Invertir en Educación o cómo alinear sentido y oportunidad

  • 04-11-2019

  • 2 minutos

La educación está impulsada por fuertes tendencias, como el crecimiento demográfico y de la clase media, especialmente en países emergentes. La innovación tecnológica impulsa cambios en el mercado laboral que exigen nuevas competencias para el trabajo; haciendo clave la formación continua. Además, la tecnología de la educación (EdTech) representa una oportunidad de crecimiento haciendo la educación más accesible.

Invertir en Educación

La Educación es el cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU y clave para conseguir muchos otros. CPR Invest Education aplica un riguroso enfoque sostenible para generar un impacto positivo en la sociedad e integra los factores ESG en dos etapas. En la primera, se excluyen las empresas con peores puntuaciones en criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, así como en otros criterios que consideramos relevantes para la temática del fondo. En la segunda fase, aplicamos un filtro que excluye a las compañías que ya han tenido episodios controvertidos.

Invertir en educación con CPR Invest Education

El universo de inversión se estructura en torno a tres pilares para crear un enfoque integral del ecosistema educativo. El pilar central “instalaciones educativas”, comprende los sectores de acceso a la educación y el entorno laboral e incorpora las escuelas de educación primaria, secundaria, universidades, plataformas de formación online, agencias de empleo…etc.

Este pilar se apoya en otros dos relacionados: “Contenidos y Herramientas Educativas”, que incluye editores de contenidos académicos, revistas profesionales, canales y medios educativos y todo lo relacionado con EdTech y “Servicios Educativos” que se ofrecen a los estudiantes, donde se puede englobar el transporte, la restauración o las residencias de estudiantes.

Este universo está experimentando un rápido crecimiento. De hecho, el 25% del mismo no estaba cotizaba antes de 2015. A nivel geográfico, los grandes impulsores son los países anglosajones y las regiones emergentes.

Se trata de una solución para alinear sentido y oportunidad de crecimiento a largo plazo.