Inteligencia artificial: ¿Oportunidad de inversión?

  • 31-10-2019

  • 5 minutos

La inteligencia artificial es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos. Dentro de dichos procesos se incluyen el aprendizaje, el razonamiento y la autocorrección, entre otras. La AI (Artificial Intelligence), está presente en prácticamente todos los ámbitos de la vida cotidiana, así como en el mundo de la empresa está completamente integrado en la mayoría de las multinacionales y pymes. 

La economía global está solamente empezando a ver los impactos de la inteligencia artificial, la robótica y la automatización en la sociedad. Y es que el ritmo de crecimiento en inteligencia artificial se está acelerando. Accenture y Frontier Economics estiman que el mercado de IA pasará de 600 millones de dólares en 2016 a más de 37.000 millones en 2025.

Dada la creciente importancia del sector, desde Allianz Global Investors se ha realizado un informe en el que destacan su visión acerca de las oportunidades de inversión en inteligencia artificial.

A pesar de que los avances a corto plazo son todavía pequeños, la curva asociada con el desarrollo de la inteligencia artificial muestra un crecimiento exponencial, lo que indica que los impactos del I+D+i serán cada vez más evidentes y pronunciados. Existen diversos ejemplos de cómo la inteligencia artificial impulsa la innovación en diversos sectores, destacando:

  • Automoción: la inteligencia artificial ha logrado avances como los sistemas de asistencia al conductor tales como avisos de salida de carril, descansos automáticos y asistencia de estacionamiento. Además, son muchos los países que están testando automóviles de conducción totalmente automática y se espera que se comercialicen en 2020-2025.
  • Finanzas: muchas instituciones están invirtiendo en inteligencia artificial y blockchain para crear soluciones más eficientes. A su vez, en la gestión de patrimonios, los robo-advisors están ayudando a llegar al segmento inferior del mercado y, en cuanto al control del fraude, se han desarrollado avanzadas herramientas de vigilancia .
  • Salud: la inteligencia artificial está revolucionando los rayos X, así como logrando mejores tasas de precisión que la mayoría de los médicos humanos en el diagnóstico de enfermedades. En los registros médicos electrónicos, ayuda a predecir los riesgos de ataques cardíacos u otras enfermedades y, recientemente, se ha desarrollado una red neuronal que predice reacciones químicas, favoreciendo la creación de nuevos medicamentos.
  • Venta minorista: los asistentes con inteligencia artificial son capaces de responder preguntas sobre productos y su disponibilidad en una tienda física y las tecnologías de detección 3D y de realidad aumentada están habilitando nuevas salas de exhibición virtuales para brindar al comprador una experiencia rica y completa antes de comprar.

Crear valor para los accionistas

En cuanto a la infraestructura tecnológica, la previsión es que continúe su demanda con la finalidad de propiciar el desarrollo de la inteligencia artificial subyacente. Los últimos años han sido impulsados ​​por la adopción de nuevas arquitecturas informáticas para entrenar redes neuronales profundas que desarrollen el aprendizaje automático.

Por lo que respecta a las aplicaciones y sistemas de software, la inteligencia artificial se está integrando en mayor medida con el fin de ayudar a la toma de mejores decisiones. Estas nuevas aplicaciones inteligentes permiten aprovechar los procesos comerciales existentes e incorporar grandes volúmenes de datos que ayuden a impulsar niveles más altos de automatización, mejores recomendaciones, una mejor toma de decisiones y ahorros de costes significativos.

Del mismo modo, infinidad de empresas comienzan a aprovechar la inteligencia artificial para impulsar nuevas innovaciones.

Es por ello que los próximos años son más que cruciales, pues si las empresas aumentan la inversión en inteligencia artificial, podrán mejorar sus productos y satisfacer las exigencias del consumidor, así como incrementar la eficiencia y la competitividad. De ahí deriva la importancia de la selección de acciones y la gestión activa para encontrar las oportunidades de inversión más competitivas que permitan aprovechar el auge de la tecnología inteligente, pues muchas compañías están empezando a invertir en proyectos de inteligencia artificial sin llevar a cabo un estudio exhaustivo y, probablemente, fallarán. Algunas se equivocarán en la elección de la tecnología subyacente; otras en el ajuste cultural con la organización y otras por la dinámica del mercado.

En definitiva, aunque todavía estamos en las fases iniciales de una transformación global iniciada por la inteligencia artificial, se prevé una mayor diversificación a medida que estas tecnologías sean adoptadas por las compañías de todo el mundo. La oportunidad para la creación de valor para los accionistas sigue creciendo. Se mantiene la expectación respecto a lo que deparará el futuro y de ver cómo las tecnologías basadas en inteligencia artificial pueden aprovecharse para mejorar la vida de las personas.

Comparamos los fondos temáticos:

Oddo BHF Artificial Intelligence

ODDO BHF Artificial Intelligence es un fondo de renta variable sistemático que recurre al análisis cuantitativo y la inteligencia artificial para invertir en acciones cotizadas de todo el mundo con exposición a la temática de «inteligencia artificial» por medio de una selección de subtemas relacionados. Tiene como objetivo invertir de manera permanente en renta variable con el objeto de lograr un crecimiento del capital a largo plazo.

En primer lugar, se emplea un gran algoritmo de datos para definir los subtemas más importantes relativos a la inteligencia artificial y escoger las acciones de todo el planeta que resultan las más pertinentes para estos temas. En este restringido universo de inversión, se aplica el modelo cuantitativo propio «Algo 4» con el propósito de detectar 60 empresas que presenten las mejores características financieras y de riesgo.

Para comprender mejor la evolución del fondo mostramos el gráfico de crecimiento desde su nacimiento:

Allianz Global Artificial Intelligence

Su objetivo de inversión es el crecimiento del capital a largo plazo mediante la inversión en los mercados mundiales de renta variable de sociedades cuyos negocios se beneficiarán de la evolución de la inteligencia artificial o están actualmente relacionados con la misma. Las nuevas tendencias y desarrollos se incorporan a la cartera a través del análisis de viabilidad posibilitado por la experiencia del equipo gestor. Se aplica la Restricción de Hong Kong y Taiwán.

Para comprender mejor la evolución del fondo mostramos el gráfico desde su nacimiento:

Echiquier Artificial Intelligence

Fue presentado en la V edición de la Funds Experience de Valencia, y es un subfondo que invierte en los grandes valores internacionales que desarrollan o se benefician de la inteligencia artificial.

Su proceso de inversión consta de tres etapas:

  • Constitución del universo de inversión: filtros cuantitativos (análisis de empresas cotizadas del mundo que tratan los términos clave de la IA) y selección temática de empresas expuestas a la IA, directamente o indirectamente a través de uno de los 4 temas siguientes: usuarios de IA, proveedores de IA, infraestructura y facilitadores de IA. En esta etapa se analizan 300 empresas.
  • Análisis cualitativo y cuantitativo: capacidad para adoptar la inteligencia artificial, posición de liderazgo consolidada o en desarrollo, capacidad disruptiva, sostenibilidad del crecimiento, impacto de la inteligencia artificial en el crecimiento de la actividad. En esta etapa se estudian 130 empresas.
  • Construcción de la cartera: concentración en las convicciones más fuertes, selección de valores (stock-picking), ascendente (bottom-up) con arreglo a las restricciones establecidas en el folleto, exposición a renta variable: mínimo un 60%. En esta última fase quedan 25- 35 compañías, que constituyen la cartera.
Fuente: Bloomberg

Echiquier Artificial Intelligence B EUR alcanzó un 4,90% de rentabilidad en septiembre y en total un 28,44% desde principio de año. Hemos incorporado nuevas posiciones a la cartera; MONGODB (proveedor de infraestructura digital). Con el auge del big data, la nube y la inteligencia artificial, debe replantearse el paradigma de almacenamiento y organización de datos respecto a las bases de datos tradicionales.

Ronaldo Grandi, gestor del fondo Echiquier Artifical Intelligence