Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Inversión sostenible: protección en momentos de crisis

  • 17-07-2020

  • 8 minutos

Los criterios ASG se han convertido en referencia a la hora de gestionar con una menor volatilidad. Durante mucho tiempo, los fondos de inversión sostenibles han tenido que justificar activamente que rentabilidad y sostenibilidad iban de la mano. En la Conference Call del 16 de julio hemos debatido sobre la reciente corrección de los mercados y lo que ha supuesto para la inversión sostenible, junto a las gestoras BMO Global AMCarmignac y Nordea AM.

La mayoría de pronósticos prevén un claro repunte de la actividad económica en 2021. De hecho, el FMI espera que la economía mundial crezca casi un 5,4% el próximo año y, para el caso concreto de la zona euro, el organismo estima un crecimiento del 6,3%. Sin duda son unas predicciones muy alentadoras pero, ¿qué tipo de recuperación económica veremos en los próximos meses?

«Es complicado contestar a esta pregunta porque no hemos llegado al punto en el que se estabilice la nueva normalidad. Claramente será por debajo de la actividad que teníamos a comienzos de año, por lo que estas estimaciones podrían ser más a la baja. Sectores como el de la aviación y el turístico, si la actividad no supera el 90%-95% no serán rentables. Hasta 2020 no volveremos a ver la economía crecer a niveléis de enero de 2020. Esta crisis se va a llevar por delante dos años de crecimiento, el factor determinante será la vacuna, a partir de ahí la gente volverá a consumir con normalidad; nos sabemos si la tendremos para este año o para el siguiente».

Luis Martín, Head of Sales en BMO Global AM (EMEA)

«Estamos en un mercado con mucha incertidumbre y volatilidad, estamos trabajando con escenarios binarios, es decir, vacuna sí, vacuna no; desconfinamiento sí, desconfinamiento no… Los inversores están en modo de “esperar y ver”. Hoy Lagarde ha dicho que la economía está mejorando, varios miembros de la Fed consideran que hay que implementar nuevos estímulos, esta madrugada hemos conocido que el PIB chino ha crecido un 3,2% −cifra basante satisfactoria pero por debajo de su crecimiento tendencial que estaría en el entorno del 6%−. Es decir, no sabemos qué tipo de recuperación veremos. Me quedaría con que hay mucha incertidumbre y hay que tener una gestión flexible y dinámica«.

Ramón Carrasco, Business Development Director en Carmignac

«Esta macroeconomía que da señales de recuperación en V podría tener problemas en EE.UU. no por la parte del desempleo y la tasa de inflación, sino porque los datos del dinero están en mínimos desde que se creó la serie en 1994. No tiene sentido que las perspectivas económicas de Alemania den una recuperación importante cuando vemos que una segunda o tercera oleada en Asia puede echar por tierra todos los esfuerzos de recuperación. Lo que vemos en Nordea es una recuperación en V pero la parte real de la economía no está tan sana como para apostar tan decididamente por dicha recuperación«.

Lorenzo González, Institutional & Advisory Business Sales Director de Nordea AM

Hablando del futuro que nos depara estos próximos meses, en pleno ecuador del año, toca planificar el segundo semestre de 2020 y ver qué activos se beneficiarán de la recuperación económica en esta segunda parte del año.

¿Qué clases de activos tienen un mayor potencial de crecimiento y por qué?

«Es complicado generalizar. En determinados subyacentes, sectores de renta variable, hay valor, claro que sí. En emergentes hay que tener cuidado porque existe mucha volatilidad, pero teniendo en cuenta la política del Banco Popular de China y la Fed, puede haber valor siendo selectivos. En Carmignac somos muy optimistas con el crédito dado que los spreads se han abierto bastante, aquí sí que vemos valor. Lo que está pasando en algunos índices como el S&P 500, si lo vemos de forma agregada se anota una caída del 0,2%; sin embargo, si nos fijamos en compañías en particular como es el caso de las FAANG llevan una revalorización del 30%. Lo que sucede con esto es que si al S&P le quitas las FAANG, la caída en muchas compañías es del 8% de media y otras hasta han sufrido un concurso de acreedores. No es tanto un tema de activos, sino un análisis de subyacentes de empresas de forma muy específica, que nos dará el resultado de la cartera«.

Ramón Carrasco, Business Development Director en Carmignac

«El inversor más conservador creemos que debe buscar activos que tengan cierta seguridad como es el caso de los covered bonds −bonos garantizados−, tienen una doble garantía muy interesante en momentos de incertidumbre si repuntan los casos de coronavirus y nos encontramos con casos de impago. Para los que quieran algo más, recomendamos estrategias más flexibles que permitan adaptarte a cualquier tipo de entorno. El inversor que quiera renta variable, nos gustan las compañías estables y previsibles. Por último, para los más decidios por la bolsa: nos gustan los fondos temáticos abarcando el mayor número de subsectores posibles«.

Lorenzo González, Institutional & Advisory Business Sales Director de Nordea AM

«Hay mucha dispersión y eso es algo peligroso. Hay sectores que están totalmente de capa caída y que están a precios atractivos (aviación y automoción), pero es peligroso hasta que no sepamos cuándo será el punto de inflexión de esa nueva normalidad. Los mínimos que vimos en el mercado en marzo creo que no volveremos a ellos gracias a las medidas tomadas por los bancos centrales. Desde BMO estamos infraponderando la renta variable ya que creemos que el mercado ha corrido mucho y muy rápido. Recomendamos invertir en estrategias flexibles en la que los gestores puedan actuar según vayan encontrando valor. Contamos con renta fija corporativa y deuda pública en duraciones cortas».

Luis Martín, Head of Sales en BMO Global AM (EMEA)

Para terminar la primera parte de la conference call, abordamos el tema de cómo la crisis del coronavirus y su impacto en los mercados están poniendo a prueba la inversión sostenible y bajo criterios ESG que tanta fuerza ha tenido en los últimos años.

¿Será el futuro de la inversión 100% ESG?

«Si incorporas criterios ESG tienes mayor visión en los flujos a largo plazo y estarías invirtiendo en empresas de calidad que se han comportado muy bien durante estos meses de crisis, lo que ha hecho también que los fondos sostenibles se hayan comportado muy bien. La demanda institucional está creciendo cada vez más, al igual que ocurre con el cliente final. Durante el primer trimestre del año vimos flujos por valor de 45.000 millones de dólares en los fondos ESG, según datos de Morningstar. El ESG va a ser la nueva normalidad pero no por moda sino porque tiene un sentido económico muy importante.

Lorenzo González, Institutional & Advisory Business Sales Director de Nordea AM

«No creo que todo el mundo tenga en cartera fondos con apellido sostenible, pero sí creo que las gestoras incluirán criterios ESG −ya sea en fondos sostenibles o en tradicionales−. La inversión responsable tiene menos riesgo porque incorporas compañías de mayor calidad, lo que hace que en momentos de crisis sufran menos. Al final esto no va de si tengo más o menos riesgo, sino de ganar dinero. Este tipo de inversiones va a batir al índice general».

Luis Martín, Head of Sales en BMO Global AM (EMEA)

«El 100% del mercado ESG puede ser algo extremo, lo que sí que es cierto es que en Carmignac el 92% de los activos que tenemos bajo gestión están ya gestionados bajo este tipo de estrategia aplicando criterios ESG. El problema de llegar al 100% es que el mercado de renta fija de ESG es muy estrecho, no hay suficientes emisiones. Es una evolución que va a seguir y cada vez será más relevante. Aquí surge una duda: ¿qué entendemos por ESG? No tenemos una normativa, un ente regulador que califique si estas inversiones se están realizando en base a estos criterios».

Ramón Carrasco, Business Development Director en Carmignac

Inversión sostenible: ¿en qué fondos invertir?

BMO Responsible Global Equity

Este fondo presentado por Luis Martín concentra la inversión en compañías que contribuyen positivamente a la sociedad. «En nuestro ADN está la inversión responsable. Estamos adheridos a los UNPRI, los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas, desde el año 2006 cuando por aquel entonces solamente 16 gestoras suscritas», señala el experto.

BMO Responsible Global Equity, lanzado hace más de 20 años, tiene el objetivo de batir al MSCI World porque dese la gestora creen que este tipo de inversión tiene que ser capaz de batir al índice general a nivel mundial. ¿Cómo lo hacen? Evitan compañías con prácticas empresariales dañinas o no sostenibles, invierten en empresas que contribuyen positvamente a la sociedad y el medio ambiente, y utilizan su influencia como inversor para fomentar mejores prácticas de temas ASG a través de accionismo accionarial y votación. En definitiva, el equipo gestor invierte bajo criterios de inversión socialmente responsable en base a los modelos de valoración de los analistas de BMO para que así puedan cuantificar qué impacto tienen en la sociedad.

Si miramos la cartera, el 63% está concentrado en América del Norte y tienen sobreponderado el sector tecnológico pero no cuentan ni con Amazon, Facebook, Netflix… solamente vemos en su portfolio a Apple y Microsoft dentro de lo que son las grandes tecnológicas. El sector sanitario, innovación e infraestructuras también cuentan con un peso importante de la cartera.

En lo que llevamos de 2020 se deja alrededor de un 3% pero en los últimos cinco años el fondo consigue una rentabilidad anualizada del 6,3%. «En momentos malos de mercado es capaz de comportarse mejor que el mercado pero en años muy buenos de bolsa también es capaz de subir y batir al mercado», sostiene Luis.

Carmignac Portfolio Grande Europe 

En Carmignac apuestan por la inversión sostenible desde el año 2012 y el fondo Carmignac Portfolio Grande Europe «es el reflejo de que sí se puede gestionar generando alfa en el mercado europeo bajo criterios ESG«, destaca Ramón Carrasco. Desde el pasado mes de enero se anota ganancias del 3,2% frente al -9,54% que se deja su índice de referencia. En un escenario en el que hay que ser muy flexibles y activos, una inversión de convicción, sin ataduras a ningún índice de referencia es la mejor opción para el experto. Al frente de este fondo se encuentra Mark Denham, responsable de renta variable europea con 28 años de experiencia.

«Estamos viendo que hay una serie de macrotendencias que están teniendo gran importancia y están generando alfa: la digitalización, los cambios sociales, la forma de actuar desde el punto de vista del consumidor, los gamers… Todo este proceso se ha acelerado», apunta Carrasco.

Este fondo de Carmignac apuesta por compañías con rentabilidad elevada y sostenibles, que invierten los beneficios para su crecimiento a futuro. Siguiendo una estrategia bottom-up, la cartera suele estar formada por aproximadamente 40 valores de media. «Durante el mes junio no se produjo cambio en ningún título de la cartera y en mayo solamente dos, lo que demuestra que nuestras convicciones eran las adecuadas», comenta el experto. Aquí encontramos compañías como SAP, ASML, Puma, Unilever, Sanofi, Assa Abloy, Teleperformance, Deutsche Boerse y Bankinter.

Nordea 1 – Global Climate and Environment

Para Nordea AM invertir en cambio climático tiene un sentido económico muy potente, de ahí que el fondo bata tanto al índice de Morningstar como al del MSCI World. «Es muy importante desarrollar una política de inversión coherente y social. La sostenibilidad está en nuestro ADN nórdico, somos miembros del Consejo Asesor de las Naciones unidas para los Principios de Inversión Responsable (PRI). De hecho, Nordea es la única gestora que cuenta con un fondo dedicado al cambio climático desde 2008, que no ha cambiado su política gestión y que cuenta con un equipo gestor dedicado en exclusiva», afirma Lorenzo González.

Para la firma la eficiencia de los recursos tiene un sentido económico muy potente fundamentado en el objetivo de las empresas, minimizar externalidades dañinas con una regulación cada vez más exigente y que hay que cumplir, aprovechar una gran tendencia, y, por último, el objetivo corporativo, es decir, si eres más eficiente te posesionas mejor que tus competidores.

Con un enfoque bottom-up y centrado en renta variable global, el 60% de la cartera se centra en la eficiencia de los recursos (compañías que ayudan a optimizar la base de recursos y mejoran la eficiencia de los productos y servicios), el 35% se destina a la protección del medio ambiente (empresas con una robusta oferta en protección del medio ambiente y que salvaguardan la naturaleza) y un 5% a energía alternativas (entidades centradas en tecnologías innovadoras sostenibles y que generan energía limpia).

¿Qué fondos están presentes en las carteras de los profesionales?

Para finalizar la conference call, quisimos conocer cuáles de los tres fondos comentados por BMO Global AM, Carmignac y Nordea AM se encuentran actualmente en las carteras de los profesionales que nos acompañaron esta tarde. Por ello, hicimos un sondeo en directo cuyas respuestas puedes ver en la siguiente tabla:

Fondo de inversiónProfesionales que lo tienen en cartera
BMO Responsible Global Equity13%
Carmignac Portfolio Grande Europe27%
Nordea 1 – Global Climate and Environment47%