Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

La importancia de los criterios ESG en el universo de la gestión pasiva – Entrevista a Credit Suisse

  • 30-06-2020

  • 4 minutos

Valerio Schmitz-Esser, jefe de soluciones indexadas de Credit Suisse, explica en esta entrevista cómo han rendido las soluciones indexadas durante este periodo de excepcional agitación provocado por el Covid-19 e identifica algunas tendencias reseñables como, por ejemplo, la importancia de los criterios ESG en el universo de la gestión pasiva, entre otros.

Valerio Schmitz-Esser, jefe de soluciones indexadas de Credit Suisse

¿Ha disminuido la popularidad de las soluciones indexadas durante el periodo de la crisis?

Más bien al contrario: el desplazamiento a largo plazo desde las estrategias gestionadas activamente hacia los productos que replican índices se ha mantenido constante, lo que ha conducido a una cuota de mercado cada vez mayor. Según un informe de Morningstar, en marzo se produjeron importantes salidas de capital de fondos de inversión en Europa, por valor de 246.000 millones de EUR, pero solo 24.000 millones de EUR de estas retiradas de dinero provinieron de fondos indexados y fondos cotizados (ETF). En anteriores mercados bajistas, los inversores tendieron a depositar su confianza en los gestores activos para conseguir cierta protección frente a las pérdidas, pero, durante las turbulencias provocadas por el COVID-19, la garantía que ofrecen las soluciones de seguimiento de índices de que no sufrirían una notable rentabilidad inferior respecto al mercado resultó atractiva.

¿Cómo se distribuyeron las salidas de capital de los productos indexados?

Observamos una completa bifurcación de los flujos entre las diferentes clases de soluciones indexadas. Por una parte, los ETF y diversas categorías de soluciones indexadas que se engloban en nichos de mercado sufrieron las mayores salidas de capital. Por otra parte, los proveedores de productos que ofrecían a los inversores institucionales componentes a largo plazo para la asignación estratégica de activos evolucionaron mucho mejor. En Credit Suisse AM nos beneficiamos de unas entradas netas de capital de 800 millones de EUR en marzo, lo que nos coloca entre las cuatro principales firmas europeas de soluciones indexadas por captación de activos.

¿Puede describir algunos de los retos a los que se ha enfrentado?

Para nosotros y para nuestros competidores, uno de los mayores obstáculos fue realizar una transición rápida y eficaz de un entorno de oficina centralizado a trabajar desde casa.

Esto es especialmente complicado para los equipos de soluciones que replican índices porque no hay margen para errores en la indexación, puesto que incumplir un plazo en términos de cambios en los componentes de las carteras y/o al reajustarse los índices resultaría en un grado inaceptable de error de seguimiento. En Credit Suisse AM tenemos el mayor equipo de soluciones indexadas de Suiza. Hemos logrado mantener una operativa sin fisuras con el 80% de nuestros profesionales trabajando desde casa, incluidos empleados de las funciones de front y back-office.

Esto demuestra la importancia de la inversión que hicimos en nuestro sistema personalizado Aladdin®, que pusimos en marcha en enero de 2019. Aladdin es una plataforma completamente integrada que cubre todas las funciones, desde la ejecución de operaciones a la gestión de riesgos. También afrontamos el reto adicional de lanzar tres nuevos ETF y de convertir tres fondos de índices en estos ETF en medio de la agitación de los mercados a mediados de marzo. En tales circunstancias excepcionales, el aplazamiento fue una consideración obvia, pero la decisión de continuar con el calendario previsto resultó ser la correcta. Los lanzamientos tuvieron un gran éxito, alcanzando más de 2.000 millones de USD en activos a final de mayo. Estos nuevos productos forman colectivamente un atractivo e integral componente de nuestra oferta general de fondos de índices. Con 95 fondos de índices y 100.000 millones de CHF en activos, nos hemos convertido en el cuarto mayor proveedor de fondos de inversión indexados y ETF en Europa.

¿Cómo influye el tema de las cuestiones ESG en el universo de la gestión pasiva?

El interés por las soluciones que se ajustan a criterios ESG es una tendencia muy fuerte en toda la industria de la gestión de activos y que sin duda va a perdurar. En Europa, Estados Unidos, Japón, la región del Pacífico (sin Japón) y el complejo de los mercados emergentes, los índices de referencia ESG rindieron más que los índices de mercado generales a lo largo del primer trimestre de 2020. Una razón para ello es que la aplicación de los criterios ESG suele reducir la exposición a empresas con modelos de negocio de mayor riesgo o sistemas de gestión de riesgos más débiles, que las hacen muy vulnerables a conmociones externas. Con el fin de satisfacer esta fuerte demanda, hemos establecido una completa gama de soluciones de índices ESG compuesta de 14 fondos de seguimiento y ETF.

¿Por qué una solución indexada debe considerarse un componente integral de una cartera de inversión amplia?

Las soluciones basadas en índices tienen tres atractivos atributos que ofrecer a los inversores:

  • En primer lugar, proporcionan una diversificación muy amplia: la mayoría de los grandes índices incorporan cientos, si no miles, de títulos individuales. Por ello, las soluciones de índices prácticamente eliminan por completo el riesgo idiosincrático.
  • En segundo lugar, los inversores tienen la garantía de que no sufrirán una fuerte conmoción de parte de un gestor que ofrezca un rendimiento notablemente inferior al del índice de referencia. Las soluciones indexadas suelen registrar una rentabilidad por encima de la media de manera uniforme porque ofrecen una exposición total a la clase de activos, en vez de a una muestra escogida. Este atributo es muy apreciado por los inversores institucionales, que habitualmente no desean adoptar mucho riesgo activo en componentes básicos de sus carteras (muchos prefieren un enfoque núcleo/periferia en el que solo la periferia conlleva riesgo activo).
  • En último lugar, los fondos de índices ofrecen una solución de bajo coste como consecuencia de sus muy competitivas ratios de gastos totales (TER) y su baja rotación. Las TER reflejan unos costes de implementación más reducidos, ya que no se requiere ni análisis de operadores ni remuneración para gestores activos. Con respecto a la baja rotación, el índice MSCI World ofrece un ejemplo perfecto, con una rotación de tan solo el 2,5% anual. Una baja rotación significa menos negociación, lo que apuntala unas TER competitivas.