La innovación como motor en el sector salud

  • 25-04-2019

  • 2 minutos

Lo que parecía un entorno incierto a lo largo de 2018 provocó una fuerte compresión en las valoraciones de las acciones del sector salud, ofreciendo un fuerte apoyo al sector.

El descuento frente al mercado es sin duda una oportunidad de inversión. El sector se beneficia de unos fundamentales sólidos y se sustenta en factores favorables a largo plazo, como el crecimiento demográfico, la salud y la seguridad alimentaria y el progreso tecnológico, el aumento de la esperanza de vida y el aumento del gasto en asistencia sanitaria. El crecimiento es visible y sostenible a largo plazo.

Aumento de fusiones y adquisiciones

En los últimos años, hemos visto una avalancha de fusiones y adquisiciones, asociaciones para el desarrollo de iniciativas conjuntas y salidas a bolsa en la industria sanitaria y parece que podrían acelerarse aún más en 2019. Las grandes compañías farmacéuticas tienen mucho dinero en efectivo para invertir. Con la reciente reforma fiscal estadounidense, se espera que las empresas tengan incrementen el volumen de gasto. Las compañías del sector siempre están invirtiendo y buscando oportunidades.

En nuestra opinión, un vehículo de inversión centrado en un área tan sólida como la atención sanitaria con una estrategia disciplinada debería proporcionar un rendimiento superior con el transcurso del tiempo. Edmond de Rothschild Fund Healthcare ha tenido una rentabilidad superior al 45% en cinco años y ahora cuenta con más de 330 millones de euros en activos bajo gestión. Los gestores del fondo han creado una cartera equilibrada de gran capitalización, empresas de biotecnología, tecnologías médicas y servicios sanitarios.

El fondo tiene una alta exposición a las grandes compañías farmacéuticas (un tercio de la cartera) que siguen ofreciendo dividendos. El rendimiento medio está entorno al 3- 4% en promedio y las valoraciones se descuentan ligeramente en el mercado. Otro tercio está concentrado en empresas biotecnológicas a través de firmas que cotizan de media a 11 veces sus beneficios. Grandes valores del sector biotecnológico tienen un descuento histórico de más del 30%. Por parte de las pequeñas empresas, el rendimiento ha sido volátil. Hemos reforzado nuestra posición en este tipo de firmas innovadoras de biotecnología. La exposición restante del fondo es a tecnologías médicas y servicios.

En resumen, las perspectivas del sector son sólidas para lo que resta de 2019. Los balances sólidos y la innovación deberían actuar como un fuerte catalizador de la recalificación y se espera que despierte un renovado interés entre los inversores.