Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

¿Interesa invertir en acciones de menor capitalización?

  • 02-09-2020

  • 2 minutos

Examinando las rentabilidades del mercado para escribir un artículo sobre acciones de pequeñas compañías, he decidido cambiar el título por el de acciones de menor capitalización. Mientras el Rusell 2000 en los últimos cinco años se ha revalorizado un 42%, el S&P 500 lo ha hecho un 82% y el Nasdaq un 250%. Pero si examinamos el índice del S&P equiponderando en un 2% sus componentes, observamos que en el último quinquenio ha subido un 52%.

La pregunta que nos hacemos a la vista de estos datos es la siguiente: ¿es rentable invertir en acciones de menor capitalización o invertir exclusivamente en el Nasdaq? Creo que la revalorización espectacular de la tecnología, y en general de las acciones de crecimiento, viene dada principalmente por:

  • Los bajos tipos de interés. Al descontar el beneficio futuro del medio-largo plazo a tipos bajos, el momento concreto de lograrlos no tiene importancia.
  • La aceleración de la revolución tecnológica, que se ha visto acelerada por la pandemia y por el declive de sectores como las finanzas tradicionales y las materias primas.
  • El crecimiento de la clase media en países emergentes que empieza a comprar marca al igual que en los países desarrollados.
  • El fuerte incremento de los beneficios de los últimos años y el poder cuasimonopolístico de algunas empresas.
  • La preferencia por la liquidez en momentos de volatilidad.
  • El auge de la gestión pasiva que se retroalimenta.

Ventajas de invertir en acciones de menor capitalización

Las características de las acciones de menor capitalización son: mayor exposición a mercados domésticos y mayores impedimentos de acceso a la financiación barata. Sin embargo, las ventajas de examinar este universo de acciones son varias:

  • Los indices de small y medium como el Rusell 2000 tienen cuatro veces más componentes que el S&P 500 y, por tanto, más donde elegir
  • Como consecuencia de lo anterior, son susceptibles de fusiones y absorciones por otras compañías de las que son competidoras, clientes o proveedoras.
  • Las small caps son más fáciles de analizar pero por MiFID II algunas de ellas no son rentables de hacerlo.

Para los que creemos que las acciones tecnológicas no están muy baratas, creo que complementar una cartera fondos de medium-small caps o multicaps ofrece valor, mayoritariamente si empiezan a subir los tipos del largo plazo dada la cantidad ingente de deuda que se está emitiendo.

Los selectores de fondos y estrategas recomiendan invertir en este tipo de fondos al salir de una recesión o de una crisis de liquidez pero dado su infravaloración relativa todavía hoy creo que es el momento de construir una posición de medio plazo.

Aquí tenemos unos gráficos que muestran la rentabilidad absoluta y relativa en los próximos periodos cuando se compra en los peores meses o trimestres.

Los estudios Spiva muestran que en los países emergentes y en las acciones de menor capitalización es mucho más fácil batir a los índices respectivos. En el siguiente gráfico vemos como eligiendo las acciones más baratas obtenemos un exceso de retorno del 5,4%, mientras que eligiendo las más caras perdemos un 11,4% anualizado.

En el análisis de las empresas de menor capitalización factores como la fortaleza del balance y a ser posible caja neta, contabilidad conservadora, incremento de ventas, beneficios, rentabilidad y free cash flow, adquieren mayor importancia.

El mercado parece volcado únicamente en acciones tecnológicas, pero este tipo de acciones parecen claramente infravaloradas.

Gestoras como T. Rowe Price, Groupama AM, La Financière de l’Echiquier, Comgest, Columbia Threadneedle, Alger o Amiral Gestion, entre otras, tienen fondos que en nada envidian a los de mayor capitalización.