cuyos negocios sean sencillos de entender, que sea difícil copiar por la competencia, con un equipo gestor que haya demostrado cierta habilidad para gestionar el negocio en diferentes momentos del ciclo y con la mente puesta en el accionista. Es muy importante la estabilidad histórica de beneficios, una adecuada rentabilidad sobre el capital sin incluir en un endeudamiento excesivo. Para ello es fundamental el constante contacto con el equipo gestor para comprobar que se cumplen estos requisitos.

¿Qué crees que puede marcar la diferencia en la gestión de fondos en un escenario como el actual?

Uno de los retos al que nos enfrentamos es la mayor competencia que se está viendo no sólo en la gestión activa sino sobre todo en la gestión pasiva, la cual ha venido para quedarse. El motivo lo encontramos en la percepción por parte del cliente de no apreciar diferencias notables en rentabilidad entre la gestión pasiva y la gestión activa en términos de rentabilidad. Y es que no toda la gestión activa vale. Y es aquí donde me gustaría destacar la importancia de la gestión activa de verdad, donde los intereses del gestor estén alineados con los del partícipe, donde el objetivo último sea generar confianza, buscar buenos negocios donde invertir que nos generen buenos retornos en un escenario donde cada vez es más difícil encontrar rentabilidad.