Invertir en arte, ¿es una buena idea?

  • 15-04-2019

  • 7 minutos

¿Cómo invertir en arte? Hoy, 15 de Abril, celebramos el Día Mundial del Arte, declarado por la Asociación Internacional del Arte con el objetivo de promover consciencia de la actividad creativa en todo el mundo. Una fecha que, por cierto, fue elegida en honor al día del nacimiento de Leonardo Da Vinci. Ahora bien, ¿es una buena idea invertir en arte?

Para conocer la respuesta, hemos tenido el placer de contar con la colaboración de dos grandes profesionales del sector: Claudia Arbulu, CEO & Founder de Claudia Arbulu Gallery y Rocío Ledesma, Manager en Dextra Corporate Advisors. De su mano conocemos las características de esta inversión alternativa tan singular, también conocida como «passion investment«, así como la situación actual y las perspectivas del mercado de arte español.

La inversión en arte es un valor seguro, un valor refugio, en la que tu inversión está más que asegurada

Foto de Claudia Arbulu, CEO & Founder de Claudia Arbulu Gallery

Analizando el comportamiento del mercado del arte a nivel mundial, los años previos al año 2016, no fueron buenos años para las ventas de arte. Sin embargo, a partir del 2016 el mercado repuntó recuperando cifras como en el 2008. El mercado español se va consolidando. En el año 2017 los datos fueron más alentadores, registrándose una subida de casi el 15% en las transacciones.

El 2018 fue aún mejor, en ventas y participación de mujeres artistas en el vertiginoso mercado del arte. Este año 2019 el mercado del arte ha llegado a cifras que eran impensables hace unos años. En España no avanza tanto como en otros países, por eso las galerías españolas siempre tienen un enfoque comercial más dirigido al exterior.

Se prevé que en unos cuatro o cinco años el volumen de negocio del mercado del arte esté moviendo más de 7.000 millones de euros

Siempre China, Reino Unido y Estados Unidos desde el año 2010, acaparan las mayores cuotas de mercado. A España podemos ubicarla en el quinto o sexto lugar. Los precios en el mercado español siguen muy por debajo de la media europea y las obras más caras de artistas españoles se suelen vender fuera de España. Hablando en términos esperanzadores, poco a poco España irá avanzando.

En el mercado del arte, España tiene un comportamiento más sostenido y sostenible que Bélgica, Alemania, Austria o Italia. Todo es cuestión de costumbre, de confianza, además de, por supuesto, poder adquisitivo. Esto genera una demanda que dispara el mercado y que a la larga hace que los artistas puedan vivir de su trabajo y no tengan que trabajar en otras actividades, tema que a mi particularmente me alegra muchísimo. Esto es maravilloso para el tema de la creación artística y promoción de la cultura y su excelencia, ya que como Picasso decía, “la inspiración debe cogerte trabajando”.

Las ventas online cada día crecen más, triplicando ya su facturación

Claramente vemos una tendencia alcista en esas prácticas que demandan nuevas exigencias por un comportamiento distinto al coleccionista tradicional. La gente ya confía en las webs con pasarelas de pago para comprar arte y en los profesionales que están detrás. La gente poco a poco se inicia en las compras de obras de arte sin la necesidad de verlas en físico previamente. Los jóvenes de entre 20 y 25 años son los más recurrentes en estas prácticas y por lo tanto son el futuro del coleccionismo online.

La inversión en arte es un valor seguro, un valor refugio, en la que tu inversión está más que asegurada

Al momento de comprar las obras ya se revalorizan por lo menos un 5%. Los precios del arte no están sujetos a tanta volatilidad e incertidumbre como en otras inversiones, pero por supuesto hay que asesorarse de un buen art advisor para que no sólo tu inversión esté asegurada, sino que la rentabilidad de tu inversión sea segura y alta.

Actualmente el oro y el arte te asegura una buena inversión y rentabilidad, pero el oro probablemente acabe en una caja fuerte. En cambio, las obras de arte las puedes disfrutar además de, por qué no decirlo, son un símbolo de status.

En la inversión en arte español sigue predominando la inversión en artistas ya fallecidos por la seguridad de la rentabilidad, aunque el 2% de compras en artistas vivos en subastas ya está en casi un 4%. Hay que apostar por los artistas emergentes, hay que asesorarse con un profesional y disfrutar de las obras mientras que tu inversión se va multiplicando.

«Debemos apoyar a los artistas jóvenes y difundir su obra»

Como participante en el mundo del mercado del arte, apuesto por la revisión de los mecanismos de distribución, por la seriedad y no la especulación, por la defensa y práctica de la ética y de la aplicación de una conciencia social. Debemos apoyar a los artistas jóvenes y difundir su obra con la calidad y respeto que cualquier manifestación sensible del ser humano merece.

También debemos prever los cambios que pueden afectar al mercado del arte español, como las políticas y como por ejemplo la salida de Reino Unido de la Unión Europea, uno de los socios más importantes de España en comercio exterior. Debido al Brexit, los aranceles pueden hacer que las transacciones con Reino Unido sean en inviables. ¡Debemos estar preparad@s!

Cada vez se habla más del arte como una alternativa de inversión

Foto de Rocío Ledesma. Rocío comenta los beneficios de invertir en arte.

Ello no es de extrañar, tras el incremento en precios, volumen, transacciones e intervinientes que ha experimentado el sector en los últimos años y la escasa rentabilidad que ofrecen actualmente las fórmulas de ahorro tradicionales.

Según un informe de Art Basel y UBS, las ventas en el mercado global del arte alcanzaron los 67.000 millones de dólares en 2018, un 6% más que el ejercicio anterior, siendo el incremento de un 9% anual en la última década (2008-2018). En este contexto, y a pesar de haber recuperado terreno desde la crisis, la cuota de España en el mercado global del arte es apenas inferior al 1% y representa poco más del 2% del valor de las ventas de arte y antigüedades dentro de la UE, tal y como se puede leer en el último informe que realiza cada dos años la Fundación La Caixa.

El acceso a datos del mercado de arte es cada vez mayor

Aunque es cierto que todavía resulta complicado obtener datos de este sector, cada vez nos encontramos con más informes, índices y noticias que confirman lo interesante que resulta invertir en arte y que aportan transparencia y exactitud a los precios, permiten calcular rentabilidad, correlación y comparación con índices de referencia y hacen el mercado más activo y dinámico.

Art Market Research explica que en los últimos 10 años las obras de los artistas contemporáneos se han revalorizado un 12,4% en media, superando al mercado emergente, al de materias primas y al de renta fija. James Touzer publicó en 2016 un artículo en The Economist en el que mostraba que las ganancias del mercado del arte superaban al índice americano S&P 500.

Invertir en arte es una buena idea

Jianping Mei y Michael Mosses, los dos académicos que crearon los índices Mei Mosses, han demostrado que en el largo plazo los retornos del arte pueden ser similares, e incluso superiores, a los de activos tradicionales.

El papel del Blockchain en el arte

También las nuevas tecnologías han puesto su mirada en el mercado del arte, a través por ejemplo del Blockchain. Gracias a estos nuevos desarrollos en breve se podrán superar los principales escollos a los que se enfrenta este sector, tales como cuestiones de procedencia, transparencia, derechos de autor, propiedad y trazabilidad de la misma, valoración y autenticidad.

Lo bueno del arte es que, además de ser un activo rentable, el inversor puede beneficiarse de otra serie de aspectos, como por ejemplo disfrute estético. Por eso está considerado como un “passion investment” al igual que los coches antiguos, las joyas, las monedas y sellos o el vino. La consultora Knight Frank publica cada año The Wealth Report, un análisis que describe en qué invierten los ricos a nivel mundial y sus preferencias a través del Knight Frank Luxury Investment Index.

El arte se considera un valor refugio por varias razones:

Es un bien que no depende exclusivamente del gobierno y sus acciones, fue uno de los sectores económicos que más rápido se recuperó de la recesión vivida durante la primera década del siglo XX y, en época de alta inflación, se ha revalorizado incluso más que otros activos refugio.

rentabilidad cuando la inflación es alta y sube

Su baja correlación con los de activos tradicionales, e incluso en 2018, el arte ocupó el tercer lugar junto con el vino, con un crecimiento del 9%, por detrás del whisky (+40%) y de las monedas (+12%) o negativa en algunos casos (sector inmobiliario y bonos), proporciona una importante diversificación de carteras que deriva en un incremento de la rentabilidad del patrimonio global a largo plazo.

Y aunque mucha gente critica que el sector se mueve por modas y que es impredecible, el secreto de la revaloración de las obras de arte está en la gestión global que se realiza de las mismas y que constituye un elemento esencial de aportación de valor. No se trata de “apostar” por obras o piezas que puedan subir de valor sino de trabajar en el ámbito de la gestión para que esto ocurra.

El valor de las piezas de arte no es aleatorio, si no que depende de una acción-reacción del mercado compuesto por una oferta y demanda fijada por sus distintos agentes (artistas, galerías, ferias, casas de subastas, comisarios, críticos, dealers…), medible, transparente y cuantificable y segura. Porque como decía el famoso inversor Seth Klarmam “El éxito en la inversión no se puede explicar en una ecuación matemática o en un programa informático, es un arte.”

«Desde Navis Capital, en colaboración con We Collect, decidimos lanzar un vehículo de inversión en arte»

Es a raíz de todos estos aspectos y ante la oportunidad que se presenta en el sector cuando desde Navis Capital, en colaboración con We Collect, decidimos lanzar un vehículo de inversión en arte con un objetivo de rentabilidad del 9% anual a 8 años. Lo bueno en comparación con otros activos alternativos es que este retorno se obtiene sin apalancamiento, lo cual reduce el riesgo: el vehículo no va a endeudarse para adquirir las obras.

Además, el inversor consigue mayor diversificación y una elevada profesionalización, ya que el tamaño del mercado, el elevado número de actores e intermediarios, la poca información y la falta de transparencia hacen necesario una gestión profesionalizada, tan imprescindible como el hecho de recurrir y consultar a un asesor financiero sobre gestión de patrimonios. Y más imprescindible aún dado el tamaño del mercado del arte, el elevado número de actores e intermediarios, la poca información disponible de momento y la menor transparencia frente a otros mercados.

Cuatro expertos financieros más ocho especialistas en arte gestionarán una cartera repartida en obras de grandes maestros, vanguardistas y artistas emergentes
Invertir en arte

Con esta diversificación adicional a la que ya de por si consigue el inversor a través de un fondo, reducimos el riesgo, incrementamos el ámbito de inversión, aplicamos distintas técnicas de generación de valor y reducimos y diluimos los costes fijos que tan elevados son en este tipo de activos (seguros, mantenimiento, almacenaje, transporte, comisiones de intermediarios…).

Para no perder el aspecto emocional de la compra de arte, los inversores recibirán formación, podrán acudir a eventos y exposiciones a través de un programa exclusivo y apoyarán a jóvenes artistas con un programa de “mecenazgo” hecho a medida. Porque en Navis Capital defendemos y creemos que la inversión rentable no tiene que estar reñida con la pasión, el aprendizaje y generar un impacto positivo en la sociedad.

¿Qué aporta Artly Fund? (gráfico de sus características)